Los lastres de Claudia Sheinbaum

La Ciudad de México no merece sufrir las consecuencias de evidente incapacidad de su Procuraduría y Policía

Compartir:

Sólo Claudia Sheinbaum sabe por qué mantiene en su puesto a la procuradora y al jefe de la policía capitalina, pero si no toma medidas drásticas, una le podrá parecer inhumana porque doña Ernestina Godoy tiene problemas serios de salud y la otra contravendría una recomendación irresistible, la Ciudad de México no merece sufrir las consecuencias.
El último de los casos dolorosos que ha conmovido a los capitalinos es el secuestro y asesinato del joven estudiante, de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo.
Lo único que sabemos de la autoridad capitalina es la consternación de la jefa de Gobierno y la evidente incapacidad de la Procuraduría y de la Policía, carentes de protocolos y de personal con experiencia para enfrentar este tipo de episodios, a los que el Presidente López Obrador prometió combatir como su máxima prioridad.
No sólo el padre Alejandro Solalinde la ve como la probable continuadora o quien podría llevar a su consolidación la Cuarta Transformación, o quizás la iniciadora de la propia, la Quinta, pero los lastres que carga en la Procuraduría y la policía preventiva no la dejarán llegar a la competencia en la que ya están inscritos Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, por lo menos.
A la jefa de Gobierno debe preocuparle que la Fiscalía General de la República solicitara, con carácter de “Extra urgente y confidencial”, a la Procuraduría de la Ciudad de México, como lo dice un oficio publicado en exclusiva por IMPACTO El Diario, acceso a esas instalaciones para realizar “una inspección de las cámaras de seguridad instaladas en las salidas vehiculares de su institución …”, lo que significa, imagino, que la Agencia de Investigación Criminal investiga a la policía ministerial capitalina.
En otras palabras, como lo reconoció la procuradora Godoy, existe la sospecha de que policías ministeriales se dediquen a delinquir en áreas de la Ciudad de México que no cuentan con cámaras de vigilancia.
Si esta sospecha resultara cierta, el caso dará un vuelco sensacional que dañará, necesariamente, a Claudia Sheinbaum, que ya sufre, porque quiere, la incapacidad de algunos de sus colaboradores.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...