Morena va contra ricos, pero la Mafia del Poder viaja en el Tren Maya

Compartir:

Mientras la extinta Mafia del Poder hincha sus billeteras con la obra emblemática de la Cuarta Transformación, el Tren Maya (José Miguel, Carlos Slim y la mancuerna de Bernardo Gomez y Alfonso de Angoitia, a los que quizás seguirán Ricardo Salinas Pliego y Olegario Vázquez Adlir), el líder nacional de Morena intenta asustar con el petate del muerto o simplemente fue enviado a aplanar el piso para que los de abajo lleguen a la tierra prometida, arriba, y los que ya andan ahí no bajen.

Para que sepamos qué tan oficial es la ocurrencia, no estaría de más que esta mañana, Jesús Ramírez Cuevas disponga que uno de sus reporteros favoritos pregunte al Presidente López Obrador su opinión sobre la propuesta del influyentísimo dirigente morenista, Alfonso Ramírez Cuéllar, de que el INEGI tenga facultad constiticional para revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de los ciudadanos a fin de determinar la concentración de la riqueza.

Ya el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, salió en friega al quite para evitar el crecimiento de la polarización nacional explicando que no es el momento para que el Congreso analice y, en su caso, vote “cualquier disposición que conforme el nuevo orden mundial”, y que la propuesta del lider nacional de Morena no forma parte de la agenda legislativa del Senado.

La pregunta, en todo caso, es si Ramírez Cuellar se manda solo o lo enviaron a sondear a la opinión pública ocultando la verdadera intención con la explicación no pedida de que los morenos “no estamos buscamos ni expropiar ni quitar fortunas, sino ir reduciendo esta brecha enorme entre los que tienen y los que no tienen nada o una clase media que cada día se empobrece más”.

En lenguaje diplomático, Monreal mandó a freir espárragos al presidente de su partido sin negar que en lo personal está de acuerdo con lo que llama la “fiscalidad progresiva”, esto es, que pague más impuestos quien acumule más riqueza, pero este, dijo, no es momento de polarizar a la sociedad y lo verdaderamente importante en materia legislativa son las reformas para la protección al personal médico ante las agresiones de que han sido objeto, así como su propuesta personal de reducir al 50 por ciento el valor de la renta de inmuebles.

Para decirlo de otra manera, el socialismo barzonista de Ramírez Cuellar tendrá que esperar mejores tiempos, quizás cuando sea realidad la profecía presidencial de instaurar el bienestar sin tener que preocuparnos por el Producto Interno Bruto.

Pero mientras arribamos al “nuevo orden mundial”, distinguidos miembros de lo que fue la Mafia del Poder, Slim, Miguel, Gómez y Angoitia, viajan en el Tren Maya rumbo a la felicidad

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...