‘Nunca, en más de un siglo, se había insultado tanto a un presidente’: AMLO

Ensalza, en mensaje con motivo del segundo aniversario de su victoria electoral, el hecho de anteponer la tolerancia y la no censura

Compartir:

En un mensaje con motivo del segundo aniversario de su victoria electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la tolerancia y la no censura han sido su respuesta a los insultos a su investidura.

“Nunca, en más de un siglo, se había insultado tanto a un Presidente de la República.

“Y la respuesta ha sido la tolerancia y la no censura”, refirió López Obrador.

En otra parte de su alocución, el titular del Ejecutivo federal se jactó de no reprimir al pueblo ni permitir masacres.

Al respecto, López Obrador aseveró que “se eliminó la tortura; no hay otras violaciones a los derechos humanos, que eran prácticas habituales en otros gobiernos.

“Se está haciendo justicia en el caso de los jóvenes de Ayotzinapa; se atiende a víctimas de la violencia y del neoliberalismo, como el caso lamentable de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora”, refirió.

Igualmente, López Obrador se jactó de que en su administración ya no se persiga a nadie

Y de que la oposición se manifieste libremente.

“No se espía ni se persigue a nadie, y la oposición se manifiesta con libertad”, hizo notar.

Por otra parte, López Obrador presumió de haber roto la tendencia histórica del crecimiento del delito de homicidio y que en los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y criminales ya no hay tantos muertos.

“Durante el tiempo que llevamos en el gobierno hemos podido mantener sin aumentos sensibles el delito de homicidio y hemos roto la tendencia histórica de su crecimiento.

“Aquí destaco que ahora, a diferencia de otros tiempos, los enfrentamientos entre elementos del orden y las bandas de la delincuencia son más los heridos y detenidos que los muertos, es decir, se acabó el ‘remátalos, el mátalos en caliente y la orden de que ustedes hagan su trabajo y nosotros nos encargamos de los derechos humanos'”, aseveró sobre ambos puntos.

Por otra parte, López Obrador se congratuló con las Fuerzas Armadas y con todos los servidores públicos encargados de la seguridad.

“Agradezco mucho el apoyo y la lealtad de las Fuerzas Armadas; de manera especial el apoyo del general secretario de la Defensa y del almirante Ojeda, secretario de Marina”, dijo el titular del Ejecutivo federal sobre las primeras.

En cuanto a los segundos, destacó el hecho de que actúen con perseverancia, profesionalismo, rectitud e inteligencia.

Respecto al ramo social, López Obrador dijo proyectar que los programas en la materia lleguen al 70 por ciento de las familias del país para finales de este año.

“Antes de la crisis sanitaria, 18 millones de hogares en nuestro país, de un total de 32 millones, eran beneficiados de al menos uno de los programas sociales en curso, es decir, el 55 por ciento del total de familias.

“Ahora nos hemos propuesto, para finales de este año, llegar a 25 millones de hogares, el 70 por ciento de las familias del país”, puntualizó.

Y que en el 70 por ciento de las familias del país al que se pretende que lleguen los programas sociales figuran trabajadores del Estado, maestros, médicos, enfermeras, soldados, policías, oficinistas, administradores, técnicos, obreros y empleados de Petróleos Mexicanos (Pemex), de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de otras empresas públicas.

Es decir, que, a decir del titular del Ejecutivo federal, “va desde los muy pobres hasta la clase media”.

En otro orden de ideas, López Obrador aseveró que si bien existe un auténtico Estado de Derecho y hay más participación ciudadana, denunciará, sin titubeos y con firmeza, cualquier intento de fraude electoral el próximo año.

“Por eso he dicho que en las próximas elecciones, sin dejar de respetar las decisiones de los órganos electorales autónomos, como el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, vamos a estar todos atentos para que las elecciones sean verdaderamente libres y limpias.

“Cuando hace unos días expresé este compromiso por la democracia, algunos se molestaron y empezaron a vociferar que eso era intromisión, injerencia.

“Olvidan que la democracia implica, en primer lugar, el respeto al mandato del pueblo, un mandato que en el pasado reciente fue atropellado por las prácticas del fraude”, puntualizó López Obrador.

En ese tenor, se dijo decidido a erradicar por completo el fraude electoral.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...