Omar García enfrenta intereses superiores

Compartir:

Omar García Harfuch no ignoraba que al aceptar suplir a Jesús Orta en la jefatura de la policía preventiva de la Ciudad de México echó a perder una estrategia política que tiene en la mira hacerse del control de todo lo que sea policiaco en la Cuarta Transformación y que, en consecuencia, cada fallo o mal paso sería aprovechado para desestabilizarlo.

Mañana, los cinco aprehendidos en Tepito que no fueron liberados por el juez de consigna Felipe de Jesús Delgadillo Padierna comparecerán ante los jueces de control del Reclusorio Sur para saber si son vinculados a proceso. Si hay una resolución negativa, el escándalo no se hará esperar.

El secretario de Seguridad capitalino no puede ignorar que la gente a su mando no está aún capacitada para hacer trabajos limpios, como los que exige llevar detenidos ante un juez, y que es necesario apresurar la capacitación; que al interior de la policía opera una fraternidad que se opondrá a ser metida en orden, pero que también existen intereses políticos de ligas mayores que conspiran contra su jefa, Claudia Sheinbaum.

La experiencia no debe desalentarlo, sino al contrario.

 

DURAZO, OTRO QUE NO DUERME

Si a Arturo Herrera el asunto de la falta de recursos, que ya existe, para proyectos de obra del Gobierno Federal, pero que viene como avalancha para el 2019, y el crecimiento de la economía, le quitan el sueño, imagine usted cómo ha de estar estos días Alfonso Durazo, que este martes debería explicar ante el Senado, con peras y manzanas, qué carajos pasó en Culiacán.

Sin embargo, esto, que ya más que tragedia parece comedia, alargará el insomnio al flamante Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, pues de este 29 de octubre, todo indica que su presencia ante los legisladores será hasta el 5 de noviembre. De ese tamaño será el desgarriate para no armar “fast track” a una simple explicación de un operativo fallido.

Y es que Durazo no sólo enfrenta la disyuntiva de mostrar que 2 más 2 son 4 en cuestión del operativo sinaloense, sino que por sus oídos zumban voces que no identifica (¿o sí?) y que le sugieren que aunque en los cargos públicos se asuma la responsabilidad, también existe la congruencia y la humildad de reconocer fracasos. Dicen que su pesadilla sólo ha abierto un campo de batalla para que “viudas” y “huérfanos” de Luis Donaldo Colosio se embarren de lodo. ¿El acertijo?

Si Alfonso Durazo logra armar algo creíble para su “minuto a minuto” sobre Culiacán habrá logrado también muchas horas más de labor en su cargo, pero mayormente habrá quitado un peso enorme sobre las espaldas de su Jefe, el Presidente de la República, y ayudado al resto de integrantes del Gabinete de Seguridad.

De otra forma seguirá, como Herrera, intentando mitigar el sueño que quizá logre. Con el riesgo de que algo inesperado (o esperado) lo despierte súbitamente.

 

LAS CONTRADICCIONES DE YEIDCKOL

Hace una semana, quien debió esperar más de tres horas para entrar a la asamblea local de su Distrito en Iztacalco, en el examen previo a la elección del presidente nacional de Morena, fue Mario Delgado. Esta semana tocó el turno a Yeidckol Polevnsky, pero en Naucalpan.

La secretaria general del partido, con funciones de presidenta, se mordió los labios y, después de pregonar durante toda la semana pasada que el proceso se aplazaba, simplemente no dejó de participar, por aquello de no te entumas.

 

Por lo mismo, el riesgo a quedarse como el perro de las dos tortas tampoco aseguró que vaya a renunciar a la secretaría general, como sí lo hizo ya Bertha Luján a su cargo en el CEN, como presidenta del Consejo Nacional.

¿Faltaba más? Sí. Que ante el rechazo de la Comisión de Honor y Justicia de posponer la elección interna, Yeidckol pide ahora que sea el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el que resuelva la discrepancia en casa, algo así como “violencia familiar”.

 

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/

Twitter: http://twitter.com/malosos

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...