Origen y misión de la Fundación Colosio del PRI

Compartir:

Para comenzar debo advertir al amable lector que en su mayor parte lo que a continuación se relata tiene como fuente mi propia memoria. Por ese motivo ofrezco disculpas anticipadas por cualquier error u omisión involuntarios.
El pasado 23 de marzo se cumplieron 25 años del artero asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta. A la distancia, y más allá de las muchas dudas que se expresan respecto a la autoría intelectual del artero crimen, quiero rendir aquí un homenaje a quien fue mi jefe y mi amigo. Luis Donaldo fue un político de ideas avanzadas y un hombre que hubiera sido capaz de llevar a México a la prosperidad democrática que, por desgracia, sigue siendo un anhelo sin realizar.
En 1989, el senador Colosio Murrieta, presidente del CEN del PRI, instruyó a Abraham Talavera López, director general del Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IEPES), antecedente de la Fundación Colosio, creada por la XIV Asamblea Nacional, a que integrara el Grupo de Prospectiva y Proyecto Nacional, o “Grupo de los 100”. Este grupo fue integrado por mexicanas y mexicanos destacados en diversos ámbitos del quehacer nacional, sin que necesariamente fuesen militantes o simpatizantes del PRI, y sin que su pertenencia al Grupo de los 100 significara un compromiso político o electoral con nuestro partido.
Colosio y Talavera me distinguieron, entonces, al nombrarme coordinador ejecutivo del grupo y al mismo tiempo como subdirector de estudios económicos del IEPES. Fue en esa calidad que, durante los trabajos preparatorios de la XIV Asamblea Nacional del PRI se me designó para coordinar la reunión preparatoria que tuvo como sede a Tlaxcala.
Entre esas conclusiones, debo destacar la propuesta largamente discutida entre Colosio, Talavera, su antecesor en el IEPES, Ricardo Carrillo Arronte, y quien esto escribe, para a inspiración del PSOE y otros partidos de izquierda moderada de Europa Occidental, transformar al IEPES en una fundación, con el carácter de asociación civil, a fin de darle cierta independencia del partido, sin desvincularla de él, a efecto de poder atraer a sus debates y reflexiones a intelectuales y académicos que no necesariamente estuvieran dispuestos a declararse pública y abiertamente como priístas.
Así nació la que inicialmente se llamó Fundación Cambio XXI, A. C. y que tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio fue rebautizada como Fundación Colosio, A. C.
Es de resaltar que la Fundación Colosio es una asociación civil sin fines de lucro, dedicada al análisis, investigación, divulgación y docencia, en torno a los retos económicos, políticos y sociales de México.
Su primer presidente fue el queretano Mariano Palacios Alcocer, a partir del 14 de mayo de 1991.
Para recuperar el sentido del trabajo de esta importante fundación recojo una frase de la viuda del mártir, Diana Laura Riojas: “Las balas del odio, del rencor y de la cobardía interrumpieron la vida de Luis Donaldo; dieron fin abrupto a su existencia… pero no a las ideas por las que luchó”.
Luis Donaldo siempre afirmó que la mística de su partido estaba en su ideario y ello lo plasmó en un decálogo que propusiera en 1991, y que hoy merece ser recordado pues exhibe los valores fundamentales de su partido y la misión que le tocaba hacer en su presente y futuro.
Para Luis Donaldo la política que fue una de sus grandes pasiones, la concebía siempre como un juego ético de ideales que defendía y dejó la Fundación Colosio para trascender hacia la posteridad.

SUPERA EXPECTATIVAS SUBASTA DE AUTOS DEL SENADO
Los 76 vehículos ofertados superaron expectativas y el monto obtenido fue de 7 millones 827 mil 567 pesos. Es de señalarse que el precio de salida fue de 5 millones 529 mil 122 pesos.
En un esfuerzo de ahorro, la Cámara Alta subastó electrónicamente las 76 unidades, entre las que se encontraban camionetas y automóviles Sedan que utilizaban funcionarios y senadores de la Legislatura pasada.
El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, fue el impulsor de la medida, en aras de la austeridad y quien dio el banderazo de la subasta a inicios del presente mes.
Más de 2 millones 298 mil pesos fue la diferencia entre el precio de salida y lo obtenido. Siete por ciento de las ofertas presentadas corresponderá al SAE, de tal manera que al Senado corresponderán 7 millones 279 mil 637 pesos.

[email protected]

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...