El PRI está unido y ganaremos el 2017 y el 2018: Peña

Mientras otros partidos están divididos o en peligro de extinción; el partido tricolor está fuerte, añade el primer mandatario durante el 88 Aniversario de la Fundación del Partido Revolucionario Institucional (PRI)

Compartir:

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que el PRI ganará las elecciones de 2017 y las presidenciales de 2018.

Peña Nieto convocó a los mexicanos a defender los avances económicos y el desarrollo del país, ya que en las próximas elecciones está en juego el futuro de la nación, para que la sociedad tenga acceso a la educación y los jóvenes la posibilidad de encontrar empleo tal y como ocurre ahora.

Al encabezar la ceremonia del 88 Aniversario de la Fundación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que se llevó a cabo en el Auditorio Plutarco Elías Calles, afirmó que lo que está en riesgo es la modernización de los sectores energético, educativo y telecomunicaciones que han sido impulsados por la actual administración.

Manifestó que la oposición “no comprende estos cambios” lo que evidencia que no está preparada para gobernar, ya que la derecha enarbola la parálisis y el retroceso, en tanto la izquierda demagógica representa un salto al vacío, mientras que el PRI garantiza modernidad y desarrollo.

Acompañado por los secretarios de Hacienda, José Antonio Meade; del Energía, Pedro Joaquín Coldwell; de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero; de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de Salud, José Narro Robles; y del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, externó que por encima de intereses personales o de grupo está el trabajo en equipo.

Las decisiones adoptadas por el gobierno federal no han sido populares, pero han sido tomadas por el bien de México, las cuales llegaron a romper inercias para transformar al país.

“Son cambios con responsabilidad que a diferencia de los gobiernos de oposición que no se atrevieron a hacer estos cambios, nosotros sí y asumimos los costos para impulsar esta transformación.”

El Ejecutivo Federal expuso que el gobierno federal nunca cedió a las presiones de un grupo que se oponía a la implementación de la reforma educativa y con ello el estancamiento de este sector, lo cual sería imperdonable e injusto para la niñez y juventud mexicana.

Asimismo, dijo, que el Estado doblegó a los monopolios que atentaban contra los intereses de las familias y manifestó que su administración “no se podía haber quedado de brazos cruzados en la modernización del sector energético.”

Argumentó que los ajustes a las gasolinas fue costoso, pero era necesario, ya que si no se hacía implicaba recortes a programas sociales y que la estabilidad económica se viera afectada.

Señaló que los partidos de oposición rechazaron estas alzas bajo un oportunismo político y exigían que los combustibles siguieran subsidiados, con lo cual, demostraron que no tienen visión de Estado y que están dispuestos a criticar para ganar aplausos fáciles, sin importarles el sacrificio de la economía.

Peña Nieto afirmó que el país no sólo se enfrenta a problemas del exterior sino también del interior, situación por la que la derecha, enarbola retrocesos y parálisis económica y la izquierda demagógica saltos al vacío.

 

Compartir: