Para contaminación Heberto Castillo sugirió ventiladores

Si bien a la muerte del ingeniero, científico, político, ideólogo, líder social y forjador de instituciones dejó de hablarse del tema, la idea persiste

Compartir:

Tanto como una gran ciudad la  Zona Metropolitana (CDMX y Estado de México,) que se desarrolla y se expande con sus propias  operaciones urbanas, impregnadas pluralmente de matices sociales, económicos y políticos, en relación con la Contaminación Atmosférica, se embrolla por la politiquería de ciudadanos neófitos, pero protagonistas sin sustento, pero privilegiados por su posición de otra índole,   para difundir en tribuna opiniones, en los órganos de los gobiernos del Estado y de la propia CDMX, en los que someten a una opinión pública bien informada, pero sin resonancia social o política,  en temas de desarrollo urbano  que originan un enorme daño colateral a la infraestructura urbana y a las personas en su salud, patrimonio, fuente de trabajo, aun sufriendo de sustento por la contaminación

Esto me recuerda mi opinión en Realidad Urbana, con motivo de la férrea y exagerada oposición  que tuvo el PAN, encabezado por Mauricio Tabe a la propuesta de Miguel Ángel Mancera del doble Hoy no Circula. Los más de 4 millones de autos que se mueven a diario en la CDMX  generan por lo menos 10 mil millones de kilos anuales de CO2. De esos 4 millones, 44 por ciento son automóviles que provienen de los  originalmente 26 municipios  del Estado de México.

Tabe Echartea consideró la medida, en su momento, como  disparatada y una política mediocre, hoy todos sufrimos sin automóviles, debido a la contaminación que nos transporta la población flotante principalmente del Estado de México,  que no quiere ceder.

Desde esa ocasión la postura del PAN sido confusa, difusa y profusa. En sus explicaciones en los últimos 20 años, la ciudad ha sido una oda al coche. Las emisiones que producen por litro son de  1.65 kg de CO2.  Un auto nuevo recorre en promedio 15 mil km por año, con un consumo medio de 1O km/litro  anuales y gasta 10 km/litro. Debe haber una homologación para renovar los Chimecos del Estado de México. En esta ciudad se ha privilegiado la infraestructura de los autos.

Existe una molestia indudable de los habitantes capitalinos de todos los niveles sociales por los altos niveles de Ozono (O3) y de la cual quieren culpar al Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, aprovechando los vientos, estos así huracanados de los políticos, que observan al Jefe de la Ciudad por su ubicación abierta e independiente y pacífica, en contraste con las discrepancias entre los otros partidos. Sin embargo la realidad lo pone a flote, en un panorama que requiere trabajo en conjunto.

La capital y los municipios conurbados tienen características geográficas y atmosféricas únicas en el mundo.  Vivimos en un hoyo profundo rodeado de montañas en los cuatro costados.

En alguna ocasión al entregarse la presea “Heberto Castillo” al mérito social  del Consejo Ciudadano del Distrito Federal, que recibió en esa fecha su hija  Laura Itzel Castillo, de manos de este tecleador y  del Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz,  un tanto incrédulos y otro tanto pesimistas, se habló de la posibilidad de poner en práctica un poderoso sistema de ventiladores en la Delegación Tlalpan,  en las épocas de mayor contaminación. Por la muerte de Don Heberto dejó de hablarse del tema pero la idea persiste.  Veremos.

 

[email protected]

Compartir: