López-Gatell se siente víctima de “bullying”

Compartir:

Exhortación a reporteros y similares: Ya no pregunten, por el amor de Dios, al doctor Hugo López-Gatell sobre por qué no recomienda, de una vez por todas, claro y conciso, el uso del cubrebocas.


Ya este miércoles, en su habitual posición cuartotransformadora “mandó al diablo” al reportero del Heraldo de México que, valiente o temerariamente, llevó a la conferencia vespertina tres estudios internacionales sobre la conveniencia del uso de la mascarilla.


Pero lo que seguramente casi le revienta el hígado al subdirector de Salud es que el periodista pidió que los documentos se los entregara ¡al Presidente Andrés Manuel López Obrador!, para ver si así se decide a poner el ejemplo, utilizando el tapabocas.


Casi en el colmo del hartazgo, el doctor pidió al reportero consultar su “confereteca” de 150 ediciones para que aprenda y no vuelva a preguntar lo que él ya dio por ley.


Aunque a veces la terquedad hace pensar que si desde finales de febrero, cuando en realidad decidieron que, por si las dudas, era bueno meterse en el asunto del nuevo coronavirus, hubieran recomendado el uso estricto de la mascarilla, quizá en lugar de 45 mil muertos, hoy lamentáramos 25 mil, que ya de por sí marcaron un fracaso.

EL ‘CRITERIO DE OPORTUNIDAD’ Y LA LISTA DE ATORADOS

Qué tal las puertas, como jurisprudencia y como eventualidad simple de salvación jurídica para otros detenidos por casos diferentes, que está abriendo el caso Lozoya y que pudieran conducir hacia un mismo objetivo.


En la arena política hay algunos detalles que se contraponen. La tirria de la 4T es más contra el panismo que contra el priísmo. Sin embargo, en la lista de perseguidos y ya atrapados, sobresalen los priístas y no los panistas.


Cuestión de ver, aunque también de sopesar, el tamaño de los peces. Tal vez Genaro García Luna vale por el resto de los priístas juntos, haciendo a un lado a Lozoya, incluyendo a Rosario Robles (que no es priísta, pero que trabajó como si lo fuera). Y ahí está el riesgo.


La ex perredista, César Duarte, Tomás Zerón, por decir algunos, como miembros o colaboradores del mismo partido, obedecieron lo que de arriba se ordenó. ¿Por qué no plantear su derecho al “criterio de oportunidad”, al cabo para fines de linchamiento se volverá exitoso en la “Cuarta Tansformación”?


El sumo contraste entre el súper caso Lozoya y el mínimo de Robles es evidente, pero van por la misma madeja. Sin embargo, a la ex titular de Sedesol y Sedatu no le tiran ni un guiño, y mínimo tres veces le han rechazado la oportunidad clarísima de seguir su juicio en libertad, y quizá, si se quiere, yendo a firmar cada 15 días y usando brazalete.


Si al Presidente le funciona el hecho, por ejemplo, de que entre los priístas (o panistas) se coman solos, proliferaría aquello que algunos llaman traición.


Después, como el pueblo sabio decidirá que se enjuicien a los ex Presidentes, pues la 4T amarraría mínimo dos sexenios más si los peces que exhiba son verdaderamente gordos, gordos, gordos…

… Y AMLO NO QUIERE SABER NADA DE TAMAULIPAS, NUEVO LEÓN Y COAHUILA

En el más agrio del comportamiento de un Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador ni siquiera ha volteado a ver a Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, después de resultar afectados por la tormenta tropical “Hanna”.


El peor de los augurios es que un líder, pero más el de una nación, se deje llevar y obre a partir del rencor y la insidia. Ninguno de los tres estados, parecen merecer la atención no de su persona, sino del gobierno.


Uno es panista, el otro independiente y el tercero priísta. Voces afónicas a causa de la misma tormenta aseguran que el desprecio, hasta en sus propias huestes, ha caído, para variar, como balde de agua fría.


Eso sí del avión ex presidencial habla hasta por las turbinas…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...