Después de Guanajuato, ¿ahora Aguascalientes?

Compartir:

En 24 horas, la ciudadanía de Aguascalientes tuvo los peores presagios para su entidad. En principio, porque el Fiscal General del Estado, Jesús Figueroa, salió a decir en una rueda de prensa que se había “soltado el diablo y el chamuco”.


No le faltaba razón, primero porque la preocupación de la violencia comienza en ellos, son, se supone, los que tienen la tarea de no permitirla. ¿Y por qué la temerosa declaración del Fiscal? Porque en un día la entidad registró 6 ejecuciones.


Pecata minuta si se tratara de un estado como Michoacán, Guerrero, Morelos, Sinaloa o Jalisco, en donde los fines de semana seis muertes es respirar un poco, pero no para Aguascalientes. La alerta surge, seguramente, porque podría repetirse el caso de Guanajuato, casi vecino.


Hace dos años, Guanajuato, territorio hoy todavía muy panista, era uno de los estados más tranquilos. Hoy es el número uno en violencia y registro de ejecuciones diarias.


“Este año había estado muy tranquilo… muy en paz. Se soltó anoche el chamuco, pero vamos a dar con él, sabemos dónde está el infierno”, dijo el Fiscal Figueroa.


Lo malo es que ya dijo en dónde está el infierno.

PARTIDOS POLÍTICOS, ABANDONADOS

A como están las cosas, según el reciente reporte del Instituto Nacional Electoral, los partidos políticos están condenados, si no a desaparecer, a servir de floreros.


Los datos (mientras no salga nadie a decir que “tiene otros”) son sorprendentes, aunque de algunos partidos no se esperaba otra cosa. Una medición en el último año y medio, realizada por el INE marca al PRI y el PRD como los más desairados por la ciudadanía.

..
Los dos, considerando el nivel que tenían, uno como primera fuerza nacional, y el otro como tercera, pierden casi el 75 por ciento de sus militantes. El tricolor pasó de 6.5 millones de militantes a 1.5 millones, mientras que el PRD de 5 a 1.2 millones.


El PAN perdió 38 por ciento y Morena 12 por ciento. El único que de acuerdo al INE incrementó su padrón fue el Verde, en casi un 50 por ciento.


Los datos, aunque podrían no ser totalmente fieles a la realidad, pues fuera de eso están los simpatizantes, o los que no militan, pero son seguidores.


Podría ser el caso de Morena. La sorpresa es el Verde, aunque no sabemos el truco. La pregunta es qué seguirá, si sabemos que una alternativa fracasó en los tres años anteriores, la de los candidatos independientes.


¿Vendrá la época de los líderes solitarios con un partido solo como alfombra, el populismo atroz? Porque si algo enreda es que México Libre, de Margarita Zavala y Felipe Calderón, así como Redes Sociales Progresistas, con alguna cercanía a la maestra Elba Esther Gordillo, para empezar, ya cumplieron la cuota de afiliación de 234 mil.


Quizá ya lo que no convenga sea lo de llamarlos partidos, tal vez “círculo de amigos y simpatizantes”, “clubes de política” o “espacios de transformación”. Cualquier cosa que no provoque comezón.

LOS TRAPITOS AL SOL A FERNÁNDEZ NOROÑA

Tan protagonista él, de andar para allá y para acá, profesando el espíritu de la sociedad igualitaria, las buenas formas de la política “de vanguardia”, y confrontando con rudeza a quien lo contradiga, este martes a Gerardo Fernández Noroña casi le dieron una sopa de su propio chocolate.


Ocurre que al finalizar la discusión en San Lázaro del tema sobre la violencia contra las mujeres, dos viejos conocidos del legislador del PT, burlaron los controles de acceso al salón de plenos, desplegaron una manta y le entregaron una caja con huevos.


Se trató de Martha Angélica Ojeda y Martín Luis Nolasco Serrano, su ex colaboradora y su ex presunto, fotógrafo. Le dijeron hasta de qué se va a enfermar. En la pancarta se leyó: “Vives del pueblo y traicionas al pueblo. Simulador, violento, mentiroso y vulgar ambicioso”.


La manifestante es conocida en el recinto legislativo porque efectivamente laboró para Fernández Noroña. Fue conocida como la “diputada 501”, pues siempre estaba en su lugar.


Además lo acusaron de nepotismo, de favorecer, como legislador, a empresas mineras, entre otras cosas. El petista se defendió diciendo: “El caso de Martha Angélica, es mi ex mujer (‘no procederé por más cosas que diga’), trabajó conmigo… yo la defendí de cobardes acusaciones y hoy se presta al golpeteo en mi contra”.


Y, o le salió lo macho, o le ganó el nerviosismo, pero añadió que ella “se peleaba con otra ex colaboradora mía, muy guapa”. Eso de no aprender a lavar la ropa sucia en casa…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...