Investigación sobre Ayotzinapa evidencia incineramiento: Peña

El Mandatario federal reconoce que no se ha alcanzado el objetivo de paz y tranquilidad. “La PGR atrajo lo que era un tema del orden local en el estado de Guerrero, para ver qué había ocurrido con los jóvenes que estaban desaparecidos”, señala. “Me quedo con la insatisfacción de aquello que no se logró atender suficientemente”, indica en un video.

Compartir:

El Presidente Enrique Peña Nieto reconoció que no obstante que en los primeros años de su administración hubo una reducción en los índices de criminalidad, “lamentablemente al cierre del sexenio se registra un repunte en los niveles delictivos, por lo que no se ha alcanzado el objetivo de darle a los mexicanos paz y tranquilidad”.

Al realizar un balance previo al Sexto Informe de Gobierno, el Presidente Peña Nieto dijo que sobre el caso Ayotzinapa se queda con la insatisfacción de aquello que no se logró atender suficientemente, y afirmó que este asunto será un gran reto para la próxima administración en el ámbito de la seguridad.


A través de su cuenta en Twitter @EPN, el Jefe del Ejecutivo federal escribió: “El caso Ayotzinapa y lo que aún le debemos a los mexicanos”, mensaje que acompañó de un video de dos minutos en el que hace un balance de su gestión en materia de seguridad.

El Presidente relata que en su administración se suscita el evento de Ayotzinapa, con la desaparición de 43 jóvenes, un 26 de septiembre de 2014.

“La PGR atrajo lo que era un tema del orden local en el estado de Guerrero, para ver qué había ocurrido con los jóvenes que estaban desaparecidos. De ahí vino una investigación profunda y amplia, y más cuando, evidentemente, se generó un eco ante la demanda muy sentida y justa de los padres de familia por saber qué había pasado con sus hijos”, precisó.

En su mensaje aseguró que la investigación ahí está; sin embargo, ante la negativa y el rechazo de los padres de familia por aceptar los alcances de la investigación que realizó la Procuraduría General de la República (PGR), “en donde había evidencias claras y contundentes de que muy lamentablemente los 43 jóvenes habían sido incinerados por un grupo delincuencial que operaba en el estado de Guerrero, fue necesario incluso abrir la investigación a una Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”.

El Primer Mandatario subrayó que integrantes de esa comisión interamericana pudieron conocer la investigación que había realizado la PGR y reiteró que en lo personal, y con el dolor que le causa, y con lo que significa la pena para los padres de familia, el Presidente Peña Nieto está “en la convicción que lamentablemente, pasó justamente lo que la investigación arrojó”.

“Sé que lamentablemente la pérdida de un hijo no hay forma de repararla. Son hechos que nunca más se deben repetir en nuestro país. Me quedo con la insatisfacción de aquello que no se logró atender suficientemente y será un gran reto para la próxima administración, es en el ámbito de la seguridad”, indicó.

El Presidente Peña detalla que “no obstante que en los primeros años de esta administración viene una reducción notable y significativa en los índices de criminalidad, lamentablemente al cierre de este sexenio, nuevamente hubo un repunte en los índices de criminalidad.

“No hemos alcanzado el objetivo de darle a los mexicanos paz y tranquilidad en cualquier parte de la geografía nacional”, señaló.

 

‘EN MI ADMINISTRACIÓN HUBO DESACIERTOS Y FALLAS, PERO PESE A ESO ESTOY SATISFECHO’

En su espacio de Radio Fórmula, Joaquín López-Dóriga entrevistó al Presidente Peña Nieto, a unos días de que entregue su Sexto Informe Presidencial.

Destacó que esta es la primera vez que ofrece una entrevista fuera de Los Pinos o de Palacio Nacional.

“Es la primera vez que salgo de Los Pinos o de Palacio Nacional para una entrevista”, dijo.

Agregó que nadie imagina los retos y desafíos que enfrenta a diario el Presidente de la República y aceptó que algunos objetivos y avances no se cumplieron durante su sexenio, como el de combate a la inseguridad.

“No me siento satisfecho por logros en seguridad”, afirmó.

Destacó la Reforma Educativa como un parteaguas y con la que se logró tener calidad en la educación, así como inversión histórica en infraestructura educativa.

“Con la Reforma Educativa dejamos de ser rehenes de un grupo y se impulsó la educación de calidad”, aseveró.

Sobre la Reforma Fiscal, dijo que México recauda poco, pero que de no haberla implementado, el país hubiera tenido una crisis económica.

“De no ser por la reforma fiscal México hubiera caído en una crisis económica ante la caída drástica de los precios del petróleo”, explicó.

Añadió que el llamado ‘gasolinazo’ se realizó por justicia y responsabilidad del Estado, pues no podía mantener un subsidio a los combustibles, toda vez que era inequitativo y por eso se liberalizaron los precios.

Detalló que en México el 70 por ciento de la gasolina la consume la gente de mayor ingreso.

El Presidente también destacó que los niveles de inflación, los cuales durante su sexenio, aseguró,  fueron los más bajos en promedio en los últimos 48 años, además de que el país creció al doble de la anterior administración.

Aseveró que gracias a la implementación de las reformas estructurales, el mundo vio en México un país dónde invertir, por lo que se ha acreditado como una nación confiable.

Indicó que por primera vez se tuvo un superávit primario, que es cuando el gobierno gasta menos y tiene más ingresos.

Señaló que en el mundo hay un ambiente muy antisistémico que pone en duda la actuación de sus gobernantes, por lo que se le atribuye todo lo que pasa en el país. “El presidente no es responsable de todo”.

Aceptó que durante su administración hubo desaciertos y fallas, pero pese a eso “estoy satisfecho”.

“Asimilas la responsabilidad de ser Presidente de la República hasta que te sientas en la silla”, enfatizó.

Sobre las elecciones, el Ejecutivo federal indicó que el PRI venía “con un gran desgaste por el clima antisistémico, con un gran desgaste del presidente” y que por eso se decidió por postular a José Antonio Meade.

Destacó que la jornada electoral se desarrolló con paz y tranquilidad, así como con altísima participación.

Acerca de Andrés Manuel López Obrador, Presidente electo de México, dijo que ha habido signos inéditos, por lo que se está en un proceso de transición armonioso y constructivo.

“Le deseo (a López Obrador) el mayor de los éxitos y que le vaya bien”, aseguró.

Admitió que los peores momentos de su mandato fueron La Casa Blanca, Iguala, la fuga de ‘El Chapo’, los sismos de septiembre, huracanes, la visita de Donald Trump y los gasolinazos.

Asimismo, señaló como sus mejores momentos la firma del Pacto por México y las reformas estructurales.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...