¿Estás usando la bolsa correcta?

    Compartir:

    Si tu no te crees poderosa ¿quién lo hará por ti?

    Es importante que todo ese poder que quieres proyectar hacía afuera, empiece en ti misma, que te lo creas.

    Primero, ser poderosa contigo misma, tienes que conocer a la perfección tus virtudes y defectos personales para que puedas trabajar en ellos y poder demostrarle al mundo quién eres en realidad.

    ¿Sabías que tu personalidad también se proyecta en tu bolsa?

    Es por eso que debes tomar en cuenta siempre su tamaño, su color, la forma, la marca e incluso la forma en la que la utilizas.

     

     

    ¿A qué nos referimos con estructura?

    Son todas estas bolsas que tienen formas geométricas ya sean cuadradas, rectangulares o circulares de materiales rígidos.

    Por lo general serán de cuero o piel sintética.

    Este tipo de bolsas son ideales para la oficina o si quieres tener una imagen más autoritaria.

    Hay ocasiones en las que queremos mostrar un poco más de formalidad y las BOLSAS CON ESTRUCTURA son ideales para este fin.

    Los ángulos y el volumen harán que te perciban más “seria” por así decirlo pero como lo mencionamos anteriormente hay infinidad de bolsas por lo que si gustas mostrarte más formal te aconsejamos que busques una bolsa estructurada sin detalles y en colores neutros como el negro, el beige o el vino.

    Si tienes una figura CURVY este tipo de bolsa es perfecta para ti, ya que su estructura romperá con las curvas de tu silueta.

    Ahora… no por utilizar una bolsa estructurada significa que serás “aburrida” o formal.

    También existen las bolsas con estructura divertidas y con mucho color.

    Como lo mencionamos anteriormente, la bolsa también va con tu personalidad por lo que si eres más atrevida puedes buscar colores más vivos.

    Recuerda que hay que tener en cuenta nuestro tipo de cuerpo por lo que si tu estructura es rectangular te aconsejamos alejarte un poco de las bolsas con esta figura.

     

    El segundo grupo son las bolsas que por lo general son de tela o algún textil menos rígido, es decir, estas bolsas que a simple vista parece que no tienen forma geométrica alguna.

    Son bolsas que usamos más en nuestro del día a día aunque son perfectas para un fin de semana o esos días en los que quieres estar más relajada.

    Hay que tener cuidado con estas bolsas porque a veces creemos que son infinitas y que nos cabe TODO! pero no es así, intenta no meter demasiadas cosas o algo muy pesado ya que puedes llegar a deformar la bolsa y agregar volumen a nuestro cuerpo.

    La básica regla que has escuchado de la bolsa café o negra para que te veas sería y poderosa, ¡ha cambiado!

    Hoy en día, existen diversos colores en los bolsos pero queremos recordarte que el bolso también es parte de look y no forzosamente tiene que combinar con tus zapatos o cinturón, utiliza tal vez un color que haga contraste con tu look para que se vuelva un punto focal y en automático le de un “upgrade” a toda tu imagen de poder.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...