AMLO consulta a Poza Rica, Veracruz en materia de política exterior

Durante la entrega de apoyos a beneficiarios de Programas Integrales de Bienestar en esta entidad, el Ejecutivo federal señaló que Trump tiene su manera de ver las cosas, pero reiteró que no polemizará al respecto, “no nos vamos a pelear, amor y paz”.

Compartir:

Tras las declaraciones de su homólogo estadunidense Donald Trump sobre el tema migratorio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo que “no nos vamos a pelear” con el gobierno de ese país y en cambio planteó “amor y paz”.

Durante la entrega de apoyos a beneficiarios de Programas Integrales de Bienestar en esta entidad, el Ejecutivo federal señaló que Trump tiene su manera de ver las cosas, pero reiteró que no polemizará al respecto, “no nos vamos a pelear, amor y paz”.

Tras aseverar que “vamos a ayudarles en todo lo que podamos”, López Obrador hizo un rápido ejercicio de consulta entre los asistentes al acto a quienes preguntó si querían que le contestara al mandatario de Estados Unidos y la mayoría de los presentes opinó, con la mano alzada, que no.

Eso es mi pueblo, señaló López Obrador cuando los asistentes al evento votaron en favor de actuar con prudencia, además de que atenderán las necesidades de la gente. “Miren, el pueblo es sabio”, sostuvo.

Indicó que en la época neoliberal más de un millón de veracruzanos fueron a ciudades fronterizas, lo cual es una paradoja, un absurdo, toda vez que esta entidad es rica, con un pueblo pobre sólo por el abandono del gobierno.

Aseguró que ahora se tendrán opciones y forma de trabajar donde nacieron y están sus familiares, sus costumbres y cultura, y el que se quiera ir que lo haga por gusto, no necesidad, por lo que la migración será optativa, no forzosa.

“Los mexicanos ya se están quedando en el país y van a ver que ese es el sueño que quiero convertir en realidad, ya no va a ir nadie a trabajar a Estados Unidos, a ver cómo le hacen allá”, manifestó.

Tras recordar que desde el inicio de su administración aumentó el salario, detalló que no se puede condenar la migración que se da porque no hay opciones, alternativas y se tiene el derecho a vivir libre de miseria.

Recordó a Franklin D. Rooselvelt, quien consideraba que había cuatro libertades: de expresión, de creencias, de manifestación de ideas y de vivir libre de miserias.

Agregó que el presidente Donald Trump tiene su manera de ver las cosas, pero no se peleará con el gobierno del país vecino.

Abundó que ayudará en todo lo que se pueda y que le ha dicho al presidente Trump que la mejor manera de enfrentar el fenómeno migratorio es creando empleos y que haya bienestar en Centroamerica y en México.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...