El Presidente inaugura la exposición ‘Vaticano: de San Pedro a Francisco’

Dijo que el conocimiento de nuestra historia será lo que permita apreciar de mejor manera 'lo que éramos, como hemos evolucionado, lo que hoy hemos alcanzado, y lo que nos proponemos seguir logrando hacia adelante'

Compartir:

Al inaugurar este martes la exposición ‘Vaticano: de San Pedro a Francisco’, acompañado de su esposa, Angélica Rivera de Peña, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que México se construye y disfruta de su grandeza todos los días, y “no es que esperemos a alcanzar un estadio de mejor nación algún día”.

“Hay quienes así lo quieren apreciar y hay quienes no. Al final de cuentas esta es una nación que debe enorgullecernos por lo que somos, por nuestras raíces, por nuestros orígenes, por lo que somos como sociedad y por los logros que hemos alcanzado”, subrayó.


Aseguró que México “sin duda ha avanzado, y a veces a los mexicanos escapa tener este reconocimiento de los logros que colectivamente hemos alcanzado, y que en más de una ocasión he señalado que no son logros de un Gobierno, de una Administración; son logros de toda una sociedad que ha evolucionado, que ha avanzado, que ha superado condiciones muy adversas del pasado, de nuestra historia, y que por supuesto hoy estamos en mejores condiciones”.

El Primer Mandatario dijo que “hoy México está celebrando 25 años de haber reanudado las relaciones diplomáticas entre el Estado Mexicano y el Estado Vaticano”.

Agregó que, además, “nos confirmamos como un Estado laico, que respeta la libertad de expresión, la libertad religiosa; que respeta la libertad de credo y que no la combate”.

“Esto es lo que caracteriza a un Estado laico, y México reafirmó esta condición al restablecer las relaciones diplomáticas con el Estado Vaticano”, mencionó.

Indicó que desde entonces “México ha celebrado la visita que en siete ocasiones hicieran los Jefes del Estado Vaticano, los Papas, a nuestro país”.

Resaltó que ello vino a reafirmar “esta relación de respeto, de cordialidad que priva entre el estado Vaticano y el Estado Mexicano”.

Destacó que en este marco de buena relación es que “hoy podemos celebrar la exposición que estamos inaugurando, de las obras que están en el acervo cultural y artístico del Vaticano en nuestro país”.

Puntualizó que en la exposición “habremos de apreciar los mexicanos dos mil años de historia”. Dijo que “no se entendería la historia del mundo, particularmente occidental, sin la participación, sin la presencia, sin el impacto y sin lo alcanzado por el Estado Vaticano, por la religión católica en todo el mundo, y de manera muy especial en nuestro país”.

“Los mexicanos habremos de ver esta magna obra con enorme sentido de alegría, de orgullo, de apreciar estas obras de arte, que no están dirigidas para ser observadas y apreciadas sólo por la feligresía católica, sino por todos los mexicanos”, puntualizó.

El Ejecutivo Federal agradeció a monseñor Jean-Louis Brugués, delegado oficial de la Santa Sede, “por la disposición de Su Santidad, el Papa Francisco, para que esta obra venga a nuestro país”.

De igual forma, reconoció a su esposa, Angélica Rivera de Peña, por ser “promotora incansable para que esta obra se presente en nuestro país”.

Pidió a monseñor Jean-Louis Brugués transmitir a Su Santidad el Papa Francisco “nuestro agradecimiento por prestarnos un poquito de la obra cultural del Vaticano, por permitirnos exponerla para todo el pueblo mexicano”.

Hágale saber, añadió, “que el pueblo mexicano le aprecia y le quiere, y que el Presidente de la República le envía un saludo respetuoso, muy afectuoso, muy cordial, deseándole que siga disfrutando de plena salud y que siga cumpliendo con la tarea misional y pastoral que él encabeza”.

El Presidente Peña Nieto refirió que hoy “México está de fiesta, está cargado de ánimo, no sólo por la exposición, sino por el futbol, porque el día de ayer (domingo) le ganamos a Alemania, el equipo campeón del mundo, uno a cero, cuando todos estaban pensando que eso no era posible”.

“Nuestra Selección, nuestros representantes, el seleccionado nacional, auténticamente nos dio una gran lección a todos los mexicanos. Porque había muchos, y yo me atrevo a decir, o a suponer por lo que dicen varias encuestas, que a lo mejor la gran mayoría de los mexicanos llegaron a pensar que México difícilmente podría derrotar a Alemania, y justamente ocurrió lo contrario, México le ganó a Alemania”, precisó.

Refirió que hoy los principales medios de comunicación de México y de otros país resaltaron el valor histórico que esto tiene. “Según recogí en algunas de las notas, el que un país no europeo le ganara a Alemania no ocurría desde el 2002, cuando Brasil entonces derrotó a este país”, indicó.

“La verdad es que para México fue una gran lección, porque la Selección Nacional nos dejó ver que podemos estar muy por encima de lo que creemos y de lo que pensamos, de las percepciones que a veces entre nosotros vamos alimentando y que llegamos a tener, y que pudimos derrotar a la primera potencia futbolística del mundo”, señaló.

“Fue un gran logro y una gran lección para los mexicanos, porque para aspirar a ser lo que queremos, una gran nación, primero tenemos que creérnosla, tenemos que creer que podemos ser, y que tenemos la capacidad de alcanzar mejores estadios, mejores condiciones y un peldaño más dentro de la escala mundial”, dijo.

 

CON LA EXPOSICIÓN SE CONMEMORA EL 25 ANIVERSARIO DEL RESTABLECIMIENTO DE RELACIONES ENTRE MÉXICO Y LA SANTA SEDE: MONSEÑOR JEAN-LOUIS BRUGUÉS

Monseñor Jean-Louis Brugués, delegado oficial de la Santa Sede, afirmó que la motivación inmediata de la exposición la ofrece la conmemoración del 25 Aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Estado Mexicano y la Santa Sede, las cuales calificó como “relaciones de diálogo y encuentro, que, nos auguramos, sigan dando frutos de concordia y cooperación mutua para el servicio y el bien común de todos los mexicanos”.

Asimismo, indicó que junto a tan importante motivación, en la realización de esta iniciativa han estado y están, particularmente, presentes, también, el deseo, el propósito de ofrecer al pueblo mexicano, católicos o no, la posibilidad de vivir la experiencia de adentrarse en el conocimiento de al menos una parte del rico patrimonio de la Iglesia Católica.

Consideró que el visitante de la exposición, admirando el rico material que se expone, podrá sensiblemente adentrarse en algunos de los grandes y memorables momentos eclesiales de San Pedro a Francisco, que para siempre quedarán en el recuerdo y en la historia de la Iglesia y de la misma humanidad.

Al mismo tiempo, añadió, en su recorrido podrá, consciente del origen y finalidad de las obras expuestas, aprender de ellas, una gran riqueza y consuelo espiritual.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...