Fernández Noroña pone a temblar a Ebrard y Sheinbaum

Compartir:

Vaya tiempos. Si no nos salvamos con uno, nos salvamos con otro, dirían los nuevos libros de texto. El caso es que en redes sociales circula un video en el que el petista Gerardo Fernández Noroña, como si fuera época de fiesta, o de chanzas, se lanza como precandidato… ¡a la Presidencia de la República”…


Como todo mexicano está en su pleno derecho de votar y ser votado… Pero como que anda errado en eso de dar a conocer sus aspiraciones cuando el mundo entero solo piensa en esquivar al SARS-coV-2.


En el video, que suponemos reciente, porque, además, si ya tiene tiempo, peor tantito, Fernández Noroña, confirma: “Sí, sí voy a buscar, en su momento, eh, una responsabilidad tan honrosa, como poder relevar al compañero Presidente. “¡Que quéééé!”, se escuchó casi atragantándose a un maloso que puso cara de estar siendo atacado por algo más cruel que el nuevo coronavirus.


“Seré un factor de unidad… porque hay que consolidar este proceso de transformación por muchas décadas…”. ¿De qué hablará el petista? ¿Otros Fernández Noroñas? ¿Reelección? El, feliz, feliz, feliz. “Muy bien la gente conmigo, de verdad”.


Y pensar que ya con Irma Eréndira Sandoval, Ricardo Sheffield (que este lunes no dijo si la gasolina será gratuita luego que el petróleo de Estados Unidos se desplomó 305 por ciento, pero dio en la cabeza a México), Rocío Nahle, teníamos.


Aunque la verdad, y para que no estallen contra Fernández Noroña, realmente creemos que él hablaba del “presidente” de su partido, o de alguna Junta de Mejoras Materiales. Lo que sí es que, dicen otros malosos, Marcelo Ebrard y Claudia Sehinbaum andan “requete-nerviosos”.

EL ‘PICHICATEADO’ CRÉDITO PARA 505 MIL PEQUEÑAS EMPRESAS

A ver, con peras y manzanas. Este lunes, Zóe Robledo, Director General del IMSS, pormenorizó el esquema para entregar los primeros 505 mil créditos de apoyos, por 25 mil pesos, a pequeñas empresas, de un primer grupo de 645 mil 102, ante la emergencia económica por el Covid-19.


De ese universo de emprendedores mini (fondas, las estéticas, las peluquerías, los abarrotes, las pequeñas misceláneas), que todavía no llega al primer millón de los tres a los que se les hará llegar el apoyo, estos 505 mil elegibles son empresas de uno a cinco trabajadores.


Suponiendo que llevan un mes sin actividad, pero que se echarán otro más (por aquello de la Fase 3) y que en promedio el “patrón” paga a tres empleados (de 1 a 5), el asunto está bastante “pichicateado”.


Porque, además, el mini crédito no es de “gorra”, aunque se comience a pagar a partir de los tres meses, como decía don Arturo (no el de Hacienda), “paso a paso, despacito”. Vaya, ni siquiera saldrán tablas.


El problema es que, lo dijo el mismo Robledo, viene el segundo grupo de empresas de cinco a 10 trabajadores; el tercero de 10 a 50 y ya después de las 50, “pues hasta las grandes empresas que tienen a miles de trabajadores”.


Si estos grupos de empresas también hicieron el esfuerzo y mantuvieron la plantilla de trabajadores aunque no trabajaran, ¿recibirán los mismos 25 mil pesos, un crédito mayor (aunque no se ha dicho nada), o, de plano, que los escupa un sapo?

DE ‘PIENSEN EN SUS MAMACITAS’ A ‘BALADRONADAS’

Definitivamente al Gobierno Federal no le alcanzó con el dicho de Víctor Villalobos, Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, que prometió la semana pasada que iniciaría la repartición de despensas entre gente necesitada.


Ya en conocimiento del Presidente Andrés Manuel López Obrador, podemos decir que los grupos de la delincuencia organizada les comieron el mandado.


Y el titular del Ejecutivo, sabiendo de quién se trata, pues no tiene la intención de remecer el cocotero, porque quizá ni sean “fifís”, conservadores o neoliberales. Entonces a lo más que pudo llegar su reclamo (porque, claro, además, están haciendo una labor social), fue que “en lugar de despensas, bájenle a baladronadas”. Claro, y que “piensen en sus madres”.


Porque ahora, volvió a reclamar, “ya me salieron como los que estaban antes y repartían despensas, frijol con gorgojo”. Bueno, las de Villalobos traían, seguramente, una latita de caviar…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...