Los planes de Manzanilla

No hay duda de que, eventualmente, Miguel Barbosa perdió a uno de los mejores funcionarios de su gobierno

Compartir:

Fernando Manzanilla sabía que, fatalmente, perdería la pelea ante Erick Cotoño, David Méndez y Gabriel Biestro Medinilla, quizás los hombres más cercanos al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

Aun así se arriesgó y sólo pudo mantenerse como secretario general de Gobierno durante 5 meses y medio.

Su renuncia ocurrió después de sufrir una embestida periodística inusual y de sufrir el aislamiento al que lo sometió el equipo cerrado del gobernador.

Hizo pública su dimisión después de desmentir un supuesto complot en complicidad con Eukid Castañón contra Barbosa.

Por ejemplo, nunca pudo acordar a solas con el gobernador; siempre estaba presente alguien de las confianzas totales de Barbosa, y sufrió la disminución de sus funciones, como ocurrió a Olga Sánchez Cordero, la secretaria de Gobernación de Andrés Manuel López Obrador.

Diputado con licencia del Partido Encuentro Social (PES),  se incorporará a la Cámara de Diputados y seguramente asumirá las funciones de coordinador; desde esa posición buscará la candidatura a presidente municipal de la capital poblana, la misma que en su momento le negó su cuñado, el gobernador Rafael Moreno Valle, quien falleció con su esposa Erika Alonso en diciembre de 2018.

No hay duda de que, eventualmente, Barbosa perdió a uno de los mejores funcionarios de su gobierno no sólo por sus capacidades, sino por sus ligas con personajes de la vida local, pero también con la nacional, en especial en la izquierda y en el equipo de López Obrador.

Está por verse cuáles son los planes que dijo tener para el futuro.

Con seguridad buscará ser presidente municipal de la Angelópolis.

Entonces vendrá el encuentro entre el equipo que a nombre de Barbosa gobierna la entidad y el ex secretario general de Gobierno.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...