Lorenzo Córdova y el futbol, entre la banda derecha y la izquierda

Al consejero presidente del INE le preocupa que la Final del campeonato mexicano, programada para el 20 de mayo, se empalme con el segundo debate entre candidatos presidenciales. Mientras no haga sombra a la otra Final, la del 1 de julio, todo está bien…

Compartir:

En alguna ocasión escribí que si Carlos Marx llegó a considerar a la religión como el opio de los pueblos, alguien más diría que la política es la amapola y el futbol la mota. “O algo parecido”.

El futbol, cierto, es como una droga, y más en un país pambolero como México.

Para ello, la anécdota todavía fresca de aquel 10 de octubre de 2009 cuando, embebidos en el partido entre México y El Salvador por el boleto para el Mundial de Sudáfrica 2010, el líder nacional del Sindicato Mexicano de Electricistas, Martín Esparza, y sus principales colaboradores ni chistaron cuando varias decenas de policías federales tomaban las instalaciones del gremio, principalmente la ubicada en Circuito Interior y Marina Nacional, en la Ciudad de México, para, horas después, decretar la extinción de la compañía Luz y Fuerza del Centro.

Los cuatro goles de México a El Salvador provocaron dolor estomacal a los dirigentes del sindicato porque el gobierno del entonces Presidente de la República Felipe Calderón los agarró como al Tigre de Santa Julia. O, quizá, sólo distraídos.

Es día que la cruda no se les quita.

Y eso, precisamente, desea evitar Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, el 20 de mayo, cuando podrían coincidir la Final del torneo de futbol mexicano y el segundo debate entre los candidatos presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Margarita Zavala.

No vaya a ser que la fiesta pambolera “embriague” de felicidad a los mexicanos y se olviden de que tienen cuatro competidores por la Presidencia de la República listos para revelar la segunda parte de “su verdad”.

En realidad, el “rating” del segundo debate dependerá de lo atractivo del primero, pero a como van las cosas es posible que muchos en edad de votar prefieran un partido de futbol que escuchar las repetidas, agotadas, frágiles e improbables de cumplir propuestas de los “cuatro fantásticos”.

Ayer, el INE reveló que está en pláticas con la Federación Mexicana de Futbol para que la Final de la liga mexicana no se empalme con el segundo debate.

El encuentro entre quienes buscan sustituir a Enrique Peña Nieto está programado, a las 20:00 horas, en Tijuana, Baja California.

Y eso no es nada; imagine usted que uno de los finalistas sean los Xolos de esa ciudad. ¡Hasta los miembros de la Guardia Nacional que vigilan el cruce para San Diego, Baja California, “se volarían la barda!”.

En realidad, el apuro no debe ser tanto. Lo sería si una Final de futbol se atravesara en la otra Final, la del 1 de julio.

Córdova jura y perjura que el INE definió la fecha y hora del segundo debate antes de que se supieran las condiciones de la Final de futbol. Es decir, que los despolitizados y en fuera de lugar son los directivos de la FMF.

Y sí, el futbol es, para algunos, como una droga, pero para otros como un simple refrigerio o argucia para los secretos, como lo hicieron, en septiembre de 2011, Manlio Fabio Beltrones y Ernesto Cordero tras reunirse, para que el pueblo los viera, en un restaurante de Polanco. “Sólo platicamos de futbol”, admitieron el priísta y el panista.

Otros consideran que el futbol no es como una droga ni como un refrigerio, sino como una inspiración.

Albert Camus, por ejemplo, dijo: “Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres se lo debo al futbol”.

O Eduardo Galeano: “El futbol se parece a Dios en la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales”.

Entonces, que Lorenzo se tranquilice y mejor que cuide a los árbitros de su propia liga porque pienso que ambos, balompié y política, en este último caso los debates presidenciales, bien merecen un alipús. Claro, siempre cuidando que no se nos cuelen por la banda derecha… o por la izquierda…

 

[email protected]

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...