¡Que comience la operación bikini!

    ¿Lista? Con estos consejos estarás más que lista para lucir tu figura

    Compartir:

    Que el verano no te tome desprevenida. Si quieres perder poco peso, la alimentación será tu mejor aliada.

    Hay que aclarar que no estamos hablando del milagro de perder 10 kilos, para eso haría falta algo más. Pero si quieres deshacerte de un par de kilos, aquí te traemos la clave: empléate a fondo con la alimentación saludable y con cabeza.

    No se trata de hacer una dieta todavía más estricta, sino de cuidar lo que comes, en el más estricto sentido de la palabra.

    Aquí nuestros alimentos preferidos para no morir en el intento de lucir un cuerpazo.

    Manzanas: la fruta que hace milagros

    Ya sabes que tomar fruta es una de las bases del éxito de tu operación bikini. Pero, ¿sabes cuáles son las más sanas y las que tienen menos calorías? Sin duda, si sólo nos pudiéramos quedar con una, sería la manzana. “An apple a day keeps the doctor away”, rezaba el dicho inglés, y lo cierto es que sí, una manzana al día es lo mejor para mantener alejado al doctor.

    Además de disminuir tu colesterol malo, la manzana aporta dos tipos de antioxidantes clave a la hora de reducir peso: pectina y polifenoles -ten en cuenta que están presentes sobre todo en su piel-. Éstos actúan en el organismo arrastrando las toxinas y las grasas, ayudando a eliminar todo lo que sobra. Y un punto extra: la pectina tiene efecto saciante.

    Un delicioso aliado: el sushi

    Cada vez que comes sushi piensas: está riquísimo y me sienta de maravilla, me sacia sin hacer que me sienta hinchada. Sí, sabemos que te encanta. Pues sigue así, vas por el buen camino. El sushi aporta una carga calórica baja, con lo cual, no tienes que dominarte demasiado si te apetece comerlo.

    Eso sí, aunque es un alimento muy saludable, es algo más calórico que otros alimentos debido al arroz que conlleva, por lo que si estás haciendo dieta es mejor que optes por el sashimi, y si quieres mantenerte o cuidar la línea, come sushi sin miedo. Además, ten en cuenta que estás consumiendo el pescado y el alga en crudo, con todos los beneficios que eso conlleva: la absorción de ácidos grasos beneficiosos para tu cuerpo es mucho más elevada que cuando están cocinados. Disfruta, puedes comer sushi sin traicionar a tu operación bikini. Y es que la gastronomía japonesa es una de nuestras favoritas.

    ¿Cansada del agua? El té es tu aliado.

    Llegas a casa absolutamente deshidratada -sí, el calor ya ha comenzado a causar estragos-, pero no te apetece beber agua. ¿Un refresco? ¡No! Quieres perder esos dos últimos kilos que tanto cariño te han cogido, ¿recuerdas? Así que manténte alejada de las burbujas. Apuesta por el té.

    Está más que probado que tomar té ayuda a perder peso con mayor facilidad, así que acompaña tus comidas con él, o tómalo a media tarde -eso sí, es mejor que lo ingieras hasta las 20.00h ya que en ese momento tu metabolismo comienza a ralentizarse y entonces sólo conseguirías retener líquidos-.

    Té verde, rojo, negro, blanco, de hierbas o, si no quieres tomar cafeína, rooibos. Elige el que más te guste, haz una jarra grande, ponle mucho hielo y métela en el refrigerador. Así, cada vez que lo abras en busca de algo rico -y que probablemente engorde-, estará ahí esperándote, como un bálsamo para calmar tu ansiedad.

    Dosis de proteínas

    Después de tanta fruta y verdura estamos seguras de que necesitas una buena dosis de proteínas. ¿Carne roja? No. Es mejor que elijas pollo o pavo, ya que su carne contiene un menor índice de grasas, se digiere más rápidamente, tiene menos calorías y aporta más proteínas.


    Lógicamente, durante la operación bikini deberías cocinarlo a la plancha, pero no caigas en la rutina. Marinalo antes con cítricos y especias para que quede más jugosa. Utiliza un día naranja y otro una mezcla de limón y lima. También puedes probar con soja, o ponerle jengibre, pimienta o romero para que no le falte un toque aromático. Incluso puedes atreverte con un punto de miel -en su justa medida claro-, para endulzarlo antes de pasarlo por la plancha. Y como guarnición, puedes elegir todas las verduras que quieras: zanahoria, calabacín, pimiento… ¡Pon tu imaginación a trabajar!

    ¿Lista? Con estos consejos estarás más que lista para lucir tu figura.

    Compartir: