Mentira, Romero Deschamps no solicitó amparo

El líder de los trabajadores petroleros nada tiene de qué preocuparse, dijeron a IMPACTO en una de las oficinas más importantes del gobierno del Presidente López Obrador.

Compartir:

Es soberana mentira la información en el sentido de que Carlos Romero Deschamps solicitó el amparo de la justicia federal porque sujetos vestidos con uniformes de policías se acercaron a oficinas de sus abogados a preguntar por él, como asegura el periódico Reforma en su edición de hoy.


El líder de los trabajadores petroleros nada tiene de qué preocuparse, dijeron a IMPACTO en una de las oficinas más importantes del gobierno del Presidente López Obrador.

La razón es simple: ni él ni el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana tienen que ver con el asunto de moda, el combate al robo de combustible, conocido como huachicoleo.

De la misma manera el dirigente petrolero contestó esta mañana a IMPACTO: no he solicitado amparo ni tengo por qué buscarlo.

Es evidente la campaña que presiona al gobierno para abrir otro frente.

En mi columna, que se publicó desde anoche en la página electrónica de IMPACTO El Diario, como en nuestra aplicación para teléfonos móviles, ya registraba que desde la toma de instalaciones petroleros por las fuerzas militares quedó claro que ni el sindicato ni sus dirigentes nacionales tienen que ver con el robo de combustible.

Muy al contrario, tanto el Presidente en su conferencia mañanera, como por la tarde-noche la oficina de prensa de PEMEX, reconocieron el esfuerzo “excepcional” de los trabajadores petroleros, en especial los transportistas, por ayudar a paliar la crisis ocasionado por el desabasto de gasolina.

Las versiones sobre los supuestos problemas jurídicos  del líder petrolero tienen que ver, en todo caso, con que ayer se cumplieron 30 años de la detención por fuerzas federales de Joaquín Hernández Galicia en Madero, Tamaulipas.

Entonces se dijo, que Carlos Salinas de Gortari, que recién había tomado posesión como Presidente, necesitaba un golpe político-mediático para “legitimarse”.

Para igualar aquellos tiempos con los actuales, es que López Obrador estaría necesitado de un golpe similar.

Nada más ridículo. La elección de Salinas fue impugnada por Cuauhtémoc, Cárdenas, Manuel Clouthier y Rosario Ibarra acusando al PRI de un fraude electoral que nunca pudieron comprobar. En cambio, López Obrador no tiene necesidad de legitimar su mandato con golpes de esa naturaleza.

No los necesita porque los 30 millones de votos que le dieron el poder casi absoluto (también tiene control sobre el Congreso) no lo obligan a medidas de esa naturaleza.

Por otra parte, como ya se dijo, el gobierno no tiene prueba alguna de que Romero Deschamps o el sindicato petrolero como institución, estén ligados al huachicoleo.

Más aún, antes de iniciar el sexenio, las 36 secciones del SNTPRM eligieron a sus nuevos dirigentes. El proceso electoral fue observado por Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle quienes, a partir del 1 de diciembre, tomaron posesión como secretarias de Gobernación y de Energía, respectivamente.

En esa elección, realizada mediante voto secreto, sin que las boletas electorales llevaran nombre ni número de ficha de los trabajadores, sin conflicto alguno resultaron triunfadores dirigentes afines a Romero Deschamps, no obstante que en algunas secciones se registraron hasta 5 planillas. La entrega de las tomas de nota fue presenciada el 7 de diciembre pasado por el nuevo director de PEMEX, Octavio Romero Oropeza, y el subsecretario de Gobierno, Zoé Robledo.

Sin embargo, en las últimas semanas Romero Deschamps ha sido objeto de una campaña mentirosa; la última manifestación es la publicación esta mañana de que acudió a la justicia federal a pedir su amparo en contra de cualquier orden de aprehensión que pudiera existir en su contra.

Mentira, como todo lo que se ha publicado a partir de la renovación de las dirigencias seccionales y del inicio del sexenio, como su supuesta aprehensión el 27 de diciembre pasado o su permanencia en el extranjero para no ser ligado al problema del huachicoleo.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...