Por su boca muere Jorge Ramos Campirán

Bochornoso acto en su encuentro con diputados Es claro que en su afán de protagonismo al presidente del Colegio de Notario del Estado de México se le ocurrió la fácil idea de arremeter contra políticos locales, situación que incomodó a los legisladores mexiquenses

Compartir:

Más de uno se quedó con el ojo cuadrado por el afán protagónico que ha demostrado Jorge Ramos Campirán, presidente del Colegio de Notarios en el Estado de México, cargo que desempeña desde el 24 de noviembre del año pasado.

Resulta que Ramos Campirán no mide sus palabras, como le ocurrió recientemente en una reunión con legisladores locales.

En dicho encuentro el Notario Público número 125 del Estado de México se fue a la yugular contra algunos personajes de la política local.

Este caso bochornoso fue desaprobado por los mismos diputados, quienes se incomodaron por esa actitud… fue tanta la molestia de los legisladores que pospusieron los temas que estaban discutiendo y que se iban a traducir en leyes para beneficio del gremio que dice representar el oriundo de Metepec.

Como quien dice, no midió las consecuencias y por andar soltando la lengua afectó a terceras personas.

Es claro que en su afán de protagonismo se le ocurrió la fácil idea de arremeter contra políticos locales.

Este hecho provocó que Ramos Campirán fuera el centro de la polémica y no precisamente por su labor notarial en pro de sus colegas, sino por el afán de llamar los reflectores en donde se presente, y nada mejor para él que hacerlo frente a diputados a costillas de los políticos.

Jorge Ramos debe saber que una de las premisas como notario, y más como presidente, es estar obligado a mantener la neutralidad en sus actos, por lo que ‘tomar partido’ en sus comentarios pone en entredicho su imagen como presidente de notarios mexiquenses. Aclaro, su imagen, no su labor.

El caso fue motivo de comentarios en pasillos y corrillos y seguramente será la comidilla del fin de semana, y más porque sus actos deben estar investidos de presunción de verdad.

Repetimos, hablar mal de los políticos locales da mucho de qué hablar y esa actitud ocasionó que fuera el foco de la crítica.

En la reunión se notaba a leguas que Ramos quiso ser el centro de atracción, pero a base de resaltar lo negativo de los políticos y criticarlos no era la forma correcta, pues se hace notar a costa de los demás.

Quiso ser la estrella de la reunión a base de su protagonismo… y sí lo logro, pero en puntos negativos que ponen en entredicho su calidad de persona.

En vez de criticar, mejor Ramos debería de trabajar día con día para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos, una instrucción de Miguel Osorio Chong, secretario de Gobernación.

El gobernador Eruviel Ávila Villegas, en días pasados, dijo que los notarios públicos evitan actos de fraude… pero Ramos defrauda su imagen por hablar de más.

El presidente del Colegio de Notarios en el Estado de México debería de recordar la frase ‘En boca cerrada no entran moscas’, o mejor dicho, ‘calladito te ves más bonito’.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...