Entregamos un país con fortalezas: Peña

Los mexicanos lo sabemos bien, sin estabilidad económica no hay desarrollo posible, aseguró el mandatario

Compartir:

El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que a la siguiente administración le entregará un país con importantes fortalezas en diversos sectores para que siga creciendo y desarrollándose durante los próximos años.

En su mensaje a la nación desde Palacio Nacional con motivo de su Sexto Informe de Gobierno, el Primer Mandatario detalló que “a la siguiente administración le entregaremos un país con importantes fortalezas: estabilidad política, social y económica, finanzas sanas”.


En el Patio Central de este recinto, dijo que “México ahora está listo para seguir creciendo y desarrollándose en los próximos años”, y destacó que la nación tiene hoy 78 por ciento de contribuyentes a diferencia de hace seis años, y “una deuda manejable y en tendencia decreciente”.

“Este será el punto de partida de la próxima administración, que el 1 de diciembre habrá de asumir la alta responsabilidad de gobernar a México”, dijo y agregó que “hoy somos un país mejor del que éramos hace seis años”, y que lograrlo ha sido desde el primer día de su mandato, su mayor compromiso.

El Presidente de la República señaló que los logros alcanzados por su gobierno están sustentados por hechos y “cifras verificables”, resultado de transformaciones profundas en diversos ámbitos de la vida nacional.

Ante integrantes de su gabinete legal y ampliado, gobernadores, representantes de los Poderes Judicial y Legislativo, e invitados especiales, reconoció que no en todas las asignaturas se alcanzaron los objetivos propuestos.

No obstante, afirmó que en su administración: “Siempre actuamos para remover los obstáculos que habían impedido por largo tiempo un desarrollo pleno; actuamos para ofrecer a cada persona nuevas oportunidades de realización, actuamos para hacer de México un país más justo, libre y próspero”.

Luego de enumerar los logros divididos en cinco rubros fundamentales, subrayó que “juntos hemos cumplido; México tiene resultados tangibles, el mérito es en última instancia de los mexicanos, no de un gobierno, mucho menos de una persona, el crédito les corresponde a todos”.

En su mensaje como titular del Ejecutivo federal precisó que “con apertura y por encima de intereses sectoriales hicimos a un lado nuestras diferencias y trazamos una nueva ruta hacia el futuro”, y señaló que “en distintos momentos fue necesario tomar decisiones difíciles para transformar al país y liberar su potencial”.

“Estoy consciente de que el cambio afectó añejos privilegios. Estuvimos dispuestos a asumir ese costo y a asimilar el desgaste que es consecuencia de emprender profundas transformaciones”, dijo el Presidente en referencia a decisiones polémicas como la eliminación del subsidio a los combustibles.

Peña Nieto apuntó que deja al próximo gobierno la inflación más baja para un sexenio desde hace casi 50 años; nuevos empleos formales que crecen a un ritmo de 800 mil por año, “lo que nos pone en ruta de alcanzar 4 millones de nuevos puestos de trabajo”, en la presente administración.

Destacó además un nuevo modelo energético que permite recuperar la condición de México como potencia en este sector y liberar recursos públicos para fines sociales, así como la mayor inversión extranjera directa en la historia del país, con 192 mil millones de dólares a la fecha, e inversiones comprometidas por casi 200 mil millones de dólares sólo en el sector energético.

Hizo énfasis en el nuevo modelo educativo y proyectos de telecomunicaciones en marcha que llevarán Internet de banda ancha al menos a 92 por ciento de la población para 2024; el doble de la capacidad portuaria que existía al inicio del gobierno, y la renovación de la red carretera y proyectos ferroviarios.

Mencionó el conjunto de “tratados comerciales de nueva generación y relaciones estrechas con todos los países con los que compartimos principios e intereses”, y afirmó que el país ha sido capaz de cambiar “gracias a los acuerdos que forjamos al interior y también a los acuerdos que negociamos en el exterior””.

Dijo que para hacer de México una nación más justa e incluyente, mejor preparada y próspera, y comprometida con la solución de los grandes retos globales, construyó una mejor plataforma de desarrollo, “no sólo para estos seis años, sino para las siguientes décadas”.

Agregó que “esa es la responsabilidad que debe asumir un gobernante con su país: velar por el bienestar colectivo más allá de lo inmediato”, y que con esa convicción ha gobernado “haciendo frente a los retos del presente, pensando en todo momento en forjar un México para las próximas generaciones”.

Peña Nieto reiteró su felicitación al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador por su triunfo electoral en las elecciones del pasado 1 de julio, y le reconoció el diálogo que han establecido para tener una transición ordenada y eficiente, y le deseo como “presidente y como mexicano, el mayor de los éxitos en su gestión”.

 

‘MANEJO INADECUADO DE LAS FINANZAS PÚBLICAS PUEDE DERRUMBAR EN DÍAS LO CONSTRUIDO EN DÉCADAS’

El Presidente Enrique Peña Nieto señaló que a lo largo de sus casi seis años de gobierno se trabajó para liberar el potencial de la economía, impulsar el crecimiento, así como la generación de empleo a lo largo y ancho del país.

“Sin estabilidad económica no hay desarrollo posible. Manejo inadecuado de las finanzas públicas puede derrumbar en días lo construido en décadas”, afirmó en su mensaje con motivo del Sexto y último Informe de Gobierno, en Palacio Nacional.

Resaltó que su gobierno trazó una hoja de ruta clara a partir de tres ejes: consolidar la estabilidad macroeconómica, elevar la productividad y la competitividad de la economía, así como promover un desarrollo regional más equilibrado.

El Ejecutivo federal indicó que velar por la estabilidad económica es una de las responsabilidades más importantes y complejas de quien encabeza el gobierno, pues un manejo inadecuado de las finanzas puede derrumbar en días lo construido en décadas.

Así, “se privilegió por encima de cualquier otra prioridad económica la estabilidad, lo que implicó tomar decisiones difíciles e impopulares, pero necesarias, como realizar una reforma hacendaria para reducir la dependencia fiscal en los ingresos petroleros”.

O bien, eliminar el subsidio a la gasolina, que favorecía a las personas de mayores ingresos a costa de programas que benefician a millones de mexicanos.

Señaló que la combinación de estabilidad, reformas estructurales e impulso regional ha generado una ambiente propicio para el desarrollo económico, pues dijo que “no es casualidad que la economía de México haya tenido un crecimiento anual positivo en cada uno de los 22 trimestres de la administración”.

Además, ésta es la primera vez que esto ocurre en cuatro sexenios y como lo confirman las cifras de la actual administración, “éste es el sexenio del empleo y de la recuperación en el salario mínimo. Éste es el sexenio del turismo y de la inversión extranjera, directa, de la infraestructura, la exportación de alimentos y manifacturas”, entre otros.

Peña Nieto observó que las reformas estructurales en materia económica removieron barreras legales e institucionales que representaban un obstáculo en la productividad y competitividad, generando mejores condiciones para la innovación, la inversión y el desarrollo económico.

Resaltó que aun cuando el verdadero alcance de las reformas será más evidente en los próximos años, ya empiezan a producir resultados tangibles, pues han abierto nuevas oportunidades económicas en sectores fundamentales como el energético y el de telecomunicaciones.

Esa situación, acotó, ha generado mayor empleo, más competencia y menores precios para los consumidores.

El Presidente Enrique Peña Nieto fue claro al señalar que para impulsar un desarrollo más equilibrado se detonó una fuerte inversión en infraestructura, se renovaron las políticas de fomento turístico y agropecuario y se crearon las nuevas zonas económicas especiales.

De esta manera, indicó, se ampliaron las redes carreteras, portuarias, aeroportuarias, eléctricas, de gasoductos y telecomunicaciones, a fin de detonar las vocaciones productivas de cada región y entidad federativa.

Recordó que la misma visión de desarrollo regional fue la que le llevó a asumir, durante su campaña presidencial, los 166 compromisos firmados ante notario público, mismos que al concluir su administración tendrán un cumplimiento del 97 por ciento.

 

‘MÉXICO EMPRENDIÓ LA AGENDA COMERCIAL MÁS AMPLIA DE SU HISTORIA’

El Presidente destacó que durante su administración se emprendió la agenda de negociaciones comerciales más amplia en la historia de México, dirigida a fortalecer las relaciones económicas en los cuatro puntos cardinales.

En los últimos seis años, México ha ampliado y fortalecido sus vínculos con el mundo, a partir de una activa política exterior, que ha sido instrumento para impulsar el desarrollo dentro y fuera del país, apuntó.

En su mensaje a la nación con motivo de su Sexto Informe de Gobierno, Peña Nieto resaltó que su administración ha conducido de manera responsable las relaciones de México con sus principales socios y aliados, de lo que depende en gran medida la prosperidad compartida.

En el acto realizado en Palacio Nacional, afirmó que “México se ha distinguido por su apego al derecho internacional y firme compromiso con el multilateralismo”, y cree en un sistema internacional basado en reglas.

Recordó que se puso al día el Acuerdo Global con la Unión Europea, incluyendo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la Alianza del Pacífico, un nuevo Tratado de Libre Comercio con Panamá, la profundización de los acuerdos con Argentina y Brasil, así como el acercamiento con el Mercosur.

El Primer Mandatario dijo que al oeste se consolidó el nuevo Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, así como las negociaciones para contar con acuerdos comerciales entre la Alianza del Pacífico y Australia, Nueva Zelanda y Singapur.

Hizo mención especial del TLCAN, región a la que México exporta más de 80 por ciento de sus productos.

En ese tema, Peña Nieto reconoció el acuerdo alcanzado con Estados Unidos en ese tratado, lo que disipa la incertidumbre generada en los últimos meses y da certeza a México sobre los términos de su relación comercial más importante.

Recalcó que en esta negociación se cumplieron los objetivos establecidos desde el principio, como mantener la libertad de comercio, no aceptar cuotas y restricciones, así como preservar y fortalecer los instrumentos para la solución de controversias.

El Ejecutivo federal dijo estar convencido de la importancia de que Canadá se mantenga como socio comercial en este instrumento trilateral, pues sostuvo que “Norteamérica es más exitosa cuando se mantiene unida”.

Indicó que su gobierno seguirá dando seguimiento puntual a la negociación bilateral que tendrán esta semana Canadá y Estados Unidos, y se mantendrá la participación en los temas trilaterales.

Ante integrantes de su gabinete, representantes de los Poderes Legislativo y Judicial, gobernadores e invitados especiales, Peña Nieto destacó el papel activo que tuvo México en la negociación de la Agenda 20-30, lo que forma parte de los valores compartidos para hacer frente a los desafíos globales.

Asimismo, el papel destacado en el Acuerdo de París sobre cambio climático y del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, así como el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

En el acto se refirió a casos como el de Venezuela, en el que México ha promovido una solución política que permita el restablecimiento del orden democrático, con absoluto respeto a la autodeterminación del pueblo de esa nación sudamericana.

En ese tema, dijo que la actuación de México es fiel a sus principios constitucionales y “no confunde la no intervención con la indiferencia ante lo que ocurre en el mundo”.

PRESIDENTE PEÑA AGRADECE AL PUEBLO DE MÉXICO

Finanzas públicas sanas, la inflación más baja para un sexenio desde hace casi 50 años, crecimiento de empleos, un nuevo modelo energético, la mayor inversión extranjera directa, una estrategia educativa, entre otros logros, serán el punto de partida para la próxima administración que el 1 de diciembre asumirá la responsabilidad de gobernar a México, subrayó el presidente Enrique Peña Nieto.

Al hacer un recuento, al final de su mensaje por su Sexto Informe de Gobierno, en Palacio Nacional, también comentó que su administración dejará uno de los menores porcentajes en pobreza y carencias sociales, proyectos de telecomunicaciones en marcha, el doble de capacidad portuaria, una renovada red carretera y proyectos ferroviarios y aeroportuarios.

Luego de agradecer a su esposa, Angélica Rivera, a sus hijos, a su madre, hermanos, colaboradores, servidores públicos y al pueblo de México, Peña Nieto sostuvo que servir a México como Presidente de la República, ha sido el más alto honor de su vida.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...