Con mejoras, Justina se alista para competencia de robótica en Japón

Fue creado para desarrollar quehaceres del hogar y la oficina, y ser totalmente autónomo, pero además interactúa con los humanos

Compartir:

Con algunas novedades en el software, Justina, el robot de servicio creado por estudiantes de ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) viajará a Nagoya, Japón, para representar a México en la competencia denominada Robocup 2017.

Jesús Savage Carmona, responsable del Laboratorio de Bio-Robótica y autor del proyecto, comentó que Justina tiene nuevas técnicas de inteligencia artificial en su software, para planear sus acciones en forma dinámica y pueda construir un plan propio después de una orden.

A este prototipo, que ganó el Torneo Mexicano de Robótica 2017, se le incorporó una base para desplazarse hacia los lados, así como un torso mecánico que sube y baja, con la finalidad de levantar objetos del piso o tomarlos desde lugares altos.

Fue creado para desarrollar quehaceres del hogar y la oficina, y ser totalmente autónomo, pero además interactúa con los humanos debido a que tiene un perfil psicológico que le permite reconocer rostros, voces y objetos.

El académico reconoció que se tienen algunos problemas por resolver, pero el equipo trabaja todos los días, incluso sábados y domingos, para lograr un buen papel en Nagoya.

“Cuando uno va a ese tipo de competencias empieza a haber un cansancio, al que le llaman jet lag, van pasando los días y los estudiantes de alguna forma bajan su rendimiento. Nos ha ido bien en las pruebas que hemos hecho anteriormente en México, y si seguimos probando, Justina va a funcionar y hará un buen papel en Japón”, afirmó.

De acuerdo con UNAM Global, Savage Carmona recordó que en la RoboCup de Atlanta 2007, Justina obtuvo el tercer lugar, y fue la primera vez que un equipo iberoamericano se subió al podio de la premiación.

Compartir: