La soberanía se defiende con la fuerza de la razón: Peña Nieto

Al encabezar la toma de protesta de bandera a soldados y marineros del Servicio Militar Nacional (SMN) clase 1999, anticipados y remisos, el Ejecutivo federal afirmó que en la era de la globalización, México hace valer sus principios y defiende sus intereses con responsabilidad y sin estridencias

Compartir:

El Presidente Enrique Peña Nieto aseveró que la defensa de la soberanía nacional se realiza no sólo con las armas, sino también, y sobre todo, con la fuerza de la razón, el Derecho y el entendimiento.

Al encabezar la toma de protesta de bandera a soldados y marineros del Servicio Militar Nacional (SMN) clase 1999, anticipados y remisos, el Ejecutivo federal afirmó que en la era de la globalización, México hace valer sus principios y defiende sus intereses con responsabilidad y sin estridencias.

“Con responsabilidad, México ha construido consensos para seguir avanzando por el camino de la apertura comercial, la integración económica y la buena vecindad”, subrayó ante su gabinete legal y ampliado y mandos militares y navales.

En el Campo Militar Marte, Peña Nieto subrayó que “ser juarista es vivir con apego a los principios que enarboló el Presidente Benito Juárez, es no traicionar sus ideales ni sus aspiraciones”.

Agregó que es defender la ley y proteger las instituciones, “es fortalecer nuestro régimen federal, republicano y democrático, respetar la libertad de expresión y ser tolerante con quienes piensan diferente”.

El Primer Mandatario refirió que el presidente Benito Juárez “nos legó los pilares políticos del México actual: institucionalidad, legalidad, libertades fundamentales, división de Poderes y federalismo”.

Agregó que destacó su invariable compromiso con el fortalecimiento del Estado de Derecho y con la defensa de las instituciones.

Subrayó que como servidor público “la ley fue su espada y su escudo y jamás condicionó la aplicación de la ley, ya que luchó siempre por el respeto a la Constitución y la consolidación de nuestro sistema democrático”.

El Presidente añadió que Benito Juárez también trabajó por un país de derechos y libertades, y una de las garantías que más apreciaba era la de pensar, hablar y escribir libremente y de ahí su compromiso con la libertad de expresión.

Resaltó que también fue su confianza en la educación como el medio social más justo para ampliar las oportunidades de superación de todos los mexicanos, ya que la instrucción es la primera base de la prosperidad de un pueblo.

Por su parte, a nombre de los conscriptos del servicio militar, José Antonio Villalba Morales, recordó que hace 156 años las armas nacionales se cubrieron de gloria al derrotar en la Batalla de Puebla a las tropas francesas en los fuertes de Loreto y Guadalupe.

Señaló que cada 5 de Mayo en todo el país se honra el legado de aquellos héroes que con valor, lealtad y patriotismo defendieron nuestra libertad e independencia aun a costa de su propia vida.

 

‘EL LEGADO DE BENITO JUÁREZ, MÁS VIGENTE QUE NUNCA’

En el marco de la conmemoración de la gesta heroica del 5 de Mayo, el Presidente Enrique Peña Nieto reiteró que “el legado de Benito Juárez está más vigente que nunca, debemos continuar honrando su memoria, pero, sobre todo, practicando en los hechos su pensamiento y su acción”.

En la ceremonia en la que tomó la Protesta de Bandera a los Soldados y Marineros del Servicio Militar Nacional clase 1999, Anticipados, Remisos y Mujeres Voluntarias, el Presidente destacó que “en el Siglo XXI, ser juarista es vivir con apego a los principios que enarboló el Benemérito de las Américas; es no traicionar sus ideales ni sus aspiraciones”.

“Ser juarista es defender la Ley y proteger a nuestras instituciones. Es fortalecer nuestro régimen Federal, Republicano y Democrático. Ser juarista es respetar la libertad de expresión y ser tolerante con quienes piensan distinto a nosotros; es velar por el avance de la educación de nuestros niños y jóvenes”, agregó.

Al resaltar que el Benemérito de las Américas fue uno de los grandes artífices del México moderno, enfatizó que “él nos legó los pilares políticos del México actual: institucionalidad, legalidad, libertades fundamentales, división de Poderes y federalismo”.

“Entre sus virtudes destacó su invariable compromiso con el fortalecimiento del Estado de Derecho y con la defensa de las instituciones. Como servidor público, la Ley fue su espada y su escudo. Jamás condicionó la aplicación de la Ley, luchó siempre por el respeto a la Constitución y por la consolidación de nuestro sistema democrático”, insistió el Ejecutivo federal.

El Presidente Peña aseveró que “Benito Juárez también trabajó por la construcción de un México de derechos y libertades, como él mismo sostenía: libertad, libertad en todo y para todos; es nuestro programa y hemos de llevarlo a cabo”.

“Una de las garantías que más apreciaba era la de pensar, hablar y escribir libremente. Su compromiso con la libertad de expresión lo resumió con las siguientes palabras: mis compatriotas no serán molestados por sus opiniones manifestadas de palabra o por escrito, yo las respetaré y haré que se respeten”, apuntó.

También, continuó, “fue admirable su confianza en la educación como el medio social más justo para ampliar las oportunidades de superación de todos los mexicanos. Por eso afirmaba que la instrucción es la primera base de la prosperidad de un pueblo, a la vez que el medio más seguro para hacer imposibles los abusos del poder”.

“De ahí su determinación de que todas las escuelas primarias sean dirigidas por personas que reúnan la instrucción y la moralidad que se requieren para desempeñar con acierto el cargo de preceptores de la juventud”, abundó.

Ante integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, generales, almirantes, jefes, capitanes, oficiales, cadetes, clases, tropa y marinería, así como personal militar en la honrosa situación de retiro, el Primer Mandatario puntualizó que a 156 años de la gesta heroica del 5 de mayo, “hoy la defensa de la soberanía nacional no sólo se realiza con las armas, sino también, y sobre todo, con la fuerza de la razón, el derecho y el entendimiento”.

“En la era de la globalización, México hace valer sus principios y defiende sus intereses frente a otros países con firmeza y decisión, con responsabilidad y prudencia, con entereza y dignidad”, aseveró.

Mencionó que “sin estridencias, y sí con seriedad, hemos construido consensos para seguir avanzando por el camino de la apertura comercial, de la integración económica y de la buena vecindad, en beneficio de todas y todos los mexicanos”.

Resaltó que “ello no sólo ha contribuido a consolidar la presencia de nuestro país en el mundo, sino también a fortalecer a México como un actor relevante en la solución de los grandes desafíos globales”.

A los jóvenes que tomaron Protesta de Bandera en el Campo Marte, así como a más de 46 mil jóvenes en todo el país, el Primer Mandatario les expresó que “completar la capacitación que ofrecen nuestras Fuerzas Armadas representa un honor, pero también el deber de actuar con apego a los valores patrios y de participar activamente en la construcción de un mejor país”.

“No es casualidad que este acto se realice en el marco de la conmemoración de la Batalla de Puebla, una de las hazañas militares que más enorgullecen a los mexicanos” dijo; y precisó que en lo que va de su Administración más de dos millones de mexicanos han cumplido el Servicio Militar Nacional.

“Los invito a buscar inspiración en el ejemplo de los héroes nacionales para hacer de México un país a la altura de nuestros más altos anhelos”.

“México es nuestra única Bandera, es la razón de nuestra unidad, identidad y esperanza, es nuestra casa común y es nuestra misión colectiva”.

“Juntos sigamos construyendo el país de bienestar y progreso por el que hemos trabajado muchas generaciones de mexicanos”, finalizó.

 

EL 5 DE MAYO SE MOSTRÓ AL MUNDO LA LEALTAD, EL HONOR, EL ORGULLO, LA GALLARDÍA, LA DIGNIDAD Y EL CORAJE DE LOS MEXICANOS: JOSÉ ANTONIO VILLALBA MORALES, SOLDADO DEL SMN

El soldado del Servicio Militar Nacional, José Antonio Villalba Morales, recordó que el 5 de mayo de 1862 “los valientes mexicanos demostraron al mundo que no hay enemigo débil cuando se trata de defender nuestra soberanía”, y afirmó que ese día “la lealtad, el honor y el orgullo, la gallardía, la dignidad y el coraje de los mexicanos hicieron que cumplieran en aquellos momentos con la Patria”.

Dijo que esos valores son los que se inculcan en las instalaciones del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea a la juventud mexicana que cumple con el Servicio Militar Nacional.

Expuso que “convivir de cerca con nuestros soldados y marinos ha sido una experiencia única. Nos han compartido sus enseñanzas, fomentando en nosotros valores morales, éticos, cívicos y patrióticos que, sin duda, nos conducen a ser mejores ciudadanos”.

Dio a conocer que en cada sesión de adiestramiento se aprenden los conocimientos básicos de la doctrina militar, incrementando sus habilidades, valores y virtudes, y se fortalece su identidad nacional, que es el factor determinante para el desarrollo integral del Estado Mexicano.

Después de la Protesta de Bandera, expresó al Presidente Enrique Peña Nieto: “tenga la certeza que, al protestar honrarla con lealtad y constancia, estamos conscientes del elevado compromiso que adquirimos con la Patria. Estamos conscientes de que debemos sumarnos al progreso y desarrollo de México, el México que todos anhelamos”.

Añadió que “las lecciones del pasado nos enseñan a las nuevas generaciones que debemos ser garantes de nuestra democracia y libertad, de nuestra independencia y soberanía”.

Exhortó a quienes prestan el Servicio Militar Nacional a transitar “por el camino de la rectitud y de la unidad, y no por el sendero escabroso de maldad que siguen quienes, con acciones crueles y cobardes, dañan a la niñez y juventud, y lastiman a México”.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...