Ser influencer conlleva una responsabilidad social

Después del sismo de magnitud 7.1 que afectó a diversos estados del país, influencers de diversas plataformas dejaron de lado su contenido habitual, se organizaron y se enfocaron en compartir información sobre las acciones de rescate

Compartir:

Los líderes de opinión actuales o también denominados influencers, que utilizan las redes sociales y plataformas digitales, están conscientes que su número de seguidores y el espacio que utilizan conlleva una responsabilidad social útil al momento de ayudar a la comunidad; así lo comprobaron con las acciones de ayuda que surgieron a partir del sismo del 19 de septiembre pasado.

“Algo que he aprendido en todo este tiempo que llevo haciendo blogs, es que cuando tienes un espacio tan grande, que puede dar eco a la voz de mucha gente, tienes que usarlo y tu ego tiene que estar al lado, es una responsabilidad social, es un servicio a la comunidad, en ese momento dije, que tantos seguidores también sirvan para eso”, declaró Alejandro Toledo, blogger y youtuber.

Comentó que después del sismo de magnitud 7.1 que afectó a diversos estados del país, influencers de diversas plataformas dejaron de lado su contenido habitual, se organizaron y se enfocaron en compartir información sobre las acciones de rescate y ayuda a los damnificados.

“Si tengo cuentas en redes sociales con muchos seguidores, no puedo hacerme de la vista gorda, mi contenido puede esperar”, comentó.

Alex Toledo, como aparece en redes sociales, denominó como una cuestión ética el compartir contenido que sea útil para las personas que lo consumen, tanto en redes sociales como otras plataformas.

“Es regresarle a la gente algo de lo que te ha dado, todos los que vivimos de internet y de los blogs, nos debemos a la gente, que todos los días nos dedica tiempo de su vida para vernos, leernos, ver nuestros videos; por eso esta responsabilidad social es una cuestión ética, moral, cívica, que nosotros tenemos que devolver, es un deber, estamos obligados como generadores de contenido”, indicó.

Platicó que en las horas y días posteriores al sismo, los influencers tuvieron un papel destacado al momento de compartir información, pues sus seguidores les solicitaron ayuda y por cuestión de confianza, se informaban a través de sus cuentas.

Además, señaló que debido a la cantidad de datos que se compartían a nivel nacional, comenzó a haber problemas de desinformación, que las redes resolvieron con mecanismos de verificación de información.

“Fue un error que en redes no hubo, los que estábamos compartiendo información, realmente teníamos la convicción de ayudar, de dar información que sirviera, porque era importante, era un trabajo en conjunto, era un trabajo en equipo que ni el gobierno, ni los medios de comunicación entraron, inclusive los desplazamos”, declaró.

Contó que el día del sismo sus seguidores le mandaron una gran cantidad de mensajes en Facebook e Instagram compartiéndole lo que ocurría y también le solicitaron ayuda para localizar personas y para pedir colaboración en trabajos de rescate.

“Inmediatamente después de ver todo el caos que había yo abrí mis redes sociales para que estuvieran como al servicio de la comunidad, de la sociedad, hice una imagen muy simple de: si necesitas ayuda, mis redes sociales están abiertas a ustedes, si tienen algún aviso o quieren contactar con alguien háganmelo saber”, comentó Alex Toledo.

“Algo muy interesante es que me llegaron avisos de gente desaparecida y gracias a esos avisos encontramos a cinco personas, a través de Instagram y las mismas personas me confirmaban que ya las habían encontrado”, dijo.

Explicó que, junto con otros influencers, se comunicaron y replicaron la información manera organizada, a través de hashtag únicos; indicó que no importaba el número de seguidores que tuvieran, lo significativo era compartir información útil.

“Lo que empezamos a hacer, sin querer, fue un decálogo de reglas para publicar la información y una de las reglas era, si tu posteo tiene más de ocho horas bórralo; si yo publicaba a las ocho de la mañana a las seis de la tarde lo quitaba”, declaró.

“Era muy caótico al principio porque no sabía cómo organizarlos, cómo irlos publicando, lo que empecé a hacer intuitivamente fue empezar a publicar los mensajes de las zonas donde estaba cerca”.

Toledo relató que con la aparición de cuentas dedicadas exclusivamente a la verificación de la información como Verificado 19-S, Inforeal y México en vivo, la contingencia fue evolucionando de manera más organizada.

De esa manera, declaró que la forma de comunicar de los influencers cambió para atender otras necesidades que los usuarios pedían, incluso atender a otras zonas que no habían sido tomadas en cuenta.

“En Twitter publicaba como 80 veces al día, en Instagram tenía como 80 historias y las iba borrando, eso hice durante los primeros días, pero en los siguientes días fui a las zonas afectadas y mi forma de compartir cambió, porque ya lo estaba viviendo en tiempo real y ya era información de primera mano”, comentó.

Alex contó que una vez que la emergencia por los rescates pasó, se dio cuenta que podía seguir contribuyendo a superar la crisis, por medio de información para atender los síntomas de estrés, ansiedad y psicosis que se estaba presentando en la sociedad.

“Yo me puse a hacer unos videos sobre esto, porque la gente estaba entrando en un estrés postraumático y en ansiedad, les daba algunos ejercicios de relajación, mucha gente me escribió agradeciéndome, y me decían que eso necesitaban”, relató.

Alex suma en sus redes sociales más de 100 mil seguidores, aseguró que la participación de los jóvenes fue el factor determinante para lograr dicha organización, no sólo en redes sino en lo real, que propició acciones de rescate y ayuda.

“Yo creo que fue una gran sorpresa, no sólo para México sino para el mundo, fue una perspectiva global, no sólo para los millenials mexicanos, ahora nos tocó a nosotros representar a todos para demostrar que no somos apáticos, que no somos antisociales, que aunque parezca que estamos metidos todo el tiempo en el teléfono, estamos sabiendo del mundo”, afirmó Toledo.

Expresó que en el caso de los influencers con dichos acontecimientos comprobaron el poder y alcance que tienen las redes sociales y plataformas digitales, que antes sólo lo habían imaginado.

“Con esto del terremoto, los influencers vimos el poder de las redes sociales, como que nos cayó el veinte de dónde estamos parados, de lo que tenemos en las manos”, señaló.

“Este terremoto nos vino a sacudir la conciencia a todos los mexicanos, yo creo que esto va a tener serias repercusiones en el 2018, yo creo que por primera vez, ese dicho de los mexicanos no tienen memoria no se va a cumplir”.

Alex Toledo afirmó que la organización en redes y la respuesta social es un parteaguas para la sociedad y la forma en que cada uno actuará en momentos posteriores donde se requiera la participación ciudadana.

“Es un parteaguas para bien, cambió la conciencia, somos muchos arriba del barco y se van a sumar más todavía y los que estamos arriba del barco, tenemos muy clara la dirección de la vela”, declaró.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...