El progreso no tiene atajos ni fórmulas mágicas: Peña

Al participar en la Reunión Plenaria de Consejeros de Citibanamex, expuso tres condiciones para el país: asegurar un entorno de estabilidad social y económica para no poner el riesgo el bienestar de las familias

Compartir:

 

Al clausurar este viernes la 26ª Reunión Plenaria de Consejeros 2018 de Citibanamex, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que “para atender las exigencias de una sociedad cada vez más informada y por lo tanto, más demandante, los países deben construir sobre lo que se ha alcanzado, redefinir aquello que puede mejorar y plantear una agenda con visión de largo plazo en favor de las mexicanas y los mexicanos”.

“Todo esto sólo se puede lograr con el trabajo conjunto de toda la sociedad. No hay atajos ni fórmulas mágicas en el camino al progreso”, destacó.

Al felicitar a Citibanamex por el ejercicio democrático que llevaron a cabo al invitar a los candidatos a la Presidencia para escuchar sus propuestas, señaló que un proceso democrático se trata de eso, “de poder escuchar, de poder evaluar y de poder ponderar en su justa dimensión, y en un juicio objetivo y crítico, las plataformas y propuestas que cada candidata y candidato tengan, su viabilidad, y lo que habrá de depararle al país a partir de la instrumentación de sus propuestas con el sentido de responsabilidad que cada uno tendrá que asumir”.

“Ejercicios como éste de participación de los candidatos son los que permiten, realmente, tomar a la ciudadanía un juicio objetivo”, con sentido de responsabilidad para con nuestra Nación, aseveró.

“Deseo que se haga cumplir este propósito y felicito a Citibanamex por este ejercicio que ha realizado en favor de la democracia de nuestro país”, añadió.

A siete meses de finalizar su gestión, compartió tres condiciones que considera indispensables para atender las demandas de la sociedad por instituciones sólidas y mejores servicios: “la primera condición es asegurar un entorno de estabilidad económica y social para no poner en riesgo el bienestar de las familias mexicanas. La segunda condición es desplegar una agenda de políticas públicas que permita satisfacer las demandas sociales. Y la tercera, actuar siempre con visión de largo plazo, incluso, frente a eventos inesperados”.

Al desarrollar cada una de ellas, el Primer Mandatario expuso que la primera condición “es contar con un entorno de estabilidad económica y social que propicie la generación y conservación de la riqueza de las familias y las empresas. Todos los aquí presentes conocen el impacto dañino de los modelos proteccionistas, de la excesiva intervención estatal, y del manejo irresponsable de las finanzas públicas”.

Recordó que “políticas populistas e irresponsables destruyeron en los años 70 y 80 el patrimonio que los mexicanos habían construido durante décadas. Millones de familias vieron cómo se esfumaron sus ahorros, y una generación de jóvenes vio truncados sus sueños de superación profesional y de movilidad social”.

“De ahí la importancia que le hemos dado en esta Administración a la estabilidad económica y al fortalecimiento de nuestras instituciones. El compromiso de mi Administración con la estabilidad económica se ve reflejado en el cumplimiento de las metas de generar un superávit primario, y establecer una trayectoria descendente de la deuda pública”, añadió.

Dijo que “de hecho, en los últimos años, México ha sido el único de los países grandes del G20 y de América Latina que ha logrado esta consolidación fiscal”.

Indicó que “la estabilidad de precios también ha sido una prioridad: al día de hoy nos encontramos más de dos puntos porcentuales por debajo del pico alcanzado en diciembre del año pasado, de 6.85 por ciento a 4.69 por ciento, acercándonos al objetivo del Banco de México”.

Precisó que “incluso considerando el alza en precios del año pasado, la inflación promedio durante esta Administración, 3.9 por ciento, es la más baja de cualquier sexenio en los últimos 48 años.

“A la par de la estabilidad macroeconómica”, continuó, “el desarrollo de nuestro país depende de un marco legal adecuado e instituciones sólidas que garanticen su aplicación. Por eso, establecimos bases sólidas para el Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Transparencia, y pusimos en funcionamiento el Sistema de Justicia Penal Acusatorio”.

Refirió que “si bien hay avances, debemos seguir trabajando para garantizar la plena vigencia del Estado de Derecho, y un ejemplo de ello es la debilidad institucional en numerosas fuerzas policiales a nivel local. En lo que resta de esta Administración continuaremos fortaleciendo las instituciones de procuración de justicia para atender esta profunda demanda social y muy legítima”.

Mencionó que “la segunda condición se refiere a la capacidad de un gobierno para diseñar políticas públicas que satisfagan las demandas de la sociedad. La agenda de reformas estructurales que pusimos en marcha en los últimos años ya está rindiendo frutos”.

Puntualizó que gracias a la Reforma Financiera, “contamos con un sistema financiero más competitivo, con más participantes, que otorga más y mejores créditos y que está mejor protegido”.

Agregó que “en lo que va de la Administración, el financiamiento de la Banca al sector privado, como porcentaje del PIB, aumentó siete puntos, de 27 por ciento a 34 por ciento, su mayor nivel en los últimos 25 años. Esta expansión se ha dado en un contexto de solidez de la Banca Mexicana; un índice de capitalización por encima de los estándares internacionales, una baja tasa de morosidad y un creciente número de participantes”.

También, dijo, “estamos constatando cómo las reformas estructurales se complementan entre sí, por ejemplo: las reformas de competencia y de telecomunicaciones han propiciado la entrada de nuevos participantes y ampliado el acceso de más mexicanos a estos servicios”.

Detalló que “impulsado por una inversión de más de 200 mil millones de pesos en el sector de telecomunicaciones, el número de usuarios de Internet aumentó de 40 a más de 70 millones en lo que va del sexenio”.

Enfatizó que en el sector energético se ve un cambio aún más sustancial ya que hace cinco años había una sola empresa llevando a cabo la exploración y producción de hidrocarburos, Pemex, y hoy hay más de 70 empresas con una inversión prevista de 200 mil millones de dólares.

“El conjunto de reformas se ve reflejado en uno de los resultados que más orgullo me da: la máxima generación de empleos en nuestra historia, que ha superado por mucho la de cualquier otra Administración. Esto es, al final de cuentas, lo que buscamos con la agenda de reformas: la creación de oportunidades para todas y todos los mexicanos”, abundó.

Refirió que la tercera condición “es la importancia de contar con principios y políticas de gobierno con visión de largo plazo, esto aplica para muchos rubros del ejercicio de gobierno, pero se vuelve imperativo cuando inevitablemente hay que reaccionar a eventos inesperados que nos ponen a prueba a todos. Por ejemplo, en la renegociación en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la eliminación de los subsidios a los energéticos y la respuesta ante los sismos”.

En todos los casos, añadió, “hemos tenido que conciliar la Agenda de Gobierno con la respuesta inmediata a la coyuntura, sin poner en riesgo la visión de largo plazo”, aseguró.

“Para ilustrar este punto, puedo mencionar el reto que ha implicado la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, uno de los pilares de nuestra economía durante las últimas dos décadas, en la que México ha mantenido una actitud propositiva, sin ceder ante presiones inaceptables”, apuntó.

Resaltó que “otro suceso impredecible fue el embate de grandes sismos en varios estados que redefinió las prioridades inmediatas del Gobierno de la República, y que nos convocó a unir esfuerzos con la sociedad civil y el sector privado”.

En este punto, expresó su mayor reconocimiento a Citibanamex por el Programa Uno por Uno para apoyar a las familias más afectadas.

“He querido compartir con ustedes estas reflexiones en esta época, en la que a través del voto ciudadano se definirá el futuro de nuestro país, para atender las exigencias de una sociedad cada vez más informada y, por lo tanto, más demandante”, destacó el Presidente Peña Nieto, tras enfatizar que “en México, la ciudadanía hoy demanda instituciones públicas confiables, innovadoras y transparentes, así como más y mejores servicios públicos”.

Refirió que “según un estudio de la OCDE, tanto en México como en la mayor parte de América Latina esto tiene que ver en buena medida con la expansión de la clase media, una de las mayores transformaciones recientes en la región”.

En consecuencia, el reto para los gobiernos es avanzar a la misma velocidad que una sociedad cada vez más educada, más informada y con mayor poder adquisitivo”, finalizó.

 

MÉXICO CUENTA CON UNA DE LAS MEJORES PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO Y DESARROLLO DEL MUNDO: ERNESTO TORRES CANTÚ, DIRECTOR GENERAL DE CITIBANAMEX

Ernesto Torres Cantú, director general de Citibanamex, aseguró que las Reformas Estructurales impulsadas por el Ejecutivo federal, son una decisión de enorme trascendencia “que hoy le confieren a México una de las mejores perspectivas de crecimiento y desarrollo del mundo”.

Indicó que en esta etapa de profunda transformación del país, y en congruencia con sus convicciones, Citibanamex decidió participar de manera activa en el impulso de las reformas; “desde hace mucho tiempo señalamos que el país requería de reformas profundas y bien diseñadas para detonar su enorme potencial. Hoy que las tenemos, las apoyamos, como lo he comentado, con toda decisión y convicción”, señaló.

El director general de Citibanamex fue enfático en afirmar que sería un gran error, con importantes impactos negativos a la economía, el detenerlas o cancelarlas.

Reconoció que como país tenemos diversos pendientes e hizo un llamado para dar todos, sociedad y gobierno, pasos más firmes en la solución de estos problemas y no permitir que se ponga en riesgo lo mucho que ya se ha logrado.

“En Citibanamex creemos firmemente en la necesidad de mantener la estabilidad macroeconómica y continuar la transformación estructural de México como condición indispensable para el crecimiento que el país demanda y alcanzar los niveles de bienestar que anhelamos para todos los mexicanos”, refirió al Presidente Peña Nieto.

“Por eso hemos apoyado el manejo responsable de las finanzas públicas y la aprobación e instrumentación de las Reformas Estructurales promovidas por su gobierno”.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...