Margarita quiere la Fiscalía o el PAN

La señora Zavala está negociando lo que en política llaman su capital político

Compartir:

Margarita Zavala no quiere mucho por definir su preferencia en el último tramo de la competencia por la Presidencia de la República: ser fiscal general de la República o liderar lo que quede del PAN.

Contra lo que dijo en sus primeros mensajes al anunciar su retirada como candidata independiente, la señora Zavala está negociando lo que en política llaman su capital político, es decir, los casi 2 millones de votos que le concede la última encuesta.

A menos que la información privilegiada falle, el miércoles por la noche algo de importancia trató con José Antonio Meade.

Más allá del contenido de la charla con el candidato del PRI a la Presidencia de la República, a Roberto Gil y a los que, como él, dicen estar comprometidos con la causa del candidato priísta, fueron emplazados a definirse antes del domingo, el día fatal del segundo debate organizado por el INE.

No está claro lo que Margarita podría haber negociado con Meade, pero al candidato del Frente integrado por el PAN, PRD y MC no le queda duda que de ganar la Presidencia de la República pagará con la Fiscalía General, y que, si pierde, la esposa de Felipe Calderón será la dirigente nacional del PAN. Si acepta los términos que pusieron sobre su mesa.

Parecen desmesuradas las condiciones de la esposa del ex presidente, pero están acordes con la suposición de que los casi 2 millones de seguidores que acumuló mientras fue candidata, valen lo que pide.

Ahora falta saber si Meade y Anaya consideran que su apoyo vale tanto como ella cree.

Es probable que sí en caso de que la elección se cierre a tercios; en esa circunstancia unos cuantos votos serían la diferencia. La cuestión es  si los interesados están dispuestos a pagar el precio.

Meade poco puede ofrecer porque, aún ganando, no tendrá el Congreso a su servicio; igual le pasará a Anaya, aunque a diferencia del candidato priísta, él sí puede ofrecer el liderazgo de su partido.

¿Desmesura en la negociación?

Sin duda, porque las peticiones de la señora Zavala que se han filtrado en los equipos de Meade y Anaya contrastan con la posición original de la ex candidata independiente; por otra parte, son creíbles si atendemos su revelación sobre el intercambio de mensajes con los candidatos del PAN y del PRI.

Pensar que hubo quienes hablaron de dignidad y otros de la posibilidad de la creación de una nueva corriente de oposición; la cruda realidad es que al final todo se reduce a simple mercadeo. Es decir: ¿quién da más?

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...