Mancera, en busca de un NO político para jefe de Gobierno

Ahí está el perfil; ahora falta convencerlo

Compartir:

“NO me siento político; NO puedo ser político”, insiste Miguel Ángel Mancera en sus spots del V Informe. En cada videomensaje, el jefe de Gobierno persiste, una y otra vez, en la negación, ataviado con una playera gris, neutra, sin rastro de color partidista.

Así perfila a su sucesor, al candidato que deberá hacer campaña al lado del ungido presidencial del Frente Ciudadano por México (FCM) que deberá hacer frente a Claudia Sheinbaum.

¿Alejandra Barrales..?, la más mencionada y vulnerable por una lápida de negativos cargada con la crisis legislativa que engrosó a Morena, el depa de Miami, el presunto fraude de 350 millones de pesos en el fideicomiso de becas (Fijov), señalado a detalle, en julio del 2015, por Federico Döring en la ALDF (http://ow.ly/HB5f30f5aO8), en un historial acumulado que hará dudar a cualquiera.

Mancera llegó a la campaña del 2012 con el amarillo PRD muy diluido, a diferencia de Mario Delgado, el frustrado “delfín” de Marcelo Ebrard Casaubón, pero ahora el objetivo es claro: El FCM enfrentará a un perfil totalmente ligado a Andrés Manuel López Obrador, carente de autonomía y con escaso valor propio, más allá de la fidelidad mesiánica al líder de Morena.

Para fines prácticos es evidente el compromiso de Mancera y Ricardo Anaya Cortés con Barrales Magdaleno, y posiblemente dificulte la persuasión que permita ceder el paso a un perfil más ciudadano, probado, y altamente competitivo.

Platico con Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, y coincidimos en que el doctor Armando Ahued puede ser el caballo negro por diversas razones, una de ellas por el programa más presumible de Mancera a nivel local, nacional e internacional.

De hecho, fue una sorpresa ver a brigadas de decenas de colaboradores de El Médico en tu Casa en las zonas devastadas por el sismo.

Ahora falta ver si el secretario de Salud transexenal está dispuesto a una saga llena de obstáculos en un puesto tan codiciado que le sobran apostadores que no dudan en brincar de una trinchera a otra, como Ricardo Monreal Ávila.

Sin embargo, no imagino a Mancera y Anaya en el absurdo de reclutar al delegado de Cuauhtémoc para competirle a Sheinbaum. Es el tercer desechado de Morena, quien, además, esperó el indignante beneplácito de Andrés Manuel López Obrador hasta ser rechazado en plaza pública.

Esa historia ya la vivieron el PAN y el PRD en Sinaloa, con la burla de Mario López Valdez en el 2010. Llevaron a la gubernatura a un ex priísta, igual que Monreal, y les dio una patada en la primera oportunidad. Ese temor impulsó al líder de Morena a optar por Sheinbaum.

Miguel y Ricardo tienen tela para confeccionar un buena candidatura, competitiva, fuerte y confiable. La clave puede estar en la montaña de material estudiado por los productores de los spots del V Informe de Gobierno. Los profesionales buscan forma y fondo; rescatan positivos y desechan negativos; resaltan lo de mayor impacto social con el propósito de destacar la imagen del huésped del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, cuya campaña mediática culmina en la Asamblea Legislativa de la CDMX el 17 de septiembre, dominada por las fuerzas del frente ciudadano: Leonel Luna Estrada, del PRD, y Jorge Romero Herrera, del PAN.

Entre el material seleccionado está la Constitución de la CDMX, sin embargo, los puntos en litigio, desde la controversia del Tribunal Superior de Justicia de Edgar Elías Azar hasta los absurdos en temas asistencialistas, hacen de la Carta Magna capitalina un proyecto inconcluso, presumible solamente a nivel conceptual, donde convergen cientos de manos en una clepsidra variopinta, a pesar del arduo trabajo de Manuel Granados.

Del titular de la Semovi, Héctor Serrano, los videomensajes dan una ligera mención de las “ecobicis eléctricas” y algunos kilómetros más del Metrobús. Los hermanos Julio y César Serna pasaron sin pena ni gloria en la campaña, igual que la sonorense secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, y el titular de Sedeso, José Ramón Amieva.

De la seguridad pública ni hablar; con el cese de Rodolfo Ríos, la procuraduría ahora en manos de Edmundo Garrido es un tema más vergonzoso que de presunción que no acaba de ordenarse.

En cambio, el kernel de los spots abre las puertas de cada casa en la CDMX para ofrecer bienestar y salud con efectividad. Mancera es el ciudadano que cura, ojo, NO político, el preocupado por solucionar problemas en cada hogar con “El Médico en tu Casa” de Ahued.

Ahí está el perfil; ahora falta convencerlo.

 

twitter: @hugopaez 

blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx

facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...