López Obrador aísla a México junto a Bolivia y Cuba; ¿qué le debe a Maduro..?

Las potencias de América reconocen a Juan Guaidó como presidente encargado; el gobierno de AMLO se refugia en el anacronismo de la Doctrina Estrada para negar democracia y derechos humanos al pueblo venezolano. Nada más falta que lo refugien

Compartir:

Los ríos se desbordaron en Caracas y más de 60 ciudades en toda Venezuela. Después de demasiados intentos, de frustraciones, asesinatos y la usual violencia con la que los autócratas mantienen el poder, la oposición venezolana logró una histórica victoria… hasta hoy.

La gran mayoría de los países de América está en la firme convicción de la ilegitimidad de Nicolás Maduro; el gobierno de Andrés Manuel López Obrador NO, ni su canciller, Marcelo Ebrard Casaubón; optaron por tomar distancia de los derechos humanos con el guión de una cínica y ridícula dialéctica.


Indudablemente, la inmensa mayoría del pueblo de México está con el venezolano; los vemos azotados y fastidiados por el Apocalipsis del régimen chavista.

Pero la noche del martes y la mañana del miércoles fueron milagrosos a la luz de la Luna a tres cuartos, y un día radiante en Caracas, que invistió al parlamentario Juan Guaidó como presidente encargado (interino) y llenó de escenas alentadoras donde la Guardia Nacional, solidaria, aludía enfrentar a la población, donde las policías se pasaban al otro bando en total desacato a Maduro, que desde el Palacio Miraflores daba su versión “victoriosa” de los hechos.

El 23 de enero estará marcado como el inicio del derrumbamiento de su autoimpuesto mandato.

De inmediato, las potencias de América, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Chile, Colombia y Argentina, además de Costa Rica, Ecuador, Paraguay y más, reconocieron a Guaidó, menos el gobierno mexicano, el boliviano y el cubano.

Prefieren mantenerse junto al ente que increíblemente invitó a la población a saquear tiendas de autoservicio en cadena nacional televisiva, que dice viajar al futuro para comprobar que “les va a ir bien”, que reza el “Chávez Nuestro que Estás en los Cielos” y ve al comandante transformado en un pajarito que le da consejos.

No es locura; es la perversidad de los autócratas populistas; los que se quedan junto a él tienen mucho de eso.

La anacrónica Doctrina Estrada es un simple pretexto para reafirmar complicidades con Nicolás Maduro, la continuidad del chavismo que fue un soporte al movimiento de López Obrador, al menos durante 14 años.

Maduro trató de ser la figura en el Congreso de la Unión, en la toma de posesión del Presidente mexicano el 1 de diciembre, pero lo hicieron entender que un conveniente retraso en su llegada evitaría incomodidades y protestas, preparadas, principalmente, por los grupos parlamentarios del PAN de Juan Carlos Romero Hicks y el entonces líder de la bancada en el Senado, Rafael Moreno Valle (+).

Los países del Grupo de Lima reaccionaron ante el escandaloso atraco electoral de Maduro para lograr un segundo mandato. México NO firmó la carta de protesta, y, en consecuencia se aisló junto a Bolivia y Cuba. Nicaragua navega en la indecisión, totalmente deprimida por sus grandes problemas internos, provocados también por la autocracia de Daniel Ortega y su vicepresidenta y esposa, Rosa Murillo, el poder tras el trono.

El 14 de noviembre escribí en este espacio: “López Obrador no puede sacudirse a Nicolás Maduro; las causas”; el presidente de Venezuela mantiene una relación construida por Hugo Chávez desde el 2006, en precampaña de AMLO. Proselitismo del embajador Roy Chaderton en la UNAM. En el 2017, la maniobra conjunta de Morena y la canciller Delcy Rodríguez en la Cumbre de la OEA, y mucho más…

Aquí está el relato, revíselo, pero probablemente el destino le haga un favor a López Obrador y mande a Maduro al basurero de la historia.

 

¡Fuera el dictador..! gritan cientos de miles en Caracas contra Maduro, Guardia Nacional reprime

 

SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7

portal http://hugopaez.com/  

twitter: @HugoPaezOficial 

facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...