Let´s talk about Six

Compartir:

Finalmente damos por concluida la temporada 2018/19 con la coronación de Chelsea en la Europa League y con nuevo rey de Europa, el Liverpool al levantar la orejona en una final grisácea.

Europa League

En una final que terminó por abrirse hasta el segundo tiempo entre Arsenal y Chelsea en una sede que lució por demás desmejorada y por lo que ha sido sumamente criticada la UEFA, el Chelsea terminó abriendo la llave para terminar goleando por un contundente 4-1 gracias a las grandes actuaciones de Eden Hazard y Olivier Giroud que, entre asistencias y anotaciones, le dieron un nuevo título al equipo londinense, dejando así con las ganas a Unai Emery por levantar su 4ta Copa de Europa.

De tal forma, no hubo una mejor despedida para un jugador que ha dejado su huella durante su estancia con los Blues, Eden Hazard, pues gracias a su inteligencia y su forma de ejecutar las ideas, lo convierte en uno de los mejores jugadores en el continente europeo y de quien se presume, es nuevo refuerzo del Real Madrid que, de concretarse, sin lugar a dudas se lleva un jugador con las ideas muy claras al momento de estar en la cancha y que muy seguramente será un gran refuerzo para la renovación que se está haciendo desde Chamartín.

Por su parte el Arsenal, se ha quedado en la orilla nuevamente de levantar un trofeo para su palmarés y que en los últimos años ha sido bastante escaso, para un equipo de tal envergadura, pero no solo eso, sino que, al verse derrotado en esta final, dicho resultado le impedirá tener acceso a la Champions League 2019/20.

Champions League, Liverpool, You´ll never walk alone!

En un sábado 1° de junio de contrastes, de sentimientos encontrados, se ha jugado en el Wanda Metropolitano en la capital española la gran final de Champions League, entre Liverpool y Tottenham Hotspur, en donde días previos era ambiente de fiesta con todo el colorido que traen las aficiones inglesas cada que sus equipos se hacen presentes, sea en torneos de clubes o bien, con su selección nacional.

Pero ese sábado, en gran parte del país ibérico se amaneció con una bruma, una densa niebla que enfrió por momentos el clima festivo, a unos más a otros menos, debido al prematuro e inesperado fallecimiento de José Antonio “La Perla” Reyes, jugador nacido futbolísticamente en el Sevilla y que en su carrera vistiera playeras como las del Arsenal, Real Madrid, Atlético de Madrid, Espanyol, Benfica, Córdoba, Extremadura y hasta China con el Xinjiang.

En lo personal lo recuerdo, pues en la última jornada de la temporada 2006/07 entró de cambio por David Beckham, último partido del inglés con la casaca blanca, anotándole 2 goles al Mallorca, goles que dieron a la postre la 30ma copa de liga al club merengue en detrimento de los blaugranas que, a pesar de quedar con la misma cantidad de puntos y mejor diferencia de goles, les perjudicaron los resultados de los partidos entre estos dos colosos del futbol español.

Así pues, iniciaba el espectáculo de esta gran final, siendo uno de los momentos cúspides la entonación del himno del cuadro de Liverpool, You´ll never walk alone, al unísono y a capela por toda la legión Red y que, por mucho, hacía sentir que había un grande sobre la cancha enfrentando a un novel equipo en estas circunstancias, como lo era el equipo liderado por Mauricio Pochettino.

No les puedo mentir, todos vimos ese partido, el cual estuvo lleno de imprecisiones tanto de uno como de otro bando, errores no permisibles para los supuestos mejores equipos de Europa en el cual erraban pases de manera increíble. Tristemente así se desarrolló el partido, partido en el cual Liverpool sólo tiró en 3 ocasiones dentro del marco de Lloris, concretando 2 de ellas, siendo ésta, la gran diferencia.

Tottenham pudo reaccionar y terminar jugadas hasta los pasados 70 minutos del encuentro, aunque de manera estéril, Harry Kane desgraciadamente para su equipo y los amantes del futbol, nunca pudo recuperarse de tantas semanas de baja por lesión, Son, era un guerrero que trataba de hacerlo solo, igual de estéril.

Pero honor, a quien honor merece, Liverpool hizo una gran temporada tanto en la Liga Premier como en la UCL y llegaron a esta final con la firme intención de no perder por segunda ocasión consecutiva, jugase como jugase, este equipo estaba determinado a levantar su 6ta Champions League, que los pone en el tercer lugar como equipos más ganadores por detrás del Real Madrid con 13, AC Milan con 7, Liverpool con 6 y dejando atrás al FC Barcelona y Bayern München con 5.

Fue una final gris en fútbol, en contenido y hasta por momentos aburrida, como si la bruma que dejó La Perla Reyes inundara al Wanda Metropolitano, exclusivamente en lo futbolístico, porque en las gradas, vaya que la afición hizo su partido dando color y cánticos a un partido que necesitaba alegría, de donde viniera.

Así estimado lector, damos por finalizada una gran temporada de fútbol de clubes europeo y no nos quedará más que esperar largas semanas de sequía para que inicie la temporada 2019/20.

Gracias por acompañarme y esperemos leernos pronto.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...