Revienta la Suprema Corte arbitrariedad de Ley de Remuneraciones; Congreso, a explicar número mágico de AMLO

¡Crecimos 6% en el primer cuatrimestre!... en crímenes

Compartir:

¡Una luz al final del túnel..! A pesar de que tres ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación forman un bloque en conjunto con los coordinadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila y Mario Delgado Carrillo, el máximo tribunal dio una lección de independencia.

Al final del día se completaron los 8 votos necesarios para avalar el proyecto del ministro Alberto Pérez Dayán y echar abajo la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos por arbitraria.

Esto es, al presidente Andrés Manuel López Obrador se le ocurrió el número mágico de 108 mil pesos mensuales de sueldo, y de ahí para abajo todos los servidores públicos; ¿qué tal si se le ocurre, digamos, 40 mil pesos..?, o ganar el salario mínimo en un “acto solidario con los más necesitados”.

Todo parecía indicar que el ministro presidente Arturo Zaldívar, Yasmín Esquivel, esposa de José María Riobóo, y Norma Piña tendrían, además, el voto de Juan Luis González Alcántara, propuesto por el presidente, como Esquivel, pero no fue así; votó a favor de congelarla mientras el Congreso aclara la fórmula para calcular el salario del presidente y no afectar la calidad del mercado laboral de servidores públicos. Para tales propósitos tienen un máximo de 90 días.

La propuesta del Ejecutivo y de Morena parece justiciera, pero es una aberración en puestos donde se requieren especialidades que en el mercado laboral privado y en el internacional se cotizan con sueldos muy superiores a los 108 mil pesos topados.

Esto se reduce a la austeridad mal entendida, poquitera, chiquita, del Tercer Mundo, en detrimento de la calidad en los tres niveles de gobierno, pero además desató miles de amparos contra el “corsé” impuesto por la Cuarta Transformación.

¡CRECIMOS 6% EN EL PRIMER CUATRIMESTRE!… EN CRÍMENES
Si usted escucha, en la conferencia mañanera de este martes, “vamos muy bien”, seguramente no será en el tema de seguridad, o tal vez porque ya sabe que en Palacio Nacional suelen decir que tienen otros datos.

El hecho es que en el primer cuatrimestre del 2019, la Cuarta Transformación se anota oootro récord, el más violento en México desde que existen registros.

Así que por ahí de entre 7:00 y 9:00 de la mañana se desempolvará, nuevamente, “el pasado” para echarle reflectores y culpas de los 8 mil 983 homicidios y las 9 mil 549 carpetas de investigación abiertas en los estados.

Nada esperanzador para Alfonso Durazo Montaño, cuyo mayor deseo es encontrar unos minutos para dormir, y ya no se diga para leer, que se volvió un lujo para el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, y para el general Luis Crescencio Sandoval y el almirante Rafael Ojeda Durán.

Pero la mayor preocupación es que no se le ve fin a la gráfica ascendente del crimen organizado, ejecuciones a mansalva, secuestros, asesinatos grupales, robo de vehículos, a casa-habitación, extorsión y más.

Es también oootra mala noticia para la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo; la Ciudad de México vive sus peores momentos de inseguridad, mientras Jesús Orta Martínez sigue buscando la punta del hilo negro de esos menesteres.

Y, además, con otro agravante que no presenta en esas dimensiones cualquier otra entidad del país: La contaminación y los enredos de la CAMe y la incompetencia para controlar las micropartículas dañinas.

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/
Twitter: http://twitter.com/malosos

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...