López Obrador y los caminos de don Fidel

Compartir:

Después de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se apresta a acompañar eventos de sindicatos, o a reunirse con algunos dirigentes de los mismos, la pregunta fue oportuna: “¿Tiene sindicatos favoritos?”. La respuesta, cortita y veloz: “No”.


Aunque no muy convincente, sería bueno saber si ahora, para trámites extremos, cualquier gremio sindical podrá traspasar la línea preferencial de Palacio Nacional, como lo ha hecho en algunas 10 ocasiones la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.


Lo vemos difícil, pero no imposible. Hoy, por ejemplo, López Obrador sostuvo un encuentro con integrantes de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, encabezada por Pedro Haces.


Y quizá deberíamos creerle al Presidente, pues adelantó que en los próximos días acudirá al congreso ¡de la CTM! Sí, la confederación que alguna vez fue famosa con don Fidel Velázquez al frente.


Bueno, lo que sí es cierto es que no todos los sindicatos poseen un Reforma (Educativa en el caso de la CNTE) que los blinde. Ah, verdad.

SE VAN DE LADO CON MENSAJES SOBRE CRIMEN DE FÁTIMA

Mientras la Arquidiócesis de México, los partidos políticos, el Congreso, la CNDH, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y hasta el Presidente Andrés Manuel López Obrador, condenaron la muerte violenta de la niña de siete años, Fátima, el caso más reciente de feminicidio, otros equivocan el mensaje.


Por ejemplo, el senador de Morena, Martí Batres, no vaciló en echar la culpa al neoliberalismo del nuevo atentado contra una mujer, en este caso una niña. “Es cierto. El feminicidio, como se conoce en nuestros días, es producto del neoliberalismo. Ciudad Juárez lo demuestra”, dijo.


Ante la serie de casos de ataques violentos, no solo espanta la falta de resultados de la autoridad, sino la forma tan irresponsable con la que algunos defensores de la 4T siguen echando la bolita al pasado.


Pero, además, lavarse las manos, por su pequeñez en estrategias, al comparar la desgracia de Ciudad Juárez con la de la Ciudad de México.


Del propio Batres, lea usted esta perla: “En la 4T, cada quien en su espacio de decisión, se debe responder empáticamente para contribuir a erradicar dicha violencia”.


No pasan desapercibidas las palabras de la Fiscal capitalina, Ernestina Godoy, que al mencionar el entorno de Fátima, declaró: “Desafortunadamente la niña vive en una familia, (donde) tanto la mamá como el papá… El papá tiene demencia senil, la mamá tiene alguna enfermedad mental entonces ahí a la niña la dejan sola a la salida de la escuela…”.


GUERRA DE ‘PORRAS’ EN GUANAJUATO

Aunque algunos intentaron resaltar el lado que más les conviene en los gritos y consignas lanzados durante la visita del Presidente López Obrador a Guanajuato, la realidad es que fue de toma y daca.


Mientras unos, por cierto, no masivamente, se referían al Mandatario federal con la segunda mitad de la frase que él mismo hizo viral en días pasados cuando se refirió a los corruptos, “¡Fuchi, caca!”, otros tenían la misma actitud, pero contra el Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, a quien no bajaban de ”¡Asesino!” y “¡fifí!”.


Por el lado político, la decisión de López Obrador de visitar una entidad bastante panista, muestra que el Presidente no tiene temores. Pero, más aun, por el lado de seguridad, tratándose del estado con mayor violencia en la actualidad.


El Mandatario federal estuvo en los municipios de Romita y Pénjamo en donde dio el banderazo a dos cuárteles de la Guardia Nacional. Fuera de las “porras” partidistas, el Presidente se apuntó otra gira en días de guardar.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...