Los fotógrafos de moda están ligados al arte

    Compartir:

    La editora mexicana Karla Martínez de Salas mencionó que la moda y el arte tienen una relación especial, porque considera que las fotografías y los especialistas en ese arte siempre se han inspirado en la pintura.

    “Crean un arte de contar historias y enseñarle a la gente parte de la actualidad, así como a interpretar por medio de sus ojos cómo ven el mundo”, señaló la directora Editorial de Vogue México y Latinoamérica.

    Martínez de Salas fue entrevistada por Notimex poco antes de la inauguración exposición Vogue Like a Painting en el Museo Franz Mayer, la cual reúne más de 65 piezas de los archivos de Condé Nast de los últimos 80 años y explora la influencia de la historia del arte en los fotógrafos que han colaborado con la editorial.

    “Creo que es una relación muy especial y este museo es un lugar perfecto para este tipo de exposición porque a Franz Mayer le encantaba la fotografía, era algo muy especial para él, entonces fue una buena decisión para nosotros hacerlo aquí”, indicó.

    Karla aseguró que para la revista la fotografía es una parte integral, “una parte del ADN de Vogue”, es decir, importante, por lo que para sus imágenes no eligen a cualquier persona, sino que hacen una curaduría muy especial de los fotógrafos que incluyen para que creen esas historias.

    “Ahorita por ejemplo estamos trabajando en un proyecto muy grande para nuestra edición de octubre de aniversario, con varios fotógrafos internacionales, pero también mexicanos”, platicó la responsable de la publicación desde 2016.

    Karla aseguró que no solo apoyan al talento extranjero si no también al local, prueba de ello es que su edición de agosto lo realizaron con Stefan Ruiz, un fotógrafo de ascendencia mexicana, quien creció en Estados Unidos.

    “También con Tania Franco Klein que es una profesional muy joven, yo creo que no tiene ni 30 años, vive entre Los Ángeles y México, ha tenido exhibiciones con The New Yorker, se inspira en el arte”, relató.

    Para hacer la selección de su contenido, Karla comenta que de repente se deben mover rápido y otras veces se requiere más planeación, por lo que es más lento, aunque en el caso de la portada de septiembre solo les tomó cuatro días.

    “Por lo general tenemos una lista de fotógrafos y colaboradores con los que trabajamos y tratamos de crecer con ellos, porque me encanta ser fiel a la gente que trabaja con nosotros y que hace un gran esfuerzo para crear imágenes increíbles”, destacó.

    Lo anterior como hizo el joven abogado y publicista Condé Montrose Nast, quien en el siglo XX compró la cabecera Vogue, una gaceta semanal en la que se informaba a la élite neoyorquina sobre la oferta cultural, para transformarla en una publicación que conectara a marcas de lujo con potenciales consumidoras, mediante un contenido gráfico e editorial de alto nivel.

    Ante el interés de Nast por la fotografía, creó una plataforma con el fin de impulsar la carrera de diferentes artistas, con quienes firmó contratos de exclusividad e incluyó a fotógrafos, ilustradores y directores de arte ajenos al mundo de la moda, a quienes dio la libertad creativa.

    “Muchas veces les indico lo que quiero creativamente, pero ellos me proponen una idea y me convencen, es muy colaborativo, creo que eso es lo increíble de poder trabajar con fotógrafos tan talentosos que de repente ellos ven algo de otra manera y te sorprenden los resultados”, concluyó Martínez.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...