Refinerías se harán con manos de pemex: AMLO

Al concluir las visitas a las seis refinerías del país y encabezar aquí un evento con trabajadores de Pemex, anunció que se mejorará el servicio médico y habrá mucho apoyo para los obreros petroleros en esta nueva etapa, donde lo más importante será acabar con la pesadilla que significó el que llamó "periodo neoporfirista".

Compartir:

Será con mano de obra de los propios trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) como se ejecutarán los trabajos de remodelación de las refinerías del país.

Así lo estableció el Presidente Andrés Manuel López Obrador al censurar que en el pasado se privilegiara la contratación de entes privados que no dieron resultados.

“Vamos a que los trabajos se lleven a cabo, en mayor medida, con la administración; ya fue mucho el contratismo, y también demostraron que no son tan eficaces.

“¿Qué hicieron? Hubo mucha corrupción; no quiere decir que no se va a aceptar a las empresas, pero vamos a dar preferencia a las obras por la administración, con trabajadores en activo y transitorios, y con experiencia, que tienen ustedes”, puntualizó López Obrador en el marco de una visita a la refinería “Antonio Manuel Amor Ríos” de la ciudad de Salamanca, Guanajuato.

Por otra parte, López Obrador aseveró que rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y al sector energético permitirá rescatar a México, por lo que anunciará medidas extraordinarias para quitar la carga fiscal a la Empresa productiva del Estado en aras de lograr su autosuficiencia y que se convierta en palanca de desarrollo nacional.

“Estoy por firmar un decreto en el que le va la a quitar a Pemex la carga fiscal; le vamos a quitar los impuestos porque (la Secretaría de) Hacienda (y Crédito Público) se dedicaba a exprimir a Petróleos Mexicanos”, afirmó.

En su visita a la refinería “Antonio Manuel Amor Ríos”, inaugurada el 31 de julio de 1950, señaló que tan sólo para la rehabilitación de este lugar se cuenta con un presupuesto de 2 mil millones de pesos y que el año próximo se anunciará más recursos.

Acompañado del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, así como de los titulares de Pemex, Octavio Romero Oropeza, y de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, recordó que durante las administraciones pasadas se buscó desmantelar tanto a la Empresa Productiva del Estado como al sector energético.

Precisó que tras la aprobación de la reforma energética se estimó que para estas fechas se estarían produciendo 3 millones de barriles diarios porque iba a llegar a “raudales” la inversión privada nacional y extranjera, pero que en los meses de diciembre y enero sólo se alcanzó un millón 650 mil barriles diarios.

“Se esmeraron en destruir la industria petrolera y energética (Comisión Federal de Electricidad); afortunadamente no les dio el tiempo”, anotó el titular del Ejecutivo federal, quien resaltó que se otorgará a Pemex un presupuesto adicional por cerca de 100 mil millones de pesos con relación a lo que se invirtió en 2018.

Resalto que del millón 650 barriles diarios que se producen, actualmente se estima pasar, para 2024, a 2 millones 200 mil barriles diarios, a fin de no sobreexplotar las reservas; “no sólo es extraer el recurso, sino pensar que es un recurso no renovable y que tenemos que dejar a las nuevas generaciones también esta riqueza”.

Además, acotó, “tenemos crudo suficiente para procesar la materia prima, hacer las gasolinas y abastecer las seis refinerías existentes en Minatitlán, Tula, Cadereyta, Madero, Salina Cruz y Salamanca, así como la nueva en Dos Bocas, Tabasco”.

Al resaltar que a finales de este mes se firmarán todos los contratos para 22 campos de producción, dijo que actualmente se consumen 800 mil barriles de gasolinas al día.

“Estamos produciendo 200 mil barriles; compramos 600 mil barriles. Entonces, tenemos que ser autosuficientes; por eso tenemos que mejorar los procesos de refinación, y por eso se va a construir la nueva refinería en Dos Bocas en Paraíso, Tabasco”, planteó.

López Obrador pidió a los trabajadores que estén tranquilos, “seguros de que no va a haber despidos, que están completamente resguardadas sus pensiones, y les digo: Vamos a mejorar mucho el servicio médico, que está mal, pero que va a mejorar”.

“Va a haber mucho apoyo para los trabajadores petroleros. Ya se terminó la pesadilla que significó el llamado modelo neoliberal o neoporfirista; ahora ya es una etapa nueva, en donde lo más importante es acabar con la corrupción y que haya justicia en México”, resaltó el mandatario federal.

Se echa unos de costilla asada

En su trayecto de Salamanca, Guanajuato, a Jilotepec, Estado de México, donde presentó apoyos de los Programas Integrales del Bienestar, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo una escala en Palmillas para comer tacos de costilla asada.

“No perdemos la querencia, pasamos a comer costilla asada en la Barbacoa de Santiago, en Palmillas. Aquí nos tratan bien desde antes, nos consienten”, tuiteó.

“Soy disciplinado, tomo mis medicinas y tengo permiso de mi cardiólogo. ¡Provechito!”, abundó en su cuenta oficial de Twitter (@lopezobrador_).

El titular del Ejecutivo subió una fotografía en la que comparte el pan y la sal con la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle Garcia.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...