Fuerzas Armadas actúan ante un vacío legal: Peña

Después que la Corte invalidara la Ley de Seguridad Interior está pendiente el marco jurídico que regule su actuación contra el crimen organizado, señala el Presidente

Compartir:

Al encabezar la ceremonia de Imposición de Condecoraciones y Ascensos, en el marco del 108 Aniversario de la Revolución Mexicana, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró este martes que gracias a sus notables contribuciones en materia de seguridad, nuestras Fuerzas Armadas “se han ganado el respeto y el cariño de los mexicanos, principalmente en las zonas más vulnerables del país”.

Refirió que en la actualidad las Fuerzas Armadas “también son una fuerza a favor de la paz y la tranquilidad entre la población”.


“Hacer frente al reto de seguridad pública habría sido impensable sin la decidida participación de las Fuerzas Armadas. Ciertamente, se trata de un respaldo subsidiario y temporal, que se brinda a distintos estados de nuestro país, a petición expresa de los gobernadores”, subrayó.

Precisó que “ante la debilidad de las policías locales, haber procedido de otra forma habría significado abandonar a su suerte a la población afectada”.

Frente a esta realidad, añadió, “es indispensable contar con un marco jurídico que regule la participación del Ejército, Fuerza Aérea y Armada en materia de seguridad interior”.

“Ahora que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se ha pronunciado respecto a la ley promulgada en diciembre del año pasado, nuevamente estamos frente a un vacío legal que debe ser subsanado. Corresponderá a la nueva Legislatura y al próximo gobierno dar la certeza jurídica necesaria para la creación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad interior”, puntualizó.

En el evento, realizado en el Campo Marte, el Primer Mandatario señaló que “desde la conformación del Ejército Constitucionalista, origen de nuestras Fuerzas Armadas, soldados, pilotos y marinos han sido factor de cohesión, estabilidad y desarrollo para el país”.

Destacó que, por sus profundas consecuencias en los ámbitos político, económico, social y cultural, “la Revolución Mexicana pasó de ser un movimiento armado a un movimiento social; se transformó de una etapa dominada por caudillos y batallas a un proyecto de nación, plasmado en nuestra Carta Magna”.

Agregó que la Revolución “permitió transitar de la lucha por el poder entre facciones a una ideología viva y legalmente constituida para hacer realidad las causas del pueblo”.

“Es una influencia tan profunda, que los postulados de la Revolución siguen vigentes y son parte de la vida diaria de cada ciudadano y de la nación entera. Me refiero a pilares de nuestra Patria como el respeto al orden constitucional vigente, en donde están expresadas las aspiraciones comunes de los mexicanos, más allá de la visión de un Gobierno; al fortalecimiento de nuestra democracia, en la que los ciudadanos eligen con libertad a sus gobernantes, comparando y decidiendo entre diferentes proyectos”, indicó.

Mencionó que “la Revolución también nos dejó clara la importancia y utilidad de respetar el sano equilibrio entre Poderes, en el entendido de que son los contrapesos los que garantizan la salud y la viabilidad de la República”.

Finalmente, dijo, “otro de los grandes legados de la Revolución fue la creación de instituciones, gracias a las cuales se ha dado rumbo y estabilidad a la nación durante más de un siglo”.

“Fortalecer nuestro régimen democrático y favorecer la justicia social, como máximos postulados emanados de la Revolución Mexicana, ha sido una guía del Gobierno que encabecé durante los últimos seis años”, refirió el Ejecutivo Federal.

Añadió que “con la Reforma Político-Electoral dimos un paso fundamental hacia la equidad de género. Así, por primera vez logramos que los partidos políticos otorgaran el 50 por ciento de sus candidaturas a mujeres. Esto ha permitido que México sea uno de los países con mayor proporción de mujeres en su Congreso Federal”.

Señaló que al mismo tiempo, “continuamos el esfuerzo revolucionario de lograr un país más incluyente”.

En el ámbito laboral, aseguró, “destaca la creación histórica de más de cuatro millones de empleos formales y la mayor recuperación del salario mínimo en más de 30 años. Logramos también que 6.2 millones de mexicanos más tengan acceso a los servicios de salud, y que 3.4 millones de mexicanos más cuenten con los beneficios de la seguridad social”.

“Asimismo, en estos seis años dos millones de personas superaron la pobreza extrema y las carencias sociales se encuentran en sus mínimos históricos”, expresó.

“Estos son sólo algunos de los logros colectivos de una nación que fortalece su democracia y avanza hacia una mayor justicia social con confianza, credibilidad, y algo muy importante: con estabilidad”, afirmó.

El Presidente Peña Nieto expresó su gran reconocimiento a la labor realizada “por los dos altos mandos de nuestras Fuerzas Armadas: el general secretario de la Defensa Nacional, y el almirante secretario de Marina, por haberse entregado en estos últimos seis años con absoluta vocación de servicio, con lealtad a México, con compromiso institucional, con respeto a la indicación superior del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, pero sobre todo con un enorme compromiso en el fortalecimiento de nuestros institutos armados”.

En el evento, el Presidente entregó Condecoraciones y Ascensos a integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Marina, y recibió un reconocimiento que le otorgaron las Fuerzas Armadas.

 

ESTE SEXENIO HA SIDO EL DEL DESARROLLO, FORTALEZA Y ENGRANDECIMIENTO DE LAS FUERZAS ARMADAS: GENERAL CIENFUEGOS ZEPEDA

El general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, reconoció la destacada labor del Presidente Peña Nieto como Comandante Supremo, “así como su valentía y determinación para conducir el destino de nuestro país”.

Puntualizó que en estos últimos seis años gracias a su aprobación “se incrementaron de manera significativa los ascensos en las diversas jerarquías del escalón militar, aspecto que, sin duda, ha redundado en el fortalecimiento de la moral de marinos y soldados, pero, sobre todo, en el bienestar de sus familias”.

“Este sexenio ha sido el del desarrollo, fortaleza y engrandecimiento de las Fuerzas Armadas”, refirió.

“Hoy, gracias a su apoyo, México cuenta con Fuerzas Armadas más sólidas, más unidas y más fortalecidas, con un claro concepto del papel que les ha tocado desempeñar ante las exigencias actuales”.

Resaltó que “las Fuerzas Armadas se han mantenido colaborando de manera subsidiaria con las autoridades y gobiernos en las tareas que éstas realizan para procurar tranquilidad de los mexicanos. Así ha sido, así es y así seguirá siendo”.

El general Cienfuegos Zepeda expresó que fue un verdadero honor y privilegio haber servido a México bajo el mando del Presidente Peña Nieto, y subrayó que “las Fuerzas Armadas, como lo hemos hecho, seguiremos cumpliendo los mandatos del Comandante Supremo, apegados a lo establecido en la Carta Magna y a las leyes que de ella emanen, sin protagonismos, sin pretensiones políticas y sin mayor interés que el bien superior de la Patria”.

 

FUERZAS ARMADAS, UNO DE LOS SOPORTES MÁS SÓLIDOS E IMPRESCINDIBLES EN LA VIDA DE MÉXICO: ALMIRANTE VIDAL FRANCISCO SOBERÓN

El almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de Marina, expresó que las Fuerzas Armadas son instituciones que se deben a las y los mexicanos.

“Estamos siempre presentes desde el apoyo a la población civil en casos de desastre y de ayuda humanitaria, hasta en aquellas acciones de seguridad interior que buscan recobrar la paz y la tranquilidad que merece la sociedad mexicana”.

Dijo que “de esta manera, herederas de las luchas de nuestro pueblo, las Fuerzas Armadas desempeñan un papel determinante para la vida de México al ser uno de sus soportes más sólidos e imprescindibles”.

Es una labor, aseguró, “que requiere de personal altamente preparado, capacitado y adiestrado para cumplir tal fin, y que muy particularmente durante esta Administración se potencializó al fijarnos como una de nuestras más grandes metas, contar con mejores elementos, mejores médicos, ingenieros, infantes, administradores, logísticos y pilotos; simplemente mejores soldados, pilotos y marinos”.

Al Presidente Enrique Peña Nieto le agradeció el que siempre haya dispuesto un tiempo para transmitir ánimo y fortaleza moral a los integrantes de las Fuerzas Armadas, “lo que, sin duda, hizo patente su liderazgo y motivó a dar lo mejor de sí a soldados, pilotos y marinos”.

A los elementos hoy ascendidos al grado inmediato superior o que recibieron condecoraciones, el almirante Soberón Sanz les exhortó a que “cada peldaño que escalen en su carrera profesional sea resultado de su empeño por forjar una Nación justa, próspera y en paz, y que cada uno de sus actos sea siempre símbolo de honor, deber, lealtad y patriotismo. Que cada uno de sus pensamientos les recuerde que su vida le pertenece a México”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...