Detectan ‘gigantesca’ reserva de agua dulce bajo el océano Atlántico

Se cree que durante el fin de la Era de Hielo, grandes cantidades de agua dulce quedaron atrapadas en sedimentos rocosos, algo que los expertos llaman "agua fósil"

Compartir:

Geólogos de la Universidad de Columbia hallaron lo que podría ser uno de los tesoros más grandes y no nos referimos a oro o cofres piratas; se trata de agua dulce.

De acuerdo con la BBC, los geólogos afirman que en la costa noreste de Estados Unidos reposan casi 3.000 kilómetros cúbicos de agua dulce atrapada en sedimentos porosos bajo el agua salada del mar.

Señalan que si la reserva estuviera en la superficie, formaría un lago de cerca de 40.000 km2 y según cálculos, la reserva recorre desde la costa del estado de Massachusetts hasta Nueva Jersey y abarca unos 350 km de la costa del Atlántico en esa región de EU.

Para detectar la reserva de agua, los investigadores utilizaron ondas electromagnéticas.

Una pista que ya tenían es que en los años 70, algunas compañías petroleras que perforaban la costa no extraían petróleo sino agua dulce. Los investigadores, sin embargo, no sabían si solo eran depósitos aislados o algo mucho más grande.

El agua salada es una mejor conductora de ondas electromagnéticas que el agua dulce, así que por el tipo de señales de baja conductancia que recibieron pudieron concluir que ahí abajo había agua dulce.

Cabe destacar que los geólogos creen que el agua dulce pudo almacenarse ahí de dos maneras.

Por una parte, se cree que durante el fin de la Era de Hielo, grandes cantidades de agua dulce quedaron atrapadas en sedimentos rocosos, algo que los expertos llaman “agua fósil”.

Pero las investigaciones recientes muestran que los depósitos probablemente también se alimentan de la lluvia y de cuerpos de agua que se filtra a través de los sedimentos en la tierra y llegan hasta el mar.

Según explica el coautor del estudio, Kerry Key, si se quisiera utilizar el agua de las partes más lejanas del acuífero, tendría que ser desalinizada para la mayoría de sus usos, pero, en todo caso, el costo sería menor que procesar agua de mar.

El estudio de Key sugiere que estas reservas podrían hallarse en muchas otras partes del mundo, y podrían abastecer de agua dulce a lugares áridos que la necesitan urgentemente.

-Con información de BBC.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...