Totalitarismo: Guardia Nacional militarizada, asalto al Poder Judicial y peleles en organismos autónomos

Las señales son claras: el lunes Monreal amenazó con el abordaje del Poder Judicial con cinco ministros más; el miércoles concretó la estrategia con López Obrador; el jueves el presidente impuso a cuatro incompetentes en la CRE y ‘ablandó’ al ministro Zaldívar; el viernes militarizó a la Guardia Nacional.

Compartir:

Esta semana, el Poder Ejecutivo y el dominio de Morena en el Poder Legislativo clavaron la espada del totalitarismo que le permita a la Cuarta Transformación tomar decisiones en todos los ámbitos.

El lunes 1 de abril el coordinador parlamentario de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, pidió al ministro presidente Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, una limpia de jueces, magistrados y ministros corruptos, con planes de abordaje de la Suprema Corte de Justicia con cinco nuevos ministros, argumentando la necesidad de una nueva Sala Anticorrupción.

El miércoles, Monreal desayunó con López Obrador en Palacio Nacional para concretar la estrategia de asalto al Poder Judicial. El jueves el presidente de la SCJN dio unos pasos del máximo tribunal para entrar por la puerta Mariana de Palacio, y desayunar con su amigo el presidente, evidentemente en prevención de una posible pero lejana resistencia del Poder Judicial para ser sometido.

Una hora antes los dijo Andrés Manuel en la mañanera, yo lo escuché esperar ese encuentro con Zaldívar.

Paréntesis: me dio la sensación que el razonamiento del presidente está integrado en un 90% de instinto y sentido común, más unos puntos de información, algo muy básico de academia, y tres cuartillas bien memorizadas de la historia de México.

A pregunta expresa de un servidor, al revelar el presidente ahí mismo que lo visitaría Michelle Bachelet, parecía que no tenía idea del informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU sobre Venezuela, con desapariciones, tortura, persecución y una gran crisis social.

Un informe a contracorriente de lo esperado, por la cercanía de Bachelet con Nicolás Maduro. Cierro paréntesis.

Este jueves se concretó la estrategia para dar el zarpazo de totalitarismo. En la conferencia mañanera se burló del Senado, dijo: “Me dio mucho gusto que devolvieran dos veces la terna -repetida- para el cargo de cuatro comisionados de la Comisión Reguladora de Energía, (se ufanó con una mentira) a ningún presidente se lo hacían”.

En realidad fue una muestra de regocijo por romper la autonomía del organismo regulador, con un golpe de poder al imponer a cuatro figuras vergonzosamente descalificadas por la Cámara Alta.

Un día después, este viernes, el presidente dio a conocer la decisión unilateral de que el comandante en Jefe de la Guardia Nacional fuera un militar en activo.  

Un paso firme rumbo a la militarización del Estado Mexicano. Lo dijo en Zapopan Jalisco junto al gobernador Enrique Alfaro, el Secretario de Seguridad Pública Alfonso Durazo Montaño, de la Defensa Luis Crescencio Sandoval, y el de Marina Rafael Ojeda Durán.

Este día el mandatario reveló una reunión con el presidente de la CNDH Luis Raúl González Pérez en donde trató el tema.

La decisión de militarizar el mando hace a un lado la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, además de ir a contracorriente de los acuerdos de Morena con los partidos de oposición representados en el Congreso que probaron la la Ley de la Guardia Nacional.

Sentenció el presidente: “Le explique (al titular de CNDH) que por qué consideraba que debía ser un militar el comandante el jefe de la Guardia Nacional, porque vamos a contar con el apoyo del Ejército, estoy hablando de una reconversión en el Ejército y necesitamos elementos de esta institución, además con experiencia, con disciplina, con rectitud, con honestidad, con profesionalismo y ya lo tenemos“.

Vamos a dar a conocer ya a los mandos de la Guardia Nacional, acuérdense que se tiene que conformar un estado mayor que lo integran la Policía Federal, la Secretaría de Marina, la Secretaría de la Defensa y el Comandante de la Guardia Nacional, la semana próxima ya vamos a dar a conocer a los integrantes del Estado Mayor y al Comandante en Jefe de la Guardia Nacional“.

Las señales son claras, ayer López Obrador preguntó al Senado ante los micrófonos y cámaras mañaneras si van a aprobar o no la Revocación de Mandato y la modificación al artículo 35 constitucional, porque sus adversarios argumentan que “quiere reelegirse”.

No se preocupe, esto viene en paquete y será a partir del 2021 que calibre la máquina para  garantizar perpetuidad a la Cuarta Transformación. Lo dicho, las señales son claras.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...