Scherer no pasó mensaje de AMLO a Peña Nieto

Ninguna fuente es confiable del todo por encumbrada, vieja y conocida que sea

Compartir:

Un problema ineludible de los columnistas políticos es que la ansiedad por ganar la nota sensacional que nos coloque y mantenga a la cabeza de un mercado competido en demasía nos convierte en fáciles víctimas de fuentes informativas que nos usan en función de sus intereses personales.

No hay periodista a salvo y ninguna fuente es confiable del todo por encumbrada, vieja y conocida que sea, y por más que por años nos haya proporcionado información verificable.

Este domingo se publicó que después de la fiesta  de la boda de la hija de Juan Collado, a la que asistió y se divirtió en grande la clase política ajena a Morena, es decir, la “mafia del poder”, pero a la que también habrían acudido quienes se dedicaron a grabar videos y conversaciones de los que sintiéndose en confianza despotricaron contra la Cuarta Transformación y su líder, el Presidente López Obrador instruyó a un cercano suyo a pasar un mensaje personal al ex Presidente Peña Nieto, cuya imagen bailando con su pareja sentimental hizo las delicias de las redes sociales.

Conforme al periodista Salvador García Soto, generalmente bien informado, “a través de una llamada telefónica que salió de una oficina jurídica del Palacio Nacional, el importante mensajero transmitió, fiel y comedidamente, el mensaje a Peña: ‘El Presidente le pide, de la forma más atenta y respetuosa, que cuide su perfil, que lo baje y no se exponga’, pero la respuesta del mexiquense, lejos de corresponder a la cortesía política, fue seca y cortante: ‘¿O sea que para no molestar al Presidente yo tengo que abandonar mi vida social? Pues dígale al Presidente que tomo nota´. Y colgó”.

De ser cierto lo que narra Salvador se trata de la gran columna, la que todos los que nos dedicamos a esto quisiéramos escribir.

La cuestión es que en temas de esta envergadura, las fuentes suelen pedir anonimato y el lector tiene que descifrar quién deslizó el chisme y con qué intención.

La única “oficina jurídica” relevante en Palacio Nacional es la del consejero jurídico del Presidente, Julio Scherer, y hasta donde es posible saber, hace mucho que no habla con Peña Nieto, y mucho menos le ha pasado mensaje alguno de su jefe, el Presidente López Obrador.

Todo parece indicar que la oficina jurídica de donde salió la información es la de Santiago Nieto, el poderoso titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda que mal informó al periodista.

En otras palabras, si es cierto que alguien fue comisionado por López Obrador para pasar un mensaje a Peña Nieto habría sido Santiago Nieto; la cuestión es que su oficina está en la avenida Constituyentes, y no en Palacio Nacional.

El dato, la ubicación de la llamada telefónica en la oficina jurídica de Palacio Nacional, pudo ser utilizado para encubrir a la fuente informativa, pero hay quienes piensan que en realidad se trató de una estrategia para implicar a Scherer en un evento que no ocurrió, es decir, falso.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...