Detectan desde Chile polvo alrededor de estrella Próxima Centauri

La estrella Próxima Centauri, una débil enana roja, es la más cercana al Sol ya que está a solo cuatro años luz, en la constelación meridional de Centaurus

Compartir:

El radiotelescopio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), ubicado en el norte chileno, detectó polvo alrededor de Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sistema Solar, informó hoy el ESO en un comunicado.

El Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) apuntó que las observaciones “revelan el resplandor procedente de polvo frío en una región que está a una distancia de Próxima Centauri, que supone entre una y cuatro veces la que separa a la Tierra del Sol”.

“Los datos también insinúan la presencia de un cinturón de polvo externo incluso más frío que puede indicar la presencia de un complejo sistema planetario. Estas estructuras son similares a los cinturones mucho más grandes del Sistema Solar y también se espera que estén formadas por partículas de roca y hielo”, añadió.

La estrella Próxima Centauri, una débil enana roja, es la más cercana al Sol ya que está a solo cuatro años luz, en la constelación meridional de Centaurus.

Está orbitada por “Próxima b”, un planeta templado del tamaño de la Tierra descubierto en 2016 que es, además, el planeta más cercano al Sistema Solar.

El científico Guillem Anglada, del español Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC), dijo que “el polvo alrededor de Próxima es importante porque, tras el descubrimiento del planeta terrestre Próxima b, es el primer indicio de la presencia de un complejo sistema planetario alrededor de la estrella más cercana al Sol”.

Precisó que “Próxima Centauri puede tener un sistema múltiple de planetas con una rica historia de interacciones que dieron lugar a la formación de un cinturón de polvo. Estudios más profundos podrían proporcionar información para localizar la ubicación de planetas adicionales que todavía no han sido identificados”.

De acuerdo al comunicado, “los cinturones de polvo son los restos del material que no se incorporó a cuerpos de mayor tamaño, como pueden ser los planetas. Las partículas de roca y hielo en estos cinturones varían en tamaño: desde el más diminuto grano de polvo, más pequeño que un milímetro, hasta cuerpos tipo asteroide”.

Acotó que “también hay pistas, en los datos de ALMA, que apuntan a la presencia de otro posible cinturón de polvo incluso más frío unas diez veces más lejos. De confirmarse, la naturaleza de un cinturón exterior resultaría intrigante, dado su entorno muy frío lejos de una estrella que es más fría y más débil que el Sol”.

ALMA contempla 66 radiotelescopios de siete y 12 metros de diámetro, ubicados en el altiplano chileno, a más de cinco mil metros de altura sobre el nivel del mar, que permiten observar longitudes de onda milimétricas y submilimétricas.

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y cuenta con el respaldo de Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...