¿Obligación de Nuño acudir al IPN? Jóvenes, no aprendan pendejadas

Quienes hoy apuestan a llevar a los estudiantes a conflictos tontos por razones sin congruencia, son los mismos mangoneados de siempre, surgidos cuando requieren, para sus jefes, enclaustrados en algún partido, y con alevosía, de la insipiencia de los jóvenes

Compartir:

Hoy y mañana veremos cuál es el juego entre manos de quienes están atrás, otra vez, del conflicto entre el Instituto Politécnico Nacional y el Gobierno Federal.

Hoy, los estudiantes del Poli deben regresar a clases y definir si acude una representación a la Secretaría de Educación para sentarse a platicar con Aurelio Nuño sobre un punto minúsculo y hasta intrascendente.

El anzuelo está lanzado.

Pero el titular de la SEP sabe de mañas, no de los estudiantes, sino de quienes utilizan a los estudiantes. Como de quienes utilizan a los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, de la CETEG.

En el 2014 quisieron hacérsela al Secretario de Gobernación, pero éste, con sapiencia y poniéndose en los zapatos de “la flota” (“la neta, como ustedes digan”), dio forma a un diálogo que satisfizo a los jóvenes.

En aquel entonces, la justificación de alborotar a los estudiantes fue una modificación al plan de estudio. Alguien o algunos, antes de herrumbrarse, lanzaron el borrego: “Quienes se gradúen en el Politécnico encontrarán las puertas cerradas en toda empresa”. Todo se desmintió y a los mangoneadores sólo les quedó alegar la incompetencia de directores y otros jefes administrativos, y así despidieron a varios.

Ahora, oootra vez la burra al trigo. ¿Hay elecciones cercanas? ¿Alguien quiere “quemar” a alguien? ¿Quién no se siente seguro hacia el 2018?

Desde el 14 de abril, la SEP explicó a los estudiantes el significado y los alcances de la adscripción de las escuelas de nivel superior, vocacionales y CECYT a la Oficina del Secretario de Educación.

Nuevamente, alguien dejó su somnolencia, extendió el petate del muerto y dijo a los oídos de los muchachos. “Cuidado, quieren privatizar el IPN… los planes de estudio serán al antojo de la SEP… quieren eliminar los CECYT”.

Claro, no permitirían una solución tan sencilla con tan sólo salir a República de Argentina 28, quitarse el saco, aflojarse la corbata y hablar chido.

Exigieron una reunión en la SEP, para el 5 de mayo, con el mismísimo Secretario de Educación. Y como el mismísimo Secretario de Educación lo aceptó sin dudar, pues, ¡gulp!, la estrategia fallaba. El chiste es la camorra. La confrontación.

Son tan democráticos como, como….

Llaman a junta, a reunión, a asamblea, como su dialéctica les permita llamar a sus misas para sordos.

A una pregunta esperan, a coro, un sí o un no contundente, advirtiendo, primero, la conveniencia de la respuesta.

Pues si el Secretario sí quiere el 5 de mayo, nosotros ya no.

¡Vaya demócratas! ¡Vaya modernidad! ¡Vaya vanguardia del Siglo XXI!

“¿Ir nosotros a su oficina y convertirlo en héroe?”. La neta no.

El “diálogo” se cambia para el 12 de mayo y el Secretario debe venir al Instituto, faltaba más.

Tan hermoso el burro blanco, pero a estos no les crecen orejas largas sólo por genética.

No son muchos los personajes de este país a quienes se les ocurren estas ideas de “avanzada”, de “amor a la patria”.

Dos cosas claras las ha pronunciado Nuño en los últimos días. Y él lo dice todavía cuidando no ser altanero ni autoritario: Regresen a clases para no perder el semestre y den por descartada su presencia mañana en Zacatenco.

Son dos días cruciales para el entendimiento razonable.

No sabemos hasta dónde la medida de adscripción sea vital para la nación o la seguridad nacional o la paz mundial.

Con anularla, el Secretario de Educación eliminaría un conflicto de un trancazo, se ganaría al estudiantado y dejaría mal parados a los líderes a destajo.

Aunque de igual manera, como en el 2014, exigirían ahora, otra vez, correr a directores, o cualquier otra excepcional idea.

¡Ah!, eso sí, a clases deben regresar. No por el bien del Gobierno federal, sino de ellos.

Desde ayer, algunas Vocacionales comenzaron a levantar el paro. Se hablaba de la 3, 8 y 14. Otras, como la 6, 9, 16, 17 y 18, mantenían actividades normales. La 5, sin embargo, acordó prolongarlo. El resto lo decidirá hoy mismo.

Pero, hoy, toda la comunidad politécnica debe estar en clases.

Cabría una milésima de posibilidad de un cambio en la postura de Nuño, nada recomendable, de acudir, tal vez a otro foro, no precisamente Zacatenco ni del Politécnico.

Sin embargo, como él mismo dijo, caería en el juego no de los alumnos, ellos sólo dicen “sí” o “no”, sino de quienes desean caiga en el juego, los mangoneados y el mangoneador.

Pero, además, se abriría el abanico para infiltrados, encapuchados, agresiones. Vaya, un blanco perfecto.

Decía uno de los “voceros”: “¿Cuál es el miedo? ¿Qué miedo tiene el Secretario a la comunidad?

“Estamos diciendo: Tienes que dar la cara al Politécnico en su totalidad”.

¿Quién será este genio con tantos… dones de líder?

¿Y por qué un Secretario debía ir a su “comunidad”?

Si tienen alguna duda, allá está la SEP y, como lo ofreció la dependencia, las puertas abiertas.

Dos remates:

El del “vocero”:

“La discusión ahí está. El día jueves (mañana) lo esperamos (a las 14:00 horas), como quedamos en la mesa de diálogo”.

Y el de la lógica:

Sí, chucha, tus calzonsotes. Espérenlo sentados

Y un consejo:

Jóvenes, vuelvan a clases, sin temor. Protejan su lugar para el estudio sin caer, ustedes sí, en el juego de mañosos.
Hay maestros con mucha sabiduría. Hay otros, “maestros” del ocio, del engaño. De estos no aprendan sus tonterías.

No den de baja a directores. Den de baja a líderes aprovechados.

 

[email protected]

[email protected]

Twitter: @RobertoCZga

www.sextopatio.com.mx

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir: