Gobierno no va a encubrir a nadie en caso Ayotzinapa: López Obrador

En lo que fue su primera conferencia matutina como presidente de la República, también dijo que están garantizadas inversiones del aeropuerto de Texcoco

Compartir:

El gobierno de México no va a encubrir a nadie y no va a ser cómplice de violaciones a los derechos humanos en el caso Ayotzinapa, subrayó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su primera conferencia de prensa matutina como Ejecutivo federal, anunció la creación del acuerdo para crear la Comisión de la Verdad en este caso, y enfatizó que su gobierno “va a cooperar, no se va a ocultar la verdad, no vamos a encubrir a nadie.


“El presidente de México no va a ser cómplice de violaciones de los derechos humanos y se va a investigar (la desaparición de los normalistas)”, dijo en la rueda de prensa realizada en el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

Sobre la probable participación del Ejército en estos hechos, el mandatario reiteró su postura y dejó en claro que “la investigación tiene que incluir a todo el gobierno, a todas las personas involucradas”, precisó en la conferencia a la que asistió el encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), Alejandro Gertz Manero.

“Considero que en el supuesto de que elementos del Ejército estuviesen involucrados, en vez de debilitarse esta institución tan importante para la vida pública de la población, se fortalecería, se hace un deslinde”, indicó acompañado por su gabinete de seguridad, con el que tuvo una reunión a las 6:00 horas.

La característica de esta comisión de gobierno, es que dará todas las facilidades para que se conozca la verdad, y se castigue a los autores materiales e intelectuales, responsables de estos hechos, con “respeto a la autonomía del Poder Judicial y respeto a la Fiscalía General que será la instancia encargada de crear la Comisión de la Verdad”, indicó.

En la conferencia en la que estuvieron presentes los secretarios de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval; de Marina, José Rafael Ojeda; de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Seguridad, Alfonso Durazo, el Presidente recalcó que la reunión con este gabinete se debe a que la seguridad es “el tema que más preocupa a los mexicanos”.

López Obrador destacó que su administración no va a establecer “ningún acuerdo ilegal” con la delincuencia organizada, pues afirmó que está muy claro “que tiene que haber una línea divisoria o una frontera entre autoridad y delincuencia. Cuando no hay esa frontera, ya no existe la autoridad, y vamos a procurar que se respete a la autoridad”.

Dio a conocer que la víspera se desplazaron y estuvieron en actividad 35 mil 745 elementos de las policías Militar, Naval y Federal, en 150 coordinaciones del país, y que se están fortaleciendo estos agrupamientos con el apoyo de agentes estatales y municipales.

Informó que en los dos primeros días de su gobierno, se cometieron 50 homicidios por día, lo que significa una reducción en el promedio, aunque aclaró que se está verificando la fuente de información para tener una cifra clara.

Dijo que uno de los tres temas principales en la relación con el gobierno de Estados Unidos, es la delincuencia organizada y el narcotráfico.

También aseguró que se pondrá especial atención a los delitos que afectan a los mexicanos, como el homicidio, el robo a casa habitación, en transporte y de vehículos, así como el secuestro.

Explicó que presentó una propuesta para que junto con Canadá y Estados Unidos se impulse el desarrollo en los países de Centroamérica, con inversión tripartita, para que las empresas y gobiernos de los tres países “podamos iniciar un plan para impulsar el desarrollo de sur a norte en América Central y en Norteamérica, para de esa forma enfrentar el fenómeno migratorio”.

En este tema, aseveró que la situación en Tijuana, Baja California, a donde llegó la caravana de migrantes, tiende a normalizarse; el gobierno federal les está prestando atención médica, y alimentación en coordinación con el Ejército y la Marina.

Están garantizadas inversiones del aeropuerto de Texcoco, asegura López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que continúa el plan para la construcción de dos pistas en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, y que en el caso del proyecto de Texcoco, el fideicomiso de inversión es para proteger a los inversionistas.

En su primera conferencia de prensa matutina como Ejecutivo federal, abundó que sólo se va a mantener el fideicomiso para respaldar los bonos, “para que el gobierno cumpla su palabra y que los accionistas no pierdan, que estas inversiones se garanticen”.

Consideró que el malentendido se originó por el hecho de que este instrumento financiero se mantiene, “porque es un proceso abierto, pero incluso, puede iniciarse la construcción de las otras pistas en Santa Lucía, pero el fideicomiso continúa hasta que se termine todo el proceso que tiene que ver con las inversiones”.

Explicó que sólo permanece lo que tiene que ver con el fideicomiso, y que “lo otro (la cancelación de la construcción del aeropuerto en Texcoco), es un asunto que tiene que ver con la decisión de los ciudadanos”.

En el Salón Tesorería de Palacio Nacional, y acompañado por su gabinete de seguridad, expuso que este fideicomiso debe seguir existiendo, pues “se tienen que solventar todos los compromisos, es el aval y se va a garantizar a todos el respaldo de las acciones, esto para los inversionistas y para los contratistas”.

Reiteró que están garantizadas las inversiones de los accionistas y  también se está llegando a acuerdos con las empresas constructoras, ya que desde el inicio de su gobierno se van a respaldar esas inversiones con bonos que se destinaron para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Recalcó que todos los compromisos se van a cumplir, y anunció que este lunes tendrá una reunión con el secretario de Hacienda, que es la dependencia que atiende el asunto, y  el martes se informará sobre todo el procedimiento que tiene que ver con la nueva terminal aérea.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...