¿Usan a ‘El País’ para aniquilar a Beltrones?

En su afán de impactar en la política mexicana, periódico español faltó a las más elementales reglas de su manual de redacción, base de su credibilidad mundial

Compartir:

Si Manlio Fabio Beltrones fuera alburero, diría que la suya se está convirtiendo en la medida en la sucesión presidencial.

La última agresión que recibe corrió a cargo del periódico español “El País”, que, en su afán de impactar en la política mexicana, faltó a las más elementales reglas de su manual de redacción, base de su credibilidad mundial. La palabra es rigor.

Su corresponsal Juan Pablo Beauregard identifica al ex presidente del PRI, con otros 6 políticos latinoamericanos, como personajes que “inspiran” a la exitosa serie “House of Cards” de Netflix. “La región -dice- está llena de presidentes caídos en desgracia y funcionarios dispuestos a todo con tal de conseguir el poder”.

No es Beltrones el único político mexicano al que Beauregard identifica como uno de los personajes “dispuestos a todo con tal de conseguir el poder”; también está la profesora Elba Esther Gordillo, hoy en la cárcel, cuya “carrera política … está llena de intrigas, traiciones y tragedias. Tiene todo para convertirse en un personaje de ficción”.

También registra al matrimonio formado por Margarita Zavala y Felipe Calderón como una de las “varias parejas que luchan juntos por el poder”, poniéndolos a la altura de los Kirchner argentinos, los Humala peruanos o los Ortega nicaragüenses.

El problema aquí es que, en busca de atraer a sus lectores, el corresponsal de “El País” cayó en un lugar común: Registró el “rumor” de que Beltrones “no puede entrar a Estados Unidos”.

Más grave aún, asegura que “esa información no confirmada sólo agranda su leyenda”.

La leyenda de Beltrones es más que “esa información no confirmada”.

Si Beauregard o los responsables de la edición hubiesen “googleado” (el verbo es un insulto para el castellano perfecto usual de los redactores de El País) habrían encontrado que el rumor no confirmado por el corresponsal es sólo una de las leyendas urbanas usadas en el periodismo sensacionalista al que no es afecta la publicación de PRISA.

En su condición de coordinador de los senadores priístas en el sexenio pasado, Manlio Fabio se cansó de visitar Washington. He aquí algunas de las “ligas” (así se dice en el lenguaje de los cibernautas) que comprueban que el tal rumor carece de fundamento. https://es-la.facebook.com/Beltrones/photos/pb.220344820407.-2207520000.1478645875./10157570133330408/?type=3. Por si faltaran pruebas: https://www.facebook.com/Beltrones/photos/a.10150282881355408.506908.220344820407/10157566572385408/?type=3&hc_ref=PAGES_TIMELINE.

En aras del espacio registremos sólo que Manlio estuvo en Washington en 2007, en la celebración del 5 de mayo, o que en 2016 comentó, desde la capital norteamericana, teniendo como fondo el Capitolio, la elección de Donald Trump; el otro comentarista fue el embajador mexicano Arturo Sarukhán.

¿Por qué Beltrones no podría ingresar a Estados Unidos? “El País” dice que “The New York Times publicó en 1997 una investigación que vinculó a Beltrones con el capo del narcotráfico Amado Carrillo Fuente, ‘El señor de los cielos’. El político escribió al diario para desmentir la información”.

En realidad, Beltrones no se concretó a escribir a The New York Times sobre la falsedad de su reportaje, sino que acudió a la PGR para exigir ser investigado. El dictamen fue en el sentido de la falsedad de la información periodística.

Años después, el ya ex Presidente Vicente Fox insistió en el tema y la PGR, una vez más, por medio del subprocurador José Luis Santiago Vasconcelos y por instrucciones del procurador Eduardo Medina Mora, hoy ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, escribió a Beltrones que esa dependencia no lo investigaba ni tenía noticia de que alguna agencia extranjera lo hiciera.

Quizás la redacción de “El País” ignora la existencia del libro “No hay acusador ni crimen, pero tú eres culpable”, de Keith Rosenblum, un freelance que fue reportero del Arizona Daily Star y del Arizona Republic; una lectura superficial del libro o unos minutos en Google habrían evitado la violación al código de ética del diario español, que es de lectura obligada, pero ya que estamos metidos en rumores, y en falta de rigor periodístico, tal vez valga la pena acotar, al margen, que el mexiquense transportista Roberto Alcántara salió al rescate financiero de PRISA y que ahora es el segundo accionista, y el primero a título individual.

No tengo duda de que los accionistas no se meten en el contenido editorial de diarios como El País, pero entrados en gastos debemos valorar si, en esta pifia periodística, la presencia trascendente de un mexiquense en un diario que no verifica rumores sobre un presidenciable mexicano tiene algún significado.

Y como todo gira en torno a “House of Cards”, ¿debemos sospechar de una intriga para aniquilar a Beltrones?

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...