Monreal rebasa a AMLO por la izquierda

De aquí estoy y en el Senado mando yo, golpe maestro de zacatecano; junto con Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, coordinador de la bancada de Morena forma la triada con futuro

Compartir:

Nadie puede estar en desacuerdo con Ricardo Monreal: Los bancos alcanzan niveles escandalosos de usura con su clientela en el cobro de comisiones y, claro que sí, merecen ser regulados.

Sin duda que su iniciativa es de lo más popular que se haya presentado en la Cuarta Transformación, pues cualquier disminución que obtenga a favor de los usuarios de la banca será aplaudida.


Incluso, le compro su “palabra de honor” de que el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, “no sabía de la iniciativa ni le ordenó suspenderla”, porque, como lo registró IMPACTO con puntualidad, el embate contra los usureros de la banca cayó de sorpresa y molestó a la Casa de Transición.

Esto es, precisamente, lo que desconcierta en lo que ya es el próximo gobierno: La falta de coordinación, que para muchos es síntoma de que el 1 de diciembre asumirá una especie de kindergarten estilo Montessori en el que la mayoría hace lo que le viene en gana, sin medir las consecuencias de sus actos.

Monreal afirmó, en entrevista con Proceso, que una “mano invisible” alteró los mercados bursátiles para adjudicarle a él las consecuencias del “martes negro”; la “mano” estaría integrada por “grupos económicos muy poderosos” que tienen muchos defensores en los medios, tienen despachos completos de abogados y publicistas, y enfrentarse a ese poder, para muchos, es un suicidio.

Lamentablemente, quizás para no cometer suicidio, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado nos deja con las ganas de saber quiénes son los integrantes de la “mano invisible”.

Es probable, sólo probable, que los dedos de esa mano no sean Ricardo Salinas Pliego, Bernardo Gómez, Olegario Vázquez Aldir, etcétera, los integrantes de la nueva mafia del poder puestos ya al servicio de López Obrador por decisión propia.

Ya veremos qué resulta de esa incursión de Monreal contra la “mano invisible” y sus patronos, los usureros bancarios, y qué tan pronto tendrá resultados para los usuarios porque Andrés Manuel habló de revisar el tema dentro de 3 años, pero lo que el coordinador de los senadores no puede borrar con sus explicaciones es que su iniciativa, más que buscar el beneficio de los usuarios de la banca, fue un golpe maestro de aquí estoy y en el Senado mando yo.

El zacatecano, con Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, forma la triada con futuro, a condición de que, mediante consulta popular, el pueblo sabio no exija reformar la Constitución para que López Obrador no permita que un posible sucesor lo traicione y tuerza el rumbo de la Cuarta Transformación.

¿Por qué no? Uno de sus héroes, el de la Primera Transformación, Benito Juárez, no es reconocido por su gusto por el poder, pero, antes que su paisano, otro sureño, Porfirio Díaz, se aferró 30 años a la Presidencia. Sólo la muerte, por angina de pecho, lo bajó de la silla presidencial.

Monreal ya hace su lucha porque sabe que su única oportunidad será a base de golpes espectaculares que lo muestren independiente, con fuerza propia e incluso rebasando a Andrés Manuel por la izquierda.

Ya dio el primero y no le fue tan mal si es cierto que no fue el causante del “martes negro”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...