‘No soy factor de división’, dice Ricardo Anaya

Abuso en el uso de spots para beneficiar a un perfil no es ilegal; es inmoral, y factor de discordia

Compartir:

¿En qué momento un líder de partido es factor de división..?

Ricardo Anaya Cortés afirma no serlo ni buscar alguna candidatura… en este momento, por lo tanto, no renunciará a la presidencia del PAN, pero reitera su derecho a hacerlo, cuando le plazca. Así es, y todo indica que será después de las elecciones del 4 de junio del 2017; es una forma de ejercer el poder con intereses individuales, pero la premisa de unidad no es opcional en un partido con perfiles competitivos que pueden dividir el voto y conducir al fracaso.

El abuso en el uso de spots para beneficiar a un perfil no es ilegal; es inmoral, y factor de discordia. Con ética se construyen los liderazgos que pueden mantener la unidad de los partidos. El liderazgo por decreto es simple burocracia y siempre buscará proteger intereses individuales. No hay más.

Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y Gustavo Madero exigen claridad en las reglas del juego; definición, y NO simulación, a Ricardo Anaya; un reclamo que va más allá de legalismos es la presunta enseñanza que dejaron algunos triunfos de las candidaturas independientes como crisol del hartazgo.

El 5 de junio pasado, los electores trazaron la carta de navegación al panismo en el 2018; Ricardo Anaya trata de apropiársela con una dialéctica totalmente inducida que va directo a la división. Sobre esos escombros quieren avanzar Morena de Andrés Manuel López Obrador y el PRI de Enrique Ochoa Reza.

Anaya será factor de unión si construye las condiciones; la otra ruta será repetir el 2012, donde el calderonismo se encargó de hundir al PAN al tercer lugar y entregar la Presidencia de la República.

Mientras NO acepte su aspiración presidencial podrá mantener las riendas del partido, aun cuando sea acusado de simulador y abusivo, una posición de corporativismo partidista con alcances menores que busca asegurar el reacomodo de sus alfiles y amigos en los congresos, alcaldías y una que otra gubernatura.

¿Eso quiere Acción Nacional..?

En entrevista con Radio Fórmula, Anaya aclaró que permanecerá en el CEN hasta el 4 de junio; evidentemente, espera que le alcancen los miles de spots para ubicarse a la cabeza de las encuestas, y si logra sacar al PRI del Estado de México nadie lo va a detener. Para tales efectos tendrá que convencer a Josefina Vázquez Mota; los alcaldes Enrique Vargas (Huixquilucan) y Edgar Olvera (Naucalpan) distan mucho de ser una amenaza para Eruviel Ávila Villegas

Si pierde la elección mexiquense, y los spots le dan tamaño, está el pretexto de una saga imposible en la Meca del priísmo, en la cuna del Presidente de la República que metió todo para mantenerla, una derrota justificada siempre y cuando se lleve Coahuila y/o Nayarit.

Sin embargo, Margarita, Rafael y Gustavo lo sacaron de su zona de confort y ahora tendrá, como dice, que erigirse en factor de unidad; de otra forma, el panismo puede olvidarse del 2018.

twitter: @hugopaez

blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx

facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion

 

Compartir: