Inteligencia artificial para reconocimiento de pasos en sistemas de seguridad

Este sistema puede identificar con éxito a una persona simplemente caminando sobre una almohadilla de presión en el piso y analizando su paso en 3D

Compartir:

Cada persona tiene aproximadamente 24 diferentes factores y movimientos particulares al caminar, por lo que cada individuo tiene un patrón único y singular en sus pasos.

Es por ello que investigadores de la Universidad de Manchester, en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid, España, desarrollaron un sistema de verificación biométrica de inteligencia artificial (AI) de última generación, que puede medir el modo de caminar o andar individual.


Este sistema puede identificar con éxito a una persona simplemente caminando sobre una almohadilla de presión en el piso y analizando su paso en 3D, detallaron los expertos a través de un comunicado de la Universidad de Manchester.

La biometría física, como las huellas dactilares, el reconocimiento facial y las exploraciones de retinas, se usan con mayor frecuencia por razones de seguridad.

Sin embargo, la biometría de comportamiento como el reconocimiento de la marcha, también obtiene firmas únicas de los patrones naturales de movimiento de las personas.

Omar Costilla Reyes, de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de Manchester, comentó que cada ser humano tiene aproximadamente 24 factores y movimientos diferentes al caminar, lo que puede utilizarse para reconocer e identificar a un individuo.

Para crear este sistema de IA, el equipo de trabajo usó SfootBD, una base de datos de pasos que hasta la fecha es la más grande en la historia, al incluir casi 20 mil señales de pasos de 127 individuos diferentes.

El especialista precisó que con IA fue posible superar el desafío de registrar las variaciones de los movimientos de los pasos de manera manual.

Destacó que un beneficio de este sistema es que el proceso no es invasivo para el individuo. “La persona ni siquiera necesita quitarse el calzado cuando camina sobre las almohadillas de presión, ya que no se basa en la huella sino en su forma de andar”, enfatizó.

Al identificar los movimientos, este sistema tiene otras aplicaciones: “la investigación también se está desarrollando para abordar el problema de salud de los marcadores para el deterioro cognitivo y la aparición de enfermedades mentales, mediante el uso de datos de pasos crudos de un sensor de suelo de área amplia”, aseguró Costilla Reyes.

El equipo puso a prueba su sistema utilizando una gran cantidad de denominados “impostores” y un pequeño número de usuarios, en tres escenarios diferentes: en el aeropuerto, el lugar de trabajo y el hogar. En promedio, este desarrollo de IA identificó a un individuo con sólo una tasa de error de 0.7.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...