Mario Delgado suma a la campaña contra la Policía Federal; los rebeldes, firmes: Indemnización o paro

Rebasa Felipe Calderón a los panistas Marko Cortés y Atayde; toma bandera opositora

Compartir:

“No, muchas gracias”, es la respuesta de la mayoría de los policías federales inconforme ante el ofrecimiento del Comisario General, Benjamín Grajeda Regalado, de 11 posibilidades de reacomodo en otras instituciones, inclusive la indeseada Guardia Nacional.

La protesta seguirá, al menos, hasta este lunes, ya que el reclamo generalizado es la indemnización por liquidación al desaparecer, en 18 meses, el agrupamiento policiaco, y, hasta el momento, Alfonso Durazo Montaño se niega a dialogar con los levantados.

Resulta curioso que a pesar de que el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana rechaza el diálogo directo con los federales acepta todas las entrevistas con los medios de comunicación, radio, televisión, redes sociales y prensa, mientras tanto, la campaña de desprestigio contra los federales en redes sociales revienta los ánimos.

Para meterle más candela a ese fuego, el coordinador de los diputados de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado Carrillo, asegura que los elementos de la PF buscan “enrarecer” el arranque de la Guardia Nacional.

Sentenció Delgado: “Resulta preocupante que en lugar de buscar cómo contribuir a pacificar al País, algunos elementos de la Policía Federal intenten enrarecer el proceso, de inicio, con medidas extremas… los llamamos a privilegiar el diálogo sin chantajes o indisciplinas”.

No estaría mal que el titular de la Jucopo también llame al diálogo directo de Durazo Montaño con sus empleados federales y escuche, de voz propia, los reclamos sin intermediarios.

¿A poco sigue molesto el titular de la SSPC porque el ex presidente Felipe Calderón le recomendó a él y a Andrés Manuel López Obrador que escucharan a los policías federales, no nada más a ellos mismos..?

REBASA FELIPE CALDERÓN A LOS PANISTAS MARKO CORTÉS Y ATAYDE; TOMA BANDERA OPOSITORA
Demasiado pequeños resultaron Marko Cortés Mendoza y Andrés Atayde Rubiolo como opositores; Felipe Calderón Hinojosa les arrebató la bandera -si es que en algún momento la tuvieron- y NO pierde la oportunidad que día a día pone, en bandeja de plata, la Cuarta Transformación.

En la crisis de la Policía Federal, el presidente del PAN nacional, Cortés Mendoza, ni siquiera existe; sigue reconstruyendo los pedazos de la derrota en Baja California y Puebla, mientras la grisura de Atayde lo hizo a un lado en el escándalo de inseguridad de la CDMX por los asesinatos de los jóvenes estudiantes Norberto Ronquillo y Leonardo Avendaño, que hasta el momento tiene en alerta a cientos de prepas y universidades.

Atayde se la pasa en mediocres operaciones negociadoras para cuidar las migajas que le deja el Congreso local, dominado por Morena, y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Los dos, entretenidos en mantener una estructura partidista cada vez más pequeña y debilitada. Marko batalla por sostenerse al frente de Acción Nacional y Atayde en la bisutería de problemas capitalinos menores, y la elección de los 16 comités distritales, mientras la agrupación de Margarita Zavala Gómez del Campo avanza.

Ante la afonía política de Atayde, Sheinbaum transita la crisis de inseguridad golpeada solamente por la incompetencia de su equipo, mientras que Andrés Manuel López Obrador y Alfonso Durazo suben al ring a Calderón Hinojosa, ya que, a su entender, era la única forma de frenarlo. No fue así.

El ex presidente se erigió en un crítico directo, puntual y asertivo. Dio en el blanco de los enormes yerros y soberbia del gobierno con el affair de los Federales y la amenaza contra las Fuerzas Armadas reiterada por el presidente a La Jornada.

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/
Twitter: http://twitter.com/malosos

>

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...