Así será el rostro humano en el futuro

Afirman que la dieta influiría en los cambios de las proporciones craneales

Compartir:

Según investigaciones de diversos especialistas, el rostro humano continuará evolucionando como una manera de convivir con sus semejantes y en se prevé que en un futuro sus proporciones craneales sean más reducidas.

Por una parte, la arqueóloga de la Universidad de York, Penny Spikins, ha afirmado que el rostro humano “se transformó de ser más intimidante, que era una ventaja para competir, a otro que era conveniente para llevarse bien con los semejantes”.


Mientras tanto, Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga, señala que “si nuestro cráneo sigue evolucionando, lo previsible sería que continuase con la juvenilización en las proporciones craneales” lo que llevaría a una cara más reducida, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón de menores dimensiones y una bóveda craneal más globular y desarrollada.

Lo anterior sería de esperar si se continúa un proceso que se conoce como neotenia, es decir, que el humano pueda alcanzar la adultez reteniendo características juveniles.
David Perrett, investigador de la Universidad de Saint Andrews, afirma que la evolución humana seguirá su curso y la dieta será factor importante dentro de las modificaciones en la forma de la cara.

Según la ciencia, la cara del humano ha cambiado bastante desde el supuesto ancestro común que compartimos con los chimpancés hace unos 6 o 7 millones de años. Entre los cambios más notorios destacan la cresta de la frente reducida, frente aplanada, bozal y mentón menos pronunciados”.

“La forma básica del rostro humano surgió hace unos dos millones de años y los cambios, desde entonces, acentuaron que se acorten las facciones gradualmente”, según indica Erik Trinkaus, profesor del Departamento de Antropología de la Universidad de Washington.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...