Están en chino el Periodo Extraordinario y la iniciativa de AMLO

Compartir:

Salvo que por ahí ocurra otro juego de manos (que ya sabemos que es de villanos), y de repente alguien esconda la bolita, como ocurrió cuando se votó la elección de Rosario Piedra Ibarra, como titular de la CNDH (que también requería de mayoría calificada), la instalación de un Periodo Extraordinario para votar la iniciativa de modificación a la Ley Federal de Presupuesto, está en chino…


Y es que, por algo, Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, no dio este jueves tantas expectativas al Presidente Andrés Manuel López Obrador de que su propuesta esté cincha para votarse en un periodo Extraordinario.


Resulta que el paso de terciopelo de la nueva “visión” presidencial no está tan “domado” como si fuera un coronavirus.


Para que se cumpla el anhelo de López Obrador de dar facultades a Hacienda para que “en caso de una emergencia económica reorientar el Presupuesto a ‘proyectos y acciones prioritarias’”, primero Morena deberá, este viernes, derrotar a la oposición, después de instalar la Comisión Permanente.


Seguir hacia adelante, al Periodo Extraordinario, y mantener vivo lo que muchos han calificado de camino al “autoritarismo absoluto”, requiere, sí, de mayoría calificada. Es decir, del voto de 25 de legisladores de los 37 que componen la Permanente. ¡Y Morena solo tiene 24!


El llamado desde esta semana “grupos parlamentarios de contención”, la oposición (PRI, PAN, PRD y MC), se compone de 13. De su parte está el 1 que puede dar la victoria a Morena y la sonrisa (o carcajada) a López Obrador. Aunque en el papel, y firmado, se deduzca que no la habrá.


¿O, a destiempo, aparecerá un Judas entre los apóstoles de la Oposición? De entre los que componen la lista del 13 (y en viernes), no pareciera haber algún bejuco domable, aunque a la vista saltan intereses de supervivencia en donde podría esconderse el alma de Satanás.


En fin, que ante el anuncio de que el senador priísta Miguel Osorio dio positivo en Covid-19, corrió la aventurada versión de la coincidencia entre su aislamiento y la votación este viernes en la Cámara Alta. Solo que el priísta no es titular, sino suplente.


La cosa es que en medio de la virulenta situación, el camino de la ganona propuesta cuartatransformadora se ve en chino.

 

BARBOSA VIO LA TORMENTA Y SE HINCÓ

Es cierto que en cuestión de arrepentimientos más vale tarde que nunca. Pero así como hay cosas dignas de arrepentirse, otras ni siquiera de haberse dicho, por banales.


Hace casi un mes, el Gobernador de Puebla dijo una gansada o sandez: “La mayoría (de los contagiados por coronavirus) son gente acomodada, ¿si lo saben o no? Si ustedes son ricos tienen el riesgo, si ustedes son pobres no, los pobres estamos inmunes”.


Muy rápido, la realidad lo puso en su lugar y le relavó el cerebro, incluso en su propia condición. Con 638 casos confirmados, 131 fallecidos, siete sumados en las últimas 24 horas, Puebla, como otros estados, vive tiempos de preocupación.


Por ello no sorprende la voltereta en la grandiosa disertación de Barbosa de hace un mes. “Todos estamos expuestos al contagio, niños, jóvenes, adultos y los que tenemos una comorbilidad… No crean que no estoy consciente de mi nivel de riesgo”.

Moraleja: El miedo no anda en coronavirus…

 

MARIO DELGADO Y MARCELO EBRARD SE PUSIERON LAS PILAS

El primero planteó aplicar un voto de censura a la Reforma Hacendaria del Ejecutivo, ante el mal manejo que se ha tenido de la política económica.


Afirmó que no se puede avalar el otorgamiento de mayores recursos a un gobierno que ha demostrado ser ineficaz, lento y poco transparente en el gasto de los recursos de la gente.


Y propuso implementar un Plan Emergente de Reactivación Económica, integrado por inversiones en rubros que detonen el crecimiento económico, como carreteras, telecomunicaciones, energía, servicios educativos y de salud, ciencia y tecnología.


El segundo destacó que la estrategia que se está siguiendo es equivocada, sobre todo ante la recesión que, aseguró, hay en el país.


Bueno, así pensaban Delgado y Ebrard allá por octubre del 2013, cuando se calentaban con el Sol Azteca.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...