Sufragio efectivo, sí reelección

Si bien llegamos a pensar que movimiento tardaría un poco más en presentarse, está entre nosotros

Compartir:

Flaco favor hizo a su paisano, el Presidente López Obrador, el diputado tabasqueño Charly Valentino exigiendo la reforma al artículo 83 constitucional para garantizar su permanencia 6 años más en Palacio Nacional, a fin de que el bienestar, que ya llegó, no esté en riesgo.

Y como Valentino tiene ideas propias, hizo suya la frase acuñada por Porfirio Muñoz Ledo cuando pretendía permanecer como presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados: “¡Sufragio efectivo, si reelección!”

Llegamos a pensar que el movimiento reeleccionista tardaría un poco más en presentarse, pero está entre nosotros con la extensión de mandato de Jaime Bonilla en Baja California y con los frustrados intentos de Muñoz Ledo y de Martí Batres en las cámaras del Congreso de la Unión.

Debemos preguntarnos si Valentino es un loquito queda bien o sólo subió a la llamada tribuna más alta de la patria a repetir lo que le fue ordenado.

Si es lo primero se entiende, pero si fuera lo segundo debemos preguntarnos a quién se le ocurrió enviar de avanzada al diputado tabasqueño y por qué.

La absurda propuesta (y la califico así porque López Obrador ya firmó ante notario que no buscará la reelección) tendrá una consecuencia inmediata, desviar la atención, al menos por 48 horas, del estancamiento en que han caído las leyes secundarias de la contrarreforma educativa.

Todos nos enfrascaremos en el debate de la reelección y olvidaremos lo que ocurre a nuestro alrededor. Este miércoles, el primero en preguntar al Presidente en la conferencia mañanera abordará el tema, sin duda.

López Obrador nos hablará de historia patria, de su convicción antirreeleccionista, agradecerá las intenciones de su paisano, pero nadie se quedará tranquilo porque habrá muchos en el territorio nacional que supongan que las palabras de Valentino son la señal de arranque.

Nada falta para que, después de lo ocurrido este martes, alguien más ocurrente proponga una consulta como la que marcó la suerte del NAIM o las que autorizaron al Presidente a no pelear con Donald Trump.

Es cuestión de tiempo.

Ya decíamos aquí que la frase soltada por Muñoz Ledo a sus compañeros diputados cuando quería reelegirse como presidente de la mesa directiva, no era causal.

La intención fue más que evidente.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...