“¿Me ven demasiado optimista?”: AMLO; colapsa la 4aT y el terror a perder el Congreso

Después del escándalo por la renuncia de Carlos Urzúa a Hacienda y las revelaciones a Proceso que describen el colapso de la 4aT por decisiones voluntariosas y erróneas, conflicto de intereses, renuncias e imposiciones, al presidente no le queda más que mostrar optimismo e intensificar campaña ante el riesgo de perder la Cámara de Diputados en el 2021.

Compartir:

Puede ser que me vean demasiado optimista, pues en efecto, lo estoy, hemos avanzado más de lo que yo imaginaba… afortunadamente tenemos mayoría en el Congreso, si no, imagínense”, dice el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional este lunes, en un segundo capítulo del escándalo por la renuncia de su Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías y revelaciones a la revista Proceso. 

Involuntariamente el presidente señala el mayoriteo de Morena en el Congreso como su fuente de poder, nada nuevo, pero revela el terror a perder esa importantísima posición al exhibirlo como el punto más vulnerable para el 2021 en la renovación de la Cámara de Diputados.

En esa estrategia del optimismo forzado, la victoria de amplio margen el 1 de julio del 2018 mutó en leyenda que debe ser constantemente alimentada y promovida como cimiento moral para justificar las pésimas decisiones, para explicar las renuncias en el Gabinete, los denigrantes acuerdos migratorios con Donald Trump, el agandalle de Jaime Bonilla al pretender extender la gubernatura en Baja California y sentar el antecedente para la presidencia, además de la caída en la aceptación. 

El comentario de hoy en la mañanera explica la persistente campaña los fines de semana en los estados y la función de la conferencia de Palacio. Andrés Manuel sabe que no puede confiar en su Gabinete, ninguno de sus miembros tiene la ‘altura moral’ ni el arrastre de él en la población, amén de su natural desconfianza. 

Sin embargo, los temores presidenciales son fundados y confirmados por la renuncia de Carlos Lomelí como superdelegado federal en Jalisco, acusado y probado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) de tráfico de influencias y corrupción en una red de abasto de medicinas de la que es socio y mediante una maniobra de simulación se esfumó de actas constitutivas, pero dejó huella en cuentas bancarias.

El golpe a la moralina de la Cuarta Transformación trató de ser amortiguado con una estrategia de control de daños donde presuntamente la salida de Lomelí corresponde a una ‘eficiente’ investigación de Irma Eréndira Sandoval, Secretaría de la Función Pública, a la que John Ackerman  -ideólogo de López Obrador y esposo de la Secretaria- calificó de “implacable”.

Una vez echado del grupo de los superdelegados controlados desde Presidencia por Carlos García Hernández, operador financiero de Andrés Manuel desde la jefatura de gobierno del DF y sustento familiar durante los lustros en campaña, Irma Eréndira presume este mismo lunes de siete investigaciones de la SFP contra Lomelí, quien podría enfrentar cargos por cohecho, enriquecimiento oculto, conflicto de interés y tráfico de influencias, para evitar cualquier mancha a la imagen del presidente.

Al revelar la investigación, MCCI de Claudio X. González, María Amparo Casar y Salvador Camarena, fueron atacados con saña por el aparato propagandístico de la Cuarta Transformación, dirigido desde Palacio Nacional, donde despacha García Hernández.

Esta mañana Andrés Manuel López Obrador no tenía otra opción más que mostrar optimismo. En la editorial fundada por Julio Scherer, Urzúa reveló detalles no incluídos en su carta de despedida enviada al Presidente que presagian el colapso de la 4aT. 

Habla de conflicto de interés de la familia del Jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo Garza con la Casa de Bolsa Vector, la imposición de funcionarios neófitos en Hacienda y la incompetencia de Manuel Bartlett Díaz para dirigir la Comisión Federal de Electricidad, además de la mala decisión del presidente al cancelar el Nuevo Aeropuerto en Texcoco y mucho más.

El resultado no puede ser más desalentador, calificadoras internacionales hablan de posible recesión y un crecimiento en el 2019 que ya bajó del 1%, además de alertar a los inversionistas. 

El Financial Times dice que AMLO debe enfrentar la realidad y no confiar en “sus propios datos”, el Bank of America Merrill-Lynch señala recesión técnica, a un paso de la recesión real, los tracking polls de Consulta Mitofsky de Roy Campos grafican una caída constante en la aceptación.

En este escenario no hay más que el optimismo presidencial como una estrategia de propaganda política e intensificar la campaña, ante el terror de perder la Cámara de Diputados en el 2021.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...