Semana de Copas

Compartir:

En este fin de semana que acabamos de vivir, tuvimos la última jornada de la liga italiana Serie A y tres finales de copa, correspondientes a la de los países España, Alemania y Portugal, dando así prácticamente por terminada la liga 2018/19 en Europa la cual cerrará con su broche de oro empezando este miércoles 29 de mayo en Baruk con la final de Europa League con un derbi londinense, Chelsea frente al Arsenal de Unai Emery, quien tiene en su haber 4 copas de esta competición. Y cerrando el 1° de junio con la finalísima de Champions League entre otros dos equipos ingleses, Liverpool del alemán Jürgen Klopp enfrentándose a Tottenham Hotspur del argentino Mauricio Pochettino.

Copa de Portugal

En una final donde llegaban Porto y Sporting Lisboa (2do y 3ero respectivamente en la recién terminada Primeira liga de Portugal) y que, fue por demás dramática con volteretas, empates de último minuto y hasta la definición en la tanda de penales, siendo así el equipo lisboeta quien se alzara como campeón de dicha Copa; situación que debe dejar ciertos sinsabores a la legión del Porto, debido a que más de dos jugadores habrían disputado su último partido, entre ellos el que fuese su capitán, Héctor Herrera, quien seguramente vestirá de colchonero para la siguiente temporada, y aún más amargo porque no le pudieron brindar un trofeo a su portero, el icónico Iker Casillas, quien se recupera de un infarto sufrido durante un entrenamiento unas semanas atrás.

Así, se cierra un ciclo de la legión mexicana que jugara para este equipo portugués con 2 ó 3 connacionales por temporada y que, al parecer, ahora solamente quedará representando a dicha nación, JJ Corona y aún con la duda si seguirá el meta español en activo. Algunos rumores llevan a otro jugador mexicano a suplir la ausencia del guardameta español, quien otro si no Francisco Guillermo Ochoa, pero como saben estimados lectores, estas semanas que dure el parón de clubes de las ligas más importantes, el llamado “futbol estufa”, dará mucho de qué hablar a nivel de global.

DFB Pokal (Copa de Alemania)

Si bien el RB Leipzig es un equipo que ha venido alzando la mano para ser un contendiente en el futbol alemán, ha quedado claro este sábado anterior que hoy por hoy, es un equipo el que lleva la batuta en dicho país, pues el Bayern München demostró que cuando se propone ser una aplanadora ante sus rivales, ya sea en liga o en copa, difícilmente le compiten. Le basta apretar un poco de más para borrar a sus rivales y con ello, llevarse los títulos en disputa.

Y así fue la historia de esta final, que a pesar de tener un planteamiento de orden y de aguantar la maquinaria de los bávaros, poco pudieron resistir para el primer gol de Lewandoski y con ello, no les quedó más que tratar de ir hacia adelante para tratar de emparejar la situación, hecho que nunca se dio, pues el todo poderoso muniqués, hizo lo suyo y llevarse la DFB Pokal por un contundente 3-0, y así, despedir definitivamente a sus grandes estrellas como Robben, Ribery y Rafinha.

Habrá que esperar las gestiones que llevarán a cabo los directivos encabezados por Karl-Heinz Rummenigge, al haber dado a conocer unos meses atrás que la bolsa que tienen para invertir este verano, es la más nutrida en toda la historia del club, en el entendido que hoy por hoy, el equipo que quiera dominar en su liga y pelear por reinar en Europa, mucho se basa, sí en su proyecto deportivo, pero también indiscutiblemente, es con base a los recursos humanos con los que cuenten para hacer frente a ello, y esto requiere mis queridos lectores, millones de euros, muchos millones de euros.

Copa del Rey

Como lo expuse la semana anterior, habrá que ver cómo llegaba mental y anímicamente el FC Barcelona al Benito Villamarín para enfrentar a un Valencia envalentonado y motivado debido a la gran segunda vuelta que realizó esta temporada, y sí, así fue cómo el Barca derrumbó sus sueños por terminar una temporada un tanto decorosa y lo terminó cambiando por un fracaso monumental al dejar escapar la posibilidad de hacer el tercer triplete de su historia, por quedarse con un título de liga, que a pesar que no se puede despreciar nunca un hecho como este, hoy sabe a poco en tierras catalanas.

Mucho se habrá que analizar en los feudos del Camp Nou, pues no sólo directivos y cuerpo técnico son responsables de esta hecatombe deportiva, sino los propios jugadores tienen un gran porcentaje de responsabilidad de ello. Pero también, debe servir esta temporada de claroscuros para evitar un fiasco mayor y se pongan a trabajar desde hoy en la reconstrucción del nuevo Barca que afrontará todas las competencias venideras y sí, con la obligación de traer de vuelta a la orejona al Camp Nou, pues es impensable que teniendo al mejor jugador de la historia del FC Barcelona y para muchos, incluido yo, en la historia del futbol, se tengan tan solo 4 títulos europeos en los últimos 13 años; sin lugar a dudas hay algo que se está haciendo mal.

Un tema que me llama la atención, es que sea probablemente preferible tener este año un segundo batacazo tan sonoro, como lo fue la eliminación en Champions League a manos de la AS Roma y Liverpool FC en los años 2018 y 2019 respectivamente, derrota en Copa del Rey, para así trabajar concienzudamente en la planeación de temporada, confección de equipo, revisar proyecto de Valverde o Robert Fernández, o Quique Setién o quien sea que tome las riendas técnicas de este club; con la finalidad de no tener una o más temporadas seguidas sin sumar trofeos, haciendo el ridículo en liga, copa y Europa y lo peor de todo, demostrar que se puede morir de nada. Eso ya se ha vivido en Catalunya, y por la historia reciente con más éxitos que fracasos, no se puede permitir.

Es justo revisar de una vez qué es lo que no funciona y qué es lo que está podrido, para que se ponga en primer lugar la institución, por sobre los intereses de las personas y comerciales.

¡Basta ya de malas gestiones, de compras de jugadores que nunca han demostrado estar a la altura del FC Barcelona, basta de consentir tanto a las vacas sagradas!

Por su parte, el Valencia coronó un gran 2019, logrando obtener su lugar en Champions League gracias a una espectacular segunda vuelta y creyendo en lo que inculca su técnico, Marcelino, cuyo equipo fue fiel reflejo de lo que quería y su personalidad sobre la cancha bética este pasado sábado en la final de la Copa del Rey, para levantar así su 8vo título de esta competición y que festejaron a lo grande con la legión ché, que nunca dejo de apoyar a los suyos y, los suyos, nunca dejaron de pelear hasta el final por su afición y su objetivo, que era levantar dicho trofeo.

Así pues, estimado lector, llegamos a la casi culminación de una temporada más europea y que ustedes me han permitido acompañarles estos últimos meses al compartirles mis puntos de vista.

¡Hasta pronto!

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...