Urge que termine la pandemia… de ocurrencias

Compartir:

Dicen que cada… uno con su tema. Y es que el confinamiento está produciendo genios de más, sobre todo en la política. Mientras más se alarga el “pico” y la “curva” del Covid-19, más ideas fregonas salen de voz de la nueva élite en el poder.


Enumerar, por ejemplo, que hace dos semanas, el senador Ricardo Monreal, imaginamos que dando vueltas a ver en que se entretenía, propuso cambios en la ley sobre Rentas para amortiguar apuros tanto a arrendador como arrendatario “en tiempos de crisis”. No está mal.


Después el diputado con licencia, Alfonso Ramírez Cuéllar, líder nacional interino de Morena, sugirió dar facultades al INEGI para entrar hasta la cocina de los hogares mexicanos y medir la riqueza. ¿No tendrá el señor Barzón algo qué hacer por su partido?


Este jueves, Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, anunció la propuesta de su partido de continuar con la limpia de fideicomisos.


Esta vez arrasarían con 44 más, incluyendo el Fondo de Desastres Naturales y otros sobre cultura, el Fondo de Inversión, de Estímulos al Cine, y otros en investigación y deporte. Apenas lo dijo en la sesión virtual de la Permanente y le cayó granizo.


Por cierto, que en la concreta propuesta de desaparecer Fidecine hasta a la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, le llovió en su milpa.


Pero la cereza en el pastel la puso el Presidente López Obrador que se despachó con la cuchara grande, como desde hace medio año, al cambiar las reglas del juego del sector energético, sobre todo en lo que tiene que ver con energías limpias y renovables.


Pero, por favor, sonría, no vaya a registrar mal en el reporte… ¡de medición de la Felicidad! La más reciente del Ejecutivo, cuyo censo tendría, seguramente, que levantarlo alguien con muy buen humor. Ese fue el colofón hasta este jueves. Lo malo es que todavía quedan viernes, sábado y domingo… por esta semana.

EL CHASCO DE LA UIF CON LA UAEH

Ahora que la nueva concepción de justicia es hacer lo que venga en gana con quien sea y por lo que sea, el revés de un tribunal colegiado a la Unidad de Inteligencia Financiera, que encabeza Santiago Nieto, suena a coscorrón.


Un grupo de magistrados ordenó a la UIF descongelar seis cuentas bancarias con 151 millones de dólares de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo que, según el órgano dependiente de la Secretaría de Hacienda, se investigaba por presunto lavado de dinero.


El gran olfato de Nieto -esta vez, dijo él mismo, a solicitud de la DEA-, se activó por el movimiento de recursos vía Suiza-México, pero nunca se presentaron pruebas de malos manejos.


Puede ser como afirmó hace más de un año, apenas se congelaron las cuentas, el presidente del Patronato de la UAEH, Gerardo Sosa, que la UIF confundió “traslado” con “lavado”. Lo cual no deja de ser un chasco, porque no es lo mismo “huele a traste”…

TRUMP Y EL MIEDO NO ANDA EN ‘LA BESTIA’

Casi seguro que no es por ser fiel seguidor de Hugo López-Gatell, pero el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estuvo reacio a colocarse un cubrebocas durante la visita a una planta de Ford en Ypsilanti, Michigan.


Finalmente, en una de las áreas de la automotriz, se le vio con la mascarilla puesta. “Llevé una en el área de atrás. No quería darle a la prensa el placer de verlo”, dijo.

Claro, no es igual moverse encapsulado en “La Bestia”, fabricada para soportar hasta un ataque químico, que andar en bola supervisando la fabricación de insumos de protección contra el Covid-19. El miedo no anda en burro.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...